11 ago 2020

Ir a contenido

"POR RESPONSABILIDAD"

Vilafranca del Penedès suspende el Vijazz 2020 por el repunte de casos de covid

Los organizadores ven inviable mantener el evento si se tenía que hacer "bajo mínimos"

El Periódico / ACN

El Festival Vijazz en una anterior edición.

El Festival Vijazz en una anterior edición.

Otro festival que se anula por el covid. Los organizadores del Vijazz Vilafranca 2020 han suspendido el festival debido al repunte de casos que se están detectando en diferentes puntos de Catalunya. La cita ya se tuvo que posponer tres semanas respecto al calendario habitual para ganar tiempo en el desconfinamiento y entrar así en un escenario más favorable para la celebración de eventos multitudinarios, pero este martes los responsables del Vijazz han anunciado la suspensión del festival "por responsabilidad". El Ayuntamiento de Vilafranca y la Acadèmia Tastavins han asegurado que, ante las circunstancias actuales, solo se podía plantear un Vijazz "bajo mínimos", lo que ven inviable. La intención es mantener los artistas de este año para las próximas ediciones más inminentes.

Tanto el alcalde de Vilafranca, Pere Regull, como el presidente de la Acadèmia Tastavins, Max Margalef, han destacado que el motivo principal de suspender el Vijazz 2020 es "no poder conseguir el objetivo fundamental: atraer al máximo número de personas por difundir el mundo vinícola del Penedès".

El festival estaba previsto del 24 al 26 de julio. Este martes han anuciado en las redes que volverán el año que viene:

"Las indicaciones básicas para evitar la pandemia son evitar las aglomeraciones", han remarcado. Por ejemplo, el año pasado, el Vijazz reunió  amás de 50.000 personas, sirvió más de 75.000 degustaciones y registró un 90% de ocupación en los maridajes guiados. Las cifras consolidaron la tendencia de los últimos años, con una gran afluencia de visitantes de Barcelona y el área metropolitana, así como también una tendencia creciente de turistas extranjeros.

Una reducción de aforo insostenible

Para este 2020, Regull cree que era un "contrasentido" plantear un Vijazz "donde no se hiciera difusión en Barcelona y su entorno", descartando así una opción que se había puesto sobre la mesa para evitar una gran concentración de gente. De hecho, los organizadores habían planteado varias opciones para sacar adelante el festival, pero el repunte de casos de en diferentes puntos de Catalunya los condicionaba a reducir el aforo hasta un punto insostenible económicamente.

Entre las opciones estudiadas estaba delimitar el recinto de la feria de vinos -donde ya había una veintena de bodegas confirmadas-, acotar la entrada a las plazas de los conciertos con controles en las calles adyacentes, o incluso suspender la feria y celebrar solo los conciertos y catas con aforo reducido. "Viendo la desproporción entre el coste y el objetivo al que queríamos llegar, hemos decidido cancelar el festival", ha sentenciado Regull con semblante serio.

Así, todas las opciones propuestas se descartaron ya el pasado viernes, en una decisión que se ha terminado de certificar "cuando se ha visto el brote del Segrià", según ha asegurado Max Margalef. "Si no hubiera habido el virus, habríamos hecho lo máximo posible dentro de la responsabilidad, siempre evitando las aglomeraciones", ha apuntado Regull, que lamenta que la ciudadanía se haya "relajado" a la hora de prevenir el contagio.

Ante esta nueva coyuntura sanitaria, el alcalde ha detallado que se celebró una reunión durante el fin de semana y se constató que "no se podía celebrar un acto como el Vijazz, que atrae a mucha gente y hubiera podido provocar que se esparciera el virus". Asimismo, Regull ha subrayado su temor a que un repunte local de covid pueda acabar en un nuevo confinamiento.

En cuanto a la propuesta musical, solo se había revelado que uno de los cabezas de cartel sería el trío liderado por Carles Benavent con el proyecto Flamenco Leaks, mientras se estaba a la espera de que se hicieran públicos el resto de artistas de la programación. La crisis sanitaria ya había hecho caer artistas internacionales, por lo que los organizadores apostaban este año por un cartel con nombres catalanes y del resto de Españaestado español. Ante la suspensión definitiva, sin embargo, Margalef ha asegurado que procurarán trasladar los conciertos al próximo año o en las próximas ediciones más inminentes. "Teníamos un cartel muy potente del que nos sentíamos muy orgullosos", ha asegurado.