24 oct 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Las películas de temática femenina copan los estrenos de cine

Dos filmes recientes españoles han llegado a las pantallas: 'La cinta de Álex' y 'La lista de los deseos'

También hay títulos internacionales como 'Personal assistant', 'Oro blanco' o 'Corre como una chica'

Eduardo de Vicente

Tracee Ellis Ross (izquierda) y Dakota Johnson, en ’Personal assistant’.

Tracee Ellis Ross (izquierda) y Dakota Johnson, en ’Personal assistant’. / FOCUS FEATURE

Hace pocos días que los cines han empezado tímidamente a reabrir sus puertas (algunas de las grandes cadenas no están todavía a pleno rendimiento) pero ya se puede constatar un dato, cuanto menos, curioso. Muchas de las películas que se han estrenado estas dos semanas abordan temáticas femeninas e incluso, algunas de ellas, están dirigidas por mujeres. Este es un fenómeno poco habitual en la cartelera que solo suele producirse cuando, por ejemplo, está a punto de celebrarse un campeonato importante de fútbol como el Mundial o la Eurocopa. ¿Será casualidad o ya estaba previsto así antes de que se aplazase este último torneo que iba a iniciarse, justamente, la próxima semana?


  

Dos estrenos españoles

Los dos primeros estrenos españoles de la rentrée son eminentemente femeninos. La cinta de Álex, dirigida por la realizadora madrileña afincada en EEUU Irene Zoe Alameda, llegó a las pantallas el día 26 y cuenta, desde la perspectiva de una adolescente, su relación con su padre al que no conoce durante un viaje de negocios a la India que cambiará su vida. Este pasado viernes llegó el turno de La lista de los deseos, de Álvaro Díaz Lorenzo, comedia dramática sobre tres mujeres que pretenden cumplir sus sueños antes que dos de ellas, enfermas de cáncer, sepan si el tratamiento ha funcionado. Ambas han sido ya reseñadas ampliamente en la sección Lo que no sabías de…


  

Los secretos de la industria musical

El cine norteamericano también se apunta a esta tendencia y ya está en los cines Personal assistant, una comedia sobre el mundo de la música dirigida por la canadiense Nisha Ganatra (curtida en series como Transparent o Yo, tú y ella) y protagonizada por Dakota Johnson (50 sombras de Grey), Tracee Ellis Ross (Girlfriends, Black-ish), Kelvin Harrison Jr. (Waves) y el veterano Bill Pullman. La protagonista es una joven que trabaja como asistente personal de una gran diva de la canción a la que admira y que lleva 10 años sin grabar nuevas canciones. La chica sueña convertirse en productora musical pero le falta experiencia. Descubre a un cantante afroamericano muy prometedor y decide fingir que es una experta productora para ayudarle en su carrera.


  

Es un filme que se adentra en la industria musical para mostrar algunos de sus resortes e interioridades y las trampas que les tiene reservadas a unos y a otros. Por ejemplo, muestra cómo el representante y su discográfica dudan de la capacidad de la artista para crear nuevos temas, por lo que le ofrecen un retiro de lujo en Las Vegas, a lo que ella se resiste. El empoderamiento femenino es uno de sus temas principales. La protagonista quiere hacerse un hueco en el mundo de la producción, habitualmente masculino, mientras que la cantante se enfrenta a las dificultades de ser afroamericana y haber pasado ya los 40 años.

Dakota Johnson produce el disco de un prometedor cantante. / FOCUS FEATURE

Se da la circunstancia de que las dos protagonistas son hijas de artistas famosos. Dakota Johnson es hija de Don Johnson y Melanie Griffith mientras que Tracee Ellis Ross debe su segundo apellido a una estrella muy parecida a la que interpreta, Diana Ross. Curiosamente, la ayudante es blanca y la rica y famosa, afroamericana. También figuran en el reparto los cantantes Ice Cube (que es el agente de la artista) y Eddie Izard, en un breve papel. Para reforzar esta apuesta femenina, el equipo de la película está formado en su mayor parte por mujeres, en el apartado de dirección pero también en los de guion, música, montaje, dirección artística o vestuario.

La protagonista de 'Oro blanco' regenta una granja de vacas. / KARMA FILMS

Un drama social rural islandés

Desde Islandia ha llegado Oro blanco firmada por el cineasta Grimur Hakonarson (Rams, el valle de los carneros). Su título original es The county (El condado), el castellano es más poético, el oro blanco es una referencia a la leche. Es un drama social protagonizado por una mujer de mediana edad que regenta una granja de vacas y queda en una difícil situación al borde la bancarrota tras enviudar. La mujer descubre el comportamiento mafioso de la cooperativa que controla el pueblo obligándoles a vender sus productos al precio que les marcan y a comprarles lo que necesitan, por lo que decide rebelarse.


  

Es la típica historia del individuo humilde que se enfrenta al poder, muy habitual en el cine norteamericano y que aquí tiene un aroma diferente y muy exótico. Como si fuera un wéstern, debe luchar en solitario contra el gran monopolio, ya que nadie se atreve a contrariarles. Habla de las presiones que ejercen sobre los más indefensos: amenazas veladas, agresiones, sucias maniobras y chantajeándolos para que se conviertan en delatores. Frente a esta injusticia destaca la rebelión y la fuerza de la unidad como principales armas para defenderse y contraatacar.

La granjera se enfrenta a los manejos de una cooperativa mafiosa. / KARMA FILMS

La joven que quería ser jinete

Otro ejemplo de esta moda es el drama deportivo australiano Corre como una chica, con el que la actriz australiana Rachel Griffiths (coprotagonista de La boda de Muriel y Hilary y Jackiedebuta como directora teniendo como actores principales a Teresa Palmer (Soy el número cuatro, Hasta el último hombre) y Sam Neill (Jurassic Park). La joven interpreta a la hija pequeña de una familia de 10 hermanos que, en su mayoría, se han dedicado a ser jinetes de carreras de caballos. Ella pretende dedicarse a lo mismo que ellos y sueña con vencer en la prestigiosa Copa Melbourne, pero deberá enfrentarse a la discriminación por ser mujer. El filme está basado en un caso real ocurrido a principios del siglo XXI. Las imágenes de la auténtica protagonista son mostradas en el prólogo y en los créditos finales.


  

Su trayectoria está marcada por su relación con su padre viudo, que la prepara para poder ganar carreras pero que luego no la apoya por miedo a que resulte dañada. Igualmente explica su complicidad con uno de sus hermanos, que tiene síndrome de down y que está a su lado incondicionalmente. El filme denuncia el machismo en este deporte en el que las mujeres ni siquiera tienen vestuario propio ni son valoradas.

Teresa Palmer y Sam Neill interpretan a la jinete y su padre. / FLINS Y PINÍCULAS

Cuenta hasta el último detalle de los elementos que influyen en el desarrollo de una competición como el estado de la hierba, el momento de atacar, etcétera y los esfuerzos que debe hacer diariamente hasta el punto de casi carecer de vida personal. Los paisajes, bellamente fotografiados, contribuyen a la plasticidad. Es una tópica historia de superación personal muy previsible, pero que se deja ver y entretiene lo justo.


  

Otros ejemplos en cartel

Y si rebuscamos en la cartelera aún encontraremos más ejemplos como La posesión de Mary, cinta de terror donde, pese a la presencia de Gary Oldman, el hilo conductor es Emily Mortimer, que es interrogada por sus decisiones en un barco maldito o Divino amor, sobre un futuro distópico muy apegado a la religión en el que una funcionaria intenta evitar que las parejas se separen mientras sueña convertirse en madre. Esta última semana han llegado una nueva versión rusa de Anna Karenina y el prescindible panfleto antiabortista Unplanned. Decididamente, estos días las pantallas no las ocupan los superhéroes sino las mujeres… y es una buena noticia.