TÓMATELO EN SERIE

Crítica de 'Mrs. America': la mujer que puso piedras al feminismo

Cate Blanchett encarna a la activista conservadora Phyllis Schlafly en el drama político que HBO estrena el miércoles

Cate Blanchett en ’Mrs. America’.

Cate Blanchett en ’Mrs. America’.

2
Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

ver +

Mrs. America ★★★

Dirección:  Anna Boden, Ryan Fleck y otros

Reparto:  Cate Blanchett, Rose Byrne, Uzo Aduba, Tracey Ullman

País:  Estados Unidos

Plataforma:  HBO

Duración:  9 episodios

Año:  2020

Género:  Drama político

Estreno:  15 de abril del 2020 (aplazado al día 18)

La miniserie 'Mrs. America' se llama así porque, de llamarse 'Schlafly', quizá menos gente se interesaría por ella. Aunque determinante en la historia del feminismo y la lucha por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, la activista ultraconservadora Phyllis Schlafly no es un personaje demasiado conocido, ni siquiera dentro de Estados Unidos. Eso a pesar de que su influencia todavía se deja sentir hoy en día, casi medio siglo después de su período de mayor y más perniciosa actividad.

Tras unirse durante los 50 y 60 a la cruzada anticomunista, Schlafly dedicó después su energía organizativa y perversa locuacidad a un nuevo enemigo: el movimiento de liberación de la mujer, que según ella minaba a las amas de casa e iba a acabar, entre otras cosas, con los baños separados para hombres y mujeres. Mientras las feministas luchaban por la ratificación de la Enmienda de Igualdad de Derechos, ella hizo lo imposible por detenerla. Y aunque la EID ya había sido aprobada en 1972, Schlafly consiguió que no fuera ratificada por suficientes estados como para entrar en vigor.

En su primer papel importante en una serie estadounidense, Cate Blanchett encarna a Schlafly con el carisma impositivo que se puede esperar. Es todo miradas que pueden matar y matan; sonrisas de amenazadora perfección; gestos de resistencia enviados en la dirección equivocada.

Sus enemigos debían ser los hombres que día a día ondeaban casi con orgullo su misoginia: el congresista republicano que le pide sonrisas en televisión, el marido que quiere sexo aunque ella no quiera. Pero prefirió cargar contra mujeres como la periodista Gloria Steinem (Rose Byrne con espléndida peluca), centro del segundo episodio, que aborda la fiesta de lanzamiento de la revista feminista y liberal que cofundó, 'Ms.', todavía hoy en pie (de guerra); la política Shirley Chisholm (Uzo Aduba), primera mujer afroamericana elegida para el Congreso, o la teórica Betty Friedan (Tracey Ullman), autora del famoso libro 'La mística de la feminidad'.

Creación de Dahvi Waller (antigua guionista de 'Mad men'), la serie muestra los caminos en paralelo de la revolución feminista y la resistencia liderada por Schlafly. Caminos paralelos, pero ¿iguales, dignos del mismo trato? En su intento de equilibrar puntos de vista y de comprender a su antiheroína, Waller acaba cayendo en ambivalencias algo discutibles.

Noticias relacionadas

En 'Mrs. America', la condena del autoritarismo moral llega a través de la forma. Los codirectores Anna Boden y Ryan Fleck (recién salidos de 'Capitana Marvel') ruedan las escenas de Phyllis de manera opresivamente cartesiana y académica, con ella casi siempre en el centro del plano. En cambio, las escenas del ámbito feminista se capturan con una cámara más volátil y libre; más rock'n'roll. Como en sus primeras películas ('Half Nelson', 'Sugar'), Boden y Fleck ruedan ficción con las herramientas de no ficción de los hermanos Maysles o D. A. Pennebaker.