09 ago 2020

Ir a contenido

LLAMADA A LA RESPONSABILIDAD

Vergés avisa de que el confinamiento de Lleida podría durar más de dos semanas

La 'consellera' de Salut no descarta medidas más duras cómo el confinamiento domiciliario

Buch anuncia que las multas por incumplir el cierre oscilarán entre los 100 y los 600 euros

El Periódico

La ’consellera’ de Salut de la Generalitat, Alba Vergés, en una rueda de prensa.

La ’consellera’ de Salut de la Generalitat, Alba Vergés, en una rueda de prensa. / MARC BATALLER

La 'consellera' de Salut, Alba Vergés, ha advertido este domingo que el confinamiento de la comarca del Segrià (Lleida) por el brote de coronavirus decretado el sábado podría durar más de dos semanas, y no descarta que haya que endurecer las medidas preventivas con un confinamiento domiciliario, si bien espera que no sea necesario.

En una entrevista en RAC-1, la titular de Salut ha considerado que "si la gente es muy consciente de lo que tenemos por delante, que no es ninguna broma, no debería hacer falta" extender las medidas de contención de la epidemia".

Ha reconocido, sin embargo, que endurecer las medidas de contención, y obligar a un confinamiento domiciliario, es algo que su departamento ahora mismo "no puede descartar".

Sobre el confinamiento perimetral, ha señalado que podría durar más de dos semanas, y que si no es tan restrictivo como el que tuvo lugar en la Conca d'Òdena, es porque la situación en el Segrià no es tan grave.

Durante la entrevista, la 'consellera' ha rechazado que se haya reaccionado tarde en el Segrià: "Todo tiene que madurar" antes de tomar decisiones, y cuando está todo cerrado, entonces es cuando tenemos que salir a explicarlo, no antes".

Medidas extraordinarias

"Analizamos la situación y vimos que en una semana se habían duplicado el número de casos, por lo que, llegados a esta situación, hay que aplicar medidas extraordinarias", ha explicado.

Sobre la problemática de los temporeros, ha puntualizado que el 90% de los que se encuentran alojados en pabellones no están trabajando actualmente, ya que la falta de "papeles" les impide hacerlo en muchos casos.

Ha culpado, en este sentido, al Estado de esta situación porque "no sirve de nada mirar hacia otro lado" ya que con ello "se les niega el derecho de ser reconocidos como personas y a tener papeles".

Según Vergés, la Generalitat está insistiendo en la necesidad de regularizar su situación, pero también ha advertido que en la campaña de recogida de fruta "se mezcla todo, no sólo hay temporeros, también hay mucha gente de los pueblos".

"Ha sido una decisión muy triste"

El alcalde de Lleida, el republicano Miquel Pueyo, ha deslizado una leve crítica al Govern por no haber decidido hacer efectivo el confinamiento el viernes. "No creo que haya faltado coordinación, pero creo que nos habría ido bien tener más tiempo", ha declarado en Catalunya Ràdio. En otra entrevista en RAC-1, Pueyo ha revelado que se enteró de la decisión de confinar la comarca media hora antes de la rueda de prensa del sábado.

Pueyo ha destacado que la situación en la ciudad es de tranquilidad y que los establecimientos comerciales abrirán, pero que anímicamente "ha sido una decisión muy triste". Y ha considerado que si el cierre es superior a 15 días se planteará pedir "compensaciones".

Multas de entre 100 y 600 euros

Por su parte, el 'conseller' de Interior, Miquel Buch, ha informado de que los ciudadanos que no respeten el confinamiento de la comarca del Segrià se exponen a multas de entre "100 y 600 euros".

El Govern ha dispuesto 25 controles de los Mossos d'Esquadra para controla las entradas y salidas. Asimismo, la policía catalana será la encargada de controlar a los usuarios de los trenes.