QUÉ HACER HOY... EN CASA

Guía para ver las mejores actuaciones del macrofestival Together At Home

El festival, organizado por Global Citizen y Lady Gaga contó con dúos memorables y grandes artistas

Paul McCartney, Elton John y Stevie Wonder acudieron, pero la sorpresa fue la aparición de los Rolling Stones

Cartel anunciador de este evento musical.

Cartel anunciador de este evento musical. / GLOBAL CITIZEN

4
Se lee en minutos
Eduardo de Vicente
Eduardo de Vicente

Periodista

ver +

El mayor concierto global de la historia tuvo lugar, finalmente este sábado: One World: Together At Home. Respondiendo a la llamada de Lady Gaga y la organización Global Citizen, las grandes estrellas de la música se reunieron con el fin de homenajear a todas aquellas personas que nos están ayudando estos días. El personal sanitario, en primer lugar, la gente que ha vivido experiencias insólitas, que ha padecido la pandemia y sigue luchando o los que nos ayudan a alimentarnos (desde los supermercados a… un pizzero).

  

 

Tras la incertidumbre de cuál sería finalmente la duración, el macrorecital se alargó durante ocho horas, aunque solo fuera para que cupieran todos los artistas invitados en una noche memorable en la que desfilaron un sinfín de actores y presentadores estelares de la televisión norteamericana, las historias solidarias y la emotividad y el agradecimiento como constantes.

El programa fue seguido en todo el mundo. / CHRISTOPHER JUE / GETTY IMAGES

Para quienes se lo perdieron (era demasiado largo para permanecer todo el rato frente al televisor), aquí pueden repasar los momentos más memorables de la noche, las sorpresas, las canciones y asistir, aunque sea en diferido (al fin y al cabo, todas las actuaciones estaban pregrabadas), al mayor espectáculo del mundo… confinado. Todos actuando desde casa, mezclándose con otros músicos o cantantes y dando lo mejor de sí mismos en una velada que pasará a la historia de la música. Y empezamos por los mitos vivientes.

La gran sorpresa fue la aparición de los Rolling Stones. / MATT CAMPBELL / EFE

Las leyendas y una sorpresa

A la hora punta (en EEUU, aquí sobre las 2 de la madrugada) empezaron a aparecer las leyendas. Paul McCartney fue de los pocos que emitió en formato vertical (eso sí, con fotografías a los lados) y menos calidad visual que el resto. Su versión de Lady Madonna era un homenaje a la gente que trabaja en los hospitales.

  

 

Elton John, en un jardín con su piano recuperó su I’m still standing que sonaba un poco raro, más que nada porque parecía haberse olvidado de las “eses” y sonaba más bien como I’m till tanding.

  

 

Stevie Wonder homenajeó al recientemente fallecido Bill Whiters adaptando su Lean on me pero combinándolo con su tema propio Love’s in need on love today, de su inolvidable doble álbum Songs in the key of life.

  

 

Y la gran sorpresa, no habían sido anunciados, fueron ni más ni menos que los Rolling Stones, incorporándose paulatinamente desde sus casas para interpretar You can’t always get what you want, quizás los que hicieron el tema más largo de la noche, pero fue todo un regalazo.

  

 

Las grandes divas

Lady Gaga, organizadora del evento, fue una de las divas que aparecieron y se puso al piano para sacarnos una sonrisa con la deliciosa Smile que compuso Charles Chaplin para la película Tiempos modernos y consiguió emocionarnos.

  

 

Jennifer Lopez también recurrió a un tema antiguo e igualmente maravilloso, People, del musical Funny Girl, en el jardín de su casa para recordarnos la importancia de la gente en estos días.

  

 

La veterana Sheryl Crow no quiso perderse el evento y aportó, guitarra en mano, su Everyday is an winding road, con un alto significado actualmente. La dreamgirl Jennifer Hudson recurrió al Hallellujah que popularizó Leonard Cohen mientras un coro y un piano resalzaban su brillante e intensa interpretación.

Cantantes latinoamericanos

La cuota de música en español estuvo representada por el siempre polémico Maluma que se apuntó, acompañado por una guitarra, con un optimista Carnaval para dar ánimos y eludió controversias.

  

 

Luis Fonsi aportó con su grupo su superéxito mundial, no podía ser de otra manera, Despacito, en un estudio de grabación y junto a otros tres músicos como si estuviera ensayando el tema. Juanes, que fue de los primeros en aparecer, hizo Es por ti, también con un gran contenido solidario, e igualmente en pleno estudio tan solo con una guitarra como único instrumento.

Las más esperadas

El tramo final estuvo marcado por la espera. En el chat que aparecía a la derecha de la pantalla, los fans reclamaron durante horas la presencia de sus favoritas: Billie Eilish y Taylor Swift. La primera, con el piano de Phineas hizo suyo el viejo tema Sunny que popularizaron los Boney M en una versión que sonó mucho en las discotecas.

  

 

Taylor Swift se decantó por otro de esos temas esperanzadores cuyo simple título ya sirve para mostrar sus intenciones: Soon you’ll get better, mientras tocaba el piano.

  

 

Los dúos y el gran final

Los dúos también formaron parte de las sorpresas de la noche, como el de John Legend (voz y piano) y Sam Smith, cada uno desde su domicilio marcándose un clásico, Standy by me.

  

 

Camila Cabello y Shawn Mendes dejaron atrás la Señorita para recurrir a otra pieza memorable, el idílico What a wonderful world, el de Louis Armstrong, no el de Sam Cooke que salía en la película Único testigo.

  

 

Annie Lennox, al piano, nos presentó a su hija, Lola, que nos dejó con palmo de narices al comprobar que su voz es una delicia y contrasta a la perfección con la de su madre para recurrir a uno de sus grandes éxitos, There must be angel. Lo único que nos faltó fue el solo de armónica de Stevie Wonder.

Y el final fue apoteósico uniendo el piano clásico de Lang Lang con el tenor Andrea Bocelli, John Legend, Lady Gaga y la titánica Celine Dion rezando una oración (The prayer). Fue todo un "a ver quién puede más". Un colofón espléndido para un concierto casero, pero memorable.

  

Noticias relacionadas