05 ago 2020

Ir a contenido

CONEXIÓN ENTRE PÚBLICO Y ARTISTAS

Bises de Cesc Gelabert, Eduard Màrquez o Albert Serra en el Romea 'on line'

El coreógrafo, el escritor y el cineasta completan el diálogo iniciado en el teatro a través de la web de la Fundació

Marta Cervera

El escritor Eduard Márquez en un momento del bis.

El escritor Eduard Márquez en un momento del bis.

El público es cada vez más curioso. La posibilidad que ofrece la Fundació Romea de descubrir otras facetas de las artes y de las ciencias ha dejado patente no solo el interés de los espectadores en conectar de forma directa con los creadores sino las ganas de los artistas de explayarse acerca de su trabajo de una manera muy directa y honesta. Con la llegada de la pandemia, a falta de ese contacto directo desde el escenario, la fundación del histórico teatro barcelonés ha abierto desde mediados de junio un nuevo espacio 'on line' en su página web: la sala Bis.

Allí propone una ampliación de diversas conferencias realizadas hasta la fecha, disponibles 'on line'. Es como si el artista volviera a salir a escena -en una grabación desde su casa- para completar o ampliar el tema que abordó en el Romea. Cada bis parte de la experiencia acumulada en aquel encuentro. Algunos amplían el foco de lo expuesto, otros concretan y sintetizan ideas. Por ejemplo, el pensamiento del bailarín y coreógrafo Cesc Gelabert, sobre el paso del tiempo y la necesaria adaptación del cuerpo al movimiento, se concreta y acaba en un baile donde pone en práctica su teoría.

Cine de terror

el cineasta Albert Serra reflexiona sobre las películas de terror incidiendo en su visión de un género que para él es "un síntoma revelador y liberador”, pues representan "una fantasía de ruptura ante la opresión patriarcal capitalista".

Cesc Gelabert saluda al público al empezar su bis.

El objetivo del bis, comenta Fèlix Riera, responsable de la Fundació Romea, es "seguir  acumulando significados, crear un espacio para el diálogo y los estímulos artísticos superando los límites del escenario y de las artes escénicas". A partir de septiembre, cuando empiece la nueva temporada teatral, espera poder recuperar los encuentros en vivo y en directo con personas de diferentres disciplinas. "El Romea, más allá del escenario, ha de ser un espacio que estimule la imaginación y conecte con otros lenguajes". Y recuerda el interés que generó la propuesta del escritor Eduard Márquez (Barcelona,1960), que expuso las dificultades que tenía para avanzar en un libro. El éxito de convocatoria en esa conferencia titulada 'Eduard Márquez Potser (o sobre el bloqueig d'una novel·la)' dejó patente "las ganas del público de asistir a cosas nuevas e inesperadas", asegura Riera.

Eduard Màrquez, bloqueo creativo superado

Márquez, que el 20 de enero explicó en el Romea su problemática, reconoce cinco meses después en su bis, cómo aquel estriptís creativo le ayudó a aclarar las ideas. Cuenta cómo agradeció algunas sugerencias de las personas que le vieron en el teatro. "La novela ya es otra cosa porque he hecho el ejercicio de sacarme de encima todo aquello que me sentía obligado a cargar en forma de rigor, de estructuras establecidas, de planteamientos estilísticos y formales unívocos… Rompí con todos mis parámetros creativos para trabajar con una libertad creativa mucho mayor", confiesa en el vídeo donde aparece con la misma camiseta negra con Olivia -la novia de Popeye- a la carrera, estampada en blanco.  

También muestra una serie de libros que le ayudaron a la hora de hallar nuevos caminos, como la biografía novelada de Mussolini de Antonio Scurati, 'M. El hijo del siglo' (Alfaguara); la novela de voces de Svetlana Alexiévich 'Últimos testigos' (Debolsillo / Rayo Verde), basada en los recuerdos de infancia de quienes vivieron la segunda guerra mundial en territorios soviéticos, así como un libro sobre el origen del conflicto hecho a partir de testimonios de diferentes protagonistas recogidos por Nicholson Baker en 'Humo humano' (Debate). 

Veremos qué explican los próximos protagonistas cuando reabra el teatro en septiembre: el artista plástico Gino Rubert es uno de los invitados de la próxima temporada.

Temas Teatro