07 jun 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY... EN CASA

El Festival Mecal online ofrece más de 250 cortos comprometidos y arriesgados

Hay para todos los gustos: dramas, comedias, de animación, infantiles, eróticos, de terror o ciencia ficción

Puede accederse a todo el certamen por tan solo 12 euros o una sesión concreta por 2,5

Eduardo de Vicente

Imagen del cartel de este año del Mecal.

Imagen del cartel de este año del Mecal. / ANNA WANDA GOGUSEY

Hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana algunas salas tenían la sana costumbre de completar sus sesiones cinematográficas con cortometrajes que acompañaban a las películas de estreno. Así se produjeron fenómenos muy curiosos como el de Potser no sigui massa tard, (1988), debut del redactor de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, Txerra Cirbián, que vio media Barcelona, ya que se tiró un año y medio en el Casablanca precediendo a la exitosa Bagdad Café. Desgraciadamente, el corto ha desaparecido comercialmente de los cines pero algunos festivales intentan remediar este olvido.

 

Uno de los más importantes es el Mecal que este año deberá celebrarse online debido a la excepcional situación que vivimos y estará disponible hasta el 26 de mayo en IndieHomeTV. Incluye nada más y nada menos que más de 250 películas distribuidas en 21 apartados. Puede verse todo el festival por tan solo 12 euros o una sesión concreta (de cuatro a nueve cortos en función de su duración) por 2.5 euros. Tenemos para rato porque incluye horas y horas de cine comprometido y, en algunos casos, arriesgado que nos sorprenderán. Dada la inmensa oferta, hemos intentado seleccionar unos cuantos trabajos para facilitar la elección.


   

Sección Internacional y varias de animación

Uno de los más extensos es el Internacional donde podemos visionar Xiao Xien, un corto español rodado en chino con estética a lo Wong Kar-wai sobre una joven costurera cuyos sentimientos salen a relucir cuando una amiga se prueba un vestido rojo. La finlandesa The stick tiene aire de comedia ya que un padre, ante la insistencia de su hija que quiere tener un perro, la reta a pasear un palo tres veces al día con consecuencias inesperadas. El humor negro preside la lituana Dummy, la estrambótica recreación de un crimen con la policía, el asesino y un muñeco sin rostro, mientras que la iraní Exam es un drama sobre una joven que, minutos antes de asistir a un examen, es obligada por su padre a llevar un paquete a un amigo.


   

También muy amplia es la programación de animación de la que destacamos la checa Daughter, con títeres de papel maché, en la que una chica cuyo padre está en un hospital rememora su relación tras hallar un pájaro muerto. Muy distinta es la polaca Acid rain, un viaje alucinógeno sobre una pareja que viaja en caravana hacia una rave. Todo un tripi. Podemos complementarla con la sección Trash Anim con la divertida cinta francesa Chicken of the dead, con aires de cómic gore, sobre un empresario dedicado a la cría y venta de pollos que provoca que sus clientes se conviertan en agresivas gallinas. Otra opción es la húngara Mr. Mare donde un hombre alumbra a un extraño ser diminuto con inquietudes artísticas que le cuida y le mima.


   

Un apartado infantil y otro de nuevos talentos

Los niños tienen el apartado Infantil donde se exhiben pequeñas joyas como la checa The kite, poética y mágica visión con figuras de cartón de la relación entre un niño y su abuelo que vive en el campo y le enseña a manejar una cometa. Me a monster? es un corto catalán sin palabras sobre la insólita amistad entre un monstruito que vive tranquilo en su planeta y un robot que llega hasta allí en una nave espacial.


   

También hay un espacio dedicado a los nuevos talentos catalanes y españoles. En el primero destacan la premiadísima Suc de síndria (Goya, Gaudí, Festival de Málaga...) sobre cómo recompone su sexualidad una mujer tras haber sido víctima de una agresión sexual y Vaca, firmada y protagonizada por la actriz Marta Bayarri dando vida a una mujer que trabaja en un matadero y toma una decisión que cambia su vida. En el segundo, la conmovedora La Tierra llamando a Marta es una hermosa historia de amor que muestra la dificultad para mantener una discusión de pareja cuando uno de los dos es sordomudo mientras que Benidorm 2017 versa sobre el reencuentro entre una mujer que regenta un hotel en esta localidad (una sorprendente Yolanda Ramos) con su hijo mientras esperan la llegada de un tsunami.


   

Terror, ciencia ficción, sexo y feminismo

El festival apuesta por el cine denominado de género como el terror de la francesa Playground, en blanco y negro, donde un tipo es agredido por una joven que pensaba que la iba a acosar y consolado por otra que la llevará a una situación inesperada o la disparatada Miss Mbulu donde, con frases indescifrables y animación, se muestra un fenómeno paranormal centrado en una extraña cámara a la que se enfrentará una espiritista. En ciencia ficción encontramos Nimic, un trabajo del griego Yorgos Lanthimos más parecido a Canino que a La favorita, donde Matt Dillon es un violonchelista que tropieza con una misteriosa joven que repite cuanto dice mientras que Madrid 2120 (Goya de animación) muestra una capital a lo Blade Runner donde un taxista como el de El quinto elemento se ve obligado a tomar una decisión básica para el futuro.


   

El sexo tiene varios ejemplos como la sección Cortometrajes eróticos donde hallamos el documental DIYSEX que aplica la técnica de Do It Yourself (Hágalo usted mismo) a una mujer que quiere rodar una película porno ética y feminista e interroga a los profesionales de la industria o la rusa Thing positive!, en la que una inspectora de control animal tiene una particularidad a la hora de practicar el sexo que la aleja de los hombres. Su parte más amarga la descubrimos en #Metoo con la dura película sueca Incidents-Way home, que recrea en dibujos animados varios testimonios reales sobre la inseguridad de las mujeres a la hora de volver a casa o la francesa Un momento inolvidable, en la que una joven tiene la oportunidad de hacer una entrevista a su estrella de cine favorita, pero deberá hacer frente a una situación muy desagradable.

 

Humor, homosexualidad y mucho más...

En Comedias destacan To plant a flag, que transcurre en la Islandia de 1966 donde dos astronautas norteamericanos (uno de ellos es un habitual del cine de Wes Anderson, Jason Schwartzman) hace prácticas para la NASA y tienen un absurdo enfrentamiento con un granjero o la escatológica Doing big jobs, en la que una mujer intenta disimula sus retortijones en el lavabo de una discoteca mientras, al lado, una pareja discute. La homosexualidad es abordada en LGTBIQ+ con ejemplos como la brasileña Entre, heredera de La ventana indiscreta hitchcockiana, sobre una mujer fascinada por los sensuales bailes de una vecina y decide pasar a la acción o la luminosa película belga Provençe en la que una niña descubre la homosexualidad durante un verano en un camping.


   

Está la sección Oblicua sobre filmes algo más extremos, documentales (como uno sobre David Lynch), films artísticos, ecologistas o sobre la inmigración, una lista inacabable de pequeños grandes trabajos que pueden gustarnos o no, pero casi seguro nos harán pensar. ¡Larga vida a los cortos!