LÍNEA ARTÍSTICA DEL COLISEO

El Liceu quiere reconectar con Calixto Bieito y Carlus Padrissa

Àlex Ollé, artista residente, hará la escenografía de cuatro óperas en otras tantas temporadas

Víctor García de Gomar, el nuevo director artístico, tiene como prioridad rejuvenecer el público

Víctor García de Gomar, director artístico del Liceu, en el teatro de la Rambla, este martes.

Víctor García de Gomar, director artístico del Liceu, en el teatro de la Rambla, este martes. / MAITE CRUZ

Se lee en minutos

El Gran Teatro del Liceu recuperará a figuras locales universales como Calixto Bieito, Carlus Padrissa o Àlex Ollé, que será artista residente durante cuatro temporadas, a la vez que ha cerrado una 'Flauta mágica' con Gustavo Dudamel, según reveló este martes Víctor García de Gomar, director artístico del teatro desde el pasado septiembre. Una de sus prioridades es rejuvenecer el público que acude al coliseo de la Rambla.

García de Gomar señaló que «para que el Liceu atraiga a nuevos públicos hacen falta directores de escena que subrayen los temas que preocupan a la gente, que conviertan la ópera en una especie de manual de vida». En este sentido, el director artístico considera que el Liceu debe mostrar en el escenario «temas como la violencia de género, la crisis medioambiental, las diferentes maneras de amar, en toda su pluralidad, la esclavitud contemporánea, la exclusión, la soledad o la depresión». Todo ello sin renunciar a «abrazar a los mejores intérpretes del firmamento».

García de Gomar concretó que pasarán por el Liceu «artistas de primer nivel, como Ana Netrebko o Jonas Kaufmann, que serán nuestros mejores embajadores y los que defenderán el producto», y avanzó que el venezolano Gustavo Dudamel dirigirá una 'Flauta mágica' de Mozart con el tenor mexicano Javier Camarena de Tamino y la catalana Núria Rial en su debut liceísta en el rol de Pamina.

El acuerdo con Àlex Ollé, fundador de La Fura dels Baus, como artista residente del Liceu se extenderá durante las próximas cuatro temporadas y se responsabilizará en cada una de ellas de la escenografía de una ópera. Ollé, asimismo, ocupará una de las cuatro sillas de la «nueva mesa de cocreación» del Liceu -junto al director general, Valentí Oviedo, el director musical, Josep Pons, y el propio García de Gomar-, un hecho diferencial, que el director artístico cree que «imitarán otros teatros».

De las cuatro producciones que Ollé ha comprometido, dos serán reestrenos y otras dos nuevas creaciones, entre las que García de Gomar ha mencionado «la 'Norma' que hizo para el Covent Garden con la letona Marina Rebeka y Sonia Yoncheva; y una nueva producción de 'Lady Macbeth' de Mtesenk, de Shostakovich con Josep Pons dirigiendo, que inaugurará una de las próximas temporadas».

Te puede interesar

García de Pomar es consciente de la dificultad de casar la satisfacción del «público que reconoce el mismo repertorio de siempre» y la necesidad de que el teatro se muestre «reactivo estrenando nuevos títulos que circulan por el mundo».

A su juicio, «sin renunciar a los 25 mejores títulos de la historia universal, como los Verdi o Puccini, hay que atraer a un público joven» y para ello propone recuperar a «catalanes universales, o universales locales» como Àlex Ollé, Calixto Bieito o Carlus Padrissa. «Debemos reconectarlos a la realidad del Liceu, porque son los que están prescribiendo cómo se presenta la ópera en el resto del mundo».