23 oct 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY... EN CASA

La Torre Bellesguard ofrece conciertos de música clásica, moderna y electrónica

Todos han sido grabados con tecnología punta en distintos rincones del espacio diseñado por Antoni Gaudí

Cada miércoles estrenan un nuevo recital que podemos comprar ahora y visionar hasta finales de año

Eduardo de Vicente

Grabación del concierto de Cosmos Quartet que se estrena hoy.

Grabación del concierto de Cosmos Quartet que se estrena hoy. / BELLESGUARD

Uno de los edificios menos populares de Antoni Gaudí, y no por ello de los menos importantes, es la Torre Bellesguard, situada en el barrio de Sarrià-Sant Gervasi. El caso es que se trata de un lugar que reúne las características habituales de la obra del genial arquitecto, pero es de los menos conocidos ya que era una propiedad privada y hasta hace unos pocos años no fue abierto al público y vale la pena descubrirlo. Para darlo a conocer y, de paso, apoyar a los músicos han organizado un ciclo de conciertos Estrenes Bellesguard, que se estrenan cada miércoles hasta septiembre aunque pueden recuperarse previo pago de una entrada (de 5 a 10 euros, e incluso los hay gratuitos) y visionarlos hasta el 31 de diciembre en el apartado específico de su página web. Pertenecen a tres tipos de estilos (clásica, moderna y electrónica) y han sido rodados previamente en algún rincón de este espacio utilizando la nueva tecnología biaural.


   

Cuatro conciertos de música clásica

La actuación de hoy está incluida en la programación de clásica y presentará al Cosmos Quartet formado por dos violines, una viola y un violonchelo. Su objetivo común consiste en profundizar en las partituras para cuartetos de cuerda y darlas a conocer. Su repertorio está compuesto por el Cuarteto núm. 10 en mi bemol mayor de Schubert, una pieza monotonal creada por el compositor con tan solo 16 años y el cuarteto Metamorfosis nocturnas, de Ligeti, inspirado en los cuartetos de Bartók. El último concierto de este apartado verá la luz el 9 de septiembre y estará protagonizado por el guitarrista Bernat Padrosa, que presentará su primer disco, Impressions íntimes, dedicado íntegramente a la obra del compositor Frederic Mompou. En el mismo reivindica el universo musical de la guitarra catalana explotando al máximo la estética y la sonoridad de este instrumento, más próximo a la intimidad que a la exhibición de virtuosismo.


   

También pueden recuperarse los dos primeros recitales de esta categoría. El primero fue el de Quinta Esencia, un cuarteto vocal especializado en la polifonía del Renacimiento. Abordan todo tipo de estilos desde la música española de esta época hasta los grandes madrigalistas italianos o Bach. Su último trabajo es Marenzio, Madrigals, a partir de la obra de Luca Marenzio, uno de los polifonistas italianos más importantes del siglo VXI, en los que la música y la poesía se combinan en perfecta armonía. La última propuesta es el dúo formado por Olga Kobékina, al clavicordio, y Sergi Vicente con su guitarra, quienes llevan más de dos décadas interpretando juntos música de cámara. Esta combinación de timbres es poco habitual y resulta muy original en el actual panorama de la música. Su nuevo trabajo, del que mostrarán algunas obras, se titula A l’estil antic  y está formado por temas de Soler, Bach, Vivaldi, Beethoven, Giuliani o Schnittke, entre otros.


   

Rock catalán, jazz, flamenco y un compositor diferente

La oferta de música moderna llega el miércoles próximo a uno de sus momentos culminantes con Glaucsel grupo liderado por Jofre Bardagí que, tras varios altibajos, ha vuelto a la carga con Tot és possible. Es un EP que llega después de cinco años de silencio y que recupera la mejor esencia del grupo de Begur. Para esta ocasión han compuesto cuatro canciones nuevas que siguen su estilo de siempre y han versionado el clásico I’m still standing, de Elton John pero, como de costumbre, a su manera. El 2 de septiembre toca jazz con el Biel Ballester Trío que tiene una forma muy particular de interpretar este estilo, ya que combina muchos géneros como el gypsy jazz, la tradicional mediterránea, la clásica europea, gotas de rockabilly, pop y música oriental. Mayor mestizaje, imposible. Presentarán su álbum Merci subconscious, compuesto por los estándares favoritos del grupo pero transformados por ellos en unas piezas prácticamente nuevas con grandes diferencias respecto a su sonido original.    


   

Los dos primeros conciertos, que aún puede revisarse, exploran otros géneros. El guitarrista Pedro Javier González presenta Trío, lógicamente con una formación junto a otros dos músicos: Guillem Aguilar al bajo y David Dominguez en la percusión. Este disco consiste en sus nuevas composiciones para guitarra flamenca, así como las revisiones de obras de otros autores. En su repertorio destacan una bella melodía popular árabe andalusí y una versión de un tema de Xavi Lozano. Eduard Iniesta es un compositor ecléctico al que cuesta ponerle una etiqueta aunque podemos avanzar que su música es singular, potente y emotiva. La mejor demostración es su nuevo álbum, White Hole / Forat blanc, integrado por diez composiciones propias y una versión, pero unidas por varios elementos en común: la libertad estilística, el virtuosismo controlado y el homenaje a sus antecesores. Electrónica, bases rítmicas flamencas, detalles étnicos y pinceladas de jazz y pop en una fusión muy personal.


   

La electrónica y un final con muchas sorpresas

Los conciertos de electrónica son casi todos gratuitos y el próximo 26 de agosto es el turno de Spacer, una artista influenciada por la música de los 60 a los 80 que, con su set, intenta conectar con la gente. Velín (16 de septiembre) es una recién llegada que se especializa en electrónica y techno-house, mientras que Sergi Shine (23 de septiembre, 5 euros) presenta Maambo DJ con la percusión de Julio Paredes, una sesión tropical y afrolatina muy animada con reggae, salsa, cumbia, o samba. En este apartado también se pueden visionar gratuitamente las actuaciones ya emitidas de Clase Sencilla, que mezcla ambient, funk, house, electro o cualquier otro estilo que se le antoje, y de Qantic, nombre artístico del DJ mexicano Bruno Gallardo que experimenta con el trip-hop, el downtempo y unos toques de house. Pero aún nos reservan una gran sorpresa, ya que el colofón a estos conciertos será una clausura (30 de septiembre) cuyo contenido guardan en secreto, pero nos avanzan que contará con la actuación de varios artistas catalanes de diferentes disciplinas, más y menos conocidos, en una improvisación que nos dejará boquiabiertos… Una iniciativa musical para Gaudi(r).