07 abr 2020

Ir a contenido

QUÉ HACER HOY... EN CASA

Las mejores series de comedia españolas que ofrece Movistar+

Podemos ver las originales 'Vida perfecta', de Leticia Dolera, 'Justo antes de Cristo' o 'Vergüenza'

'Mira lo que has hecho' ironiza sobre la paternidad y 'Qué fue de Jorge Sanz', sobre los actores

Eduardo de Vicente

El reparto de ’Vida perfecta’ con las tres hermanas y Enric Auquer.

El reparto de ’Vida perfecta’ con las tres hermanas y Enric Auquer. / LAURA GUERRERO

La comedia es uno de los géneros más populares pero también de los más infravalorados. En estos días es el mejor remedio para soportar el aburrimiento y evadirse por unos momentos de la realidad cotidiana. Si además se han elaborado en nuestro país son más cercanas, se ocupan de los problemas o inquietudes que nos interesan y juegan con un humor muy particular que, quizás, se entiende mejor aquí que fuera. Por eso hoy destacamos cinco series españolas de Movistar+ muy distintas entre ellas y cuyos capítulos suelen durar alrededor de una media hora pero que puedan ayudarnos a sacarnos una sonrisa.


   

Tres hermanas y su entorno

La actriz, directora y escritora Leticia Dolera firma Vida perfecta (2019). Es el irónico título que sustituye al inicial Déjate llevar que, contra todo pronóstico, se alzó con dos premios gordos en el último festival de Cannes dedicado a la ficción televisiva: mejor serie y mejor actriz, compartido por las tres protagonistas. Describe a tres treintañeras con unos problemas muy particulares que aciertan a veces, se equivocan muchas otras pero resultan muy humanas, cercanas, como si las conociéramos de todas la vida. Leticia Dolera interpreta a María, una joven que, tras ser abandonada por su novio (David Verdaguer)  justo cuando van a firmar una hipoteca, tiene una aventura con un desconocido (Enric Auquer) y se queda embarazada, pero todo se complica cuando descubre que su amante ocasional padece una discapacidad intelectual.

Las tres actrices recogiendo el premio en Cannes / SEBASTIEN NOGIER / EFE

Su hermana, Esther (Aixa Villagran), es artista y pinta unos cuadros muy extraños y espontáneos que no les gustan ni a sus padres. Es lesbiana pero sus relaciones suelen ser esporádicas, no acaba de encontrar la pareja perfecta. La tercera, Cris (Celia Freijeiro), es la que, aparentemente, lleva una vida más ordenada tiene una buena relación con su marido y sus hijas. Van a buscar el tercer hijo pero toma la pastilla anticonceptiva a espaldas de su esposo y se apunta a una web de citas. A partir de estas premisas, en sus vidas nada perfectas puede pasar de todo. Una serie divertida pero también tierna, sincera y repleta de sorpresas. Muy recomendable.


   

Cómo ser padre y no morir en el intento

Mira lo que has hecho (2018) es casi autobiográfica. El humorista Berto Romero escribió hace unos años el divertido libro Padre, el último mono, en el que contaba sus experiencias tras tener hijos y que podía servir casi como un manual de instrucciones frente a la paternidad mucho más simpático y natural que el, a veces, catastrofista Qué se puede esperar cuando se está esperando, la guía femenina del embarazo. Casi como una prolongación de esta obra surgió la serie que narra también los problemas de una pareja al enfrentarse al nacimiento de su primer hijo. Berto se autointerpreta como un actor cómico mientras que su pareja, Sandra, es Eva Ugarte.

'Mira lo que has hecho' ironiza con mucho humor sobre la paternidad.

La llegada del pequeño Lucas provoca toda una serie de cambios en sus vidas, su relación entre ellos o con los demás y deben adaptarse a la rutina diaria que conlleva un bebé, la falta de sueño o de tiempo, todo ello explicado con mucho humor que provoca que quienes han sido padres se sientan plenamente identificados. En su segunda temporada, la situación se complica aún más cuando tienen un embarazo ¡doble! y también descubren las tensiones habituales con otros padres de la escuela. Dos expertos en comedia, Carlos Therón (Es por tu bien, Lo dejo cuando quiera) y Javier Ruiz Caldera (Tres bodas de más, Superlópez) dirigieron respectivamente las dos primeras temporadas. Una serie que habla de nosotros mismos con mucha ironía y de la paternidad con más risas que dramas.


   

Los traumas de una antigua estrella

El componente autobiográfico también es un elemento muy importante en Qué fue de Jorge Sanz (2010), fue la más antigua de todas (Canal+) pero que puede recuperarse en Movistar+. Creada por el propio actor y David Trueba intenta explicar qué ha sido de este actor que fue muy famoso hace años y todo un símbolo sexual y que, de un tiempo a esta parte, ya no es tan asiduo en las pantallas. Cada capítulo se inicia con un fragmento de alguna de las películas que le hizo popular para luego adentrarse en la realidad.

David Trueba (derecha) con actores de '¿Qué fue de Jorge Sanz?' / ALFREDO ARIAS

Muestra sus defectos y debilidades y se humilla hasta el infinito pero cuenta con el apoyo de un Sancho Panza espléndido, Eduardo Antuña, un tipo que trabajaba en una fábrica de quesos y que se ha convertido de la noche a la mañana en su representante. Es un hombre fiel y tierno que intenta descubrir los secretos de un oficio que desconoce y que siempre está dispuesto a ayudarles. Atención a los múltiples cameos de otros actores que participan. Una visión sarcástica del mundo de la interpretación y la fama o el declive artístico.


   

Desde Roma con humor

Antuña interpreta un rol similar en Justo antes de Cristo (2019), una comedia creada por el tándem formado por Pepón Montero y Juan Maidagán, los artífices de la serie Camera Café  y la comedia amarga Los del túnel pero también han participado otros dos reyes de la comedia. En la primera temporada Borja Cobeaga (coguionista de Siete apellidos vascos) y, en la segunda Nacho Vigalondo (Los cronocrímenes, Extraterrestre). La acción transcurre en un campamento romano al que llega Manio Sempronio, un patricio que ha sido condenado a muerte pero, como no se atreve a matarse con cicuta, es enviado a Tracia donde se vive una tensa situación entre los soldados y los habitantes. Allí descubre su facilidad para la oratoria y se convierte en un experto en arengar a las tropas.

Eduardo Antuña (izquierda) es el Pepito Grillo de Julián López. / EMILIO PEREDA

En la segunda parte, los romanos siguen en lucha con los tracios y Manio intentará matar a su líder para acabar la guerra, conocerá a un augur (adivino) que predice hechos del siglo XX, descubrirá secretos de sus orígenes familiares y se encontrará con ¿su doble? Pero lo más sorprendente es la aparición de una gripe letal con muchos elementos en común con el coronavirus. Julián López (Muchachada Nui, La hora chanante, Fe de etarras) es el protagonista acompañado por Xose Touriñán (Fariña), que da vida a su inseparable esclavo, su fiel ayudante Antonino (Eduardo Antuña) y Cecilia Freire (Velvet, La otra mirada), la hija del general que es la que, en realidad, traza las estrategias del ejército frente a la indecisión de su padre. Una serie simpática, algo chanante y muy original.


   

Personajes de vergüenza ajena

Pero si buscamos algo diferente a todo mejor veamos Vergüenza (2017), que tiene casi tantos admiradores como detractores, ya que su humor puede ser algo patético ya que trata de personajes detestables como Jesús (Javier Gutiérrez), un fotógrafo de bodas que cree ser un artista a pesar de que sus obras son bastante mediocres, dice siempre lo que piensa y es todo lo políticamente incorrecto que puede ser. Su mujer, Nuria (Malena Alterio), intenta apoyarle y justificarle pero también es víctima de sus muchos errores y torpezas.

Javier Gutiérrez y Malena Alterio interpretan a dos impresentables. / TAMARA ARRANZ

Ha sido creada por Juan Cavestany (Gente de mala calidad, Vota Juan) y Álvaro Fernández Armero (Todo es mentira, Allí abajo) y la tercera temporada, que se acaba de estrenar aporta novedades. El hilo conductor es un largo interrogatorio por el que van desfilando los personajes. Sabemos que ha habido un asesinato pero no sabemos quién es la víctima (como en la primera entrega de Big little lies). Jesús se convierte en famoso, pero para mal, tras hacerse viral la colleja que le pega a su hijo durante un partido de baloncesto. Se cree una celebridad y actúa como tal pero también tendrá que sufrir el olvido. Desde luego, una serie muy particular que completa esta amplia oferta de comedias españolas de todo tipo.