24 sep 2020

Ir a contenido

SÓLO HASTA EL DOMINGO

¿Puede ser el arte políticamente correcto?

El colectivo Atresbandes y el dúo Bertrand Lesca y Nasi Voutsas estrenan 'It don't worry me' en el Espai Lliure

Marta Cervera

Cartel del espectáculo de Atresbandes, Bertrand Lesca y Nasi Voutsas. 

Cartel del espectáculo de Atresbandes, Bertrand Lesca y Nasi Voutsas. 

Interrogarse sobre el sentido de su trabajo y del arteen general fue el punto de partida de ‘It don’t worry me’, espectáculo con el que la compañía La Ruta 40 completa su propuesta como programadores del Espai Lliure de Montjuïc. El montaje, solo en cartel de jueves a domingo, une a gente de diferentes países. Todos son artistas con las mismas inquietudes y ganas de experimentar: la compañía pluridisciplinaria Atresbandes y el colectivo Bertand Lesca y Nasi Voutsas ('Eurohouse', 'Palmyra'), que combinan danza, teatro y clown.

El tema elegido es eterno: los límites del arte y la libertad del artista frente a lo políticamente correcto. Para Mònica Almirall, de Atresbandes, la intención es mostrar “qué se puede decir y qué no en escena, cuál es el límite de aquello que decimos para que no sea ofensivo y qué callamos por miedo a la opinión general”. Ella es una de las protagonistas de la obra junto a Miquel Segovia, Albert Pérez Hidalgo, Bertrand Lesca y Nasi Voutsas.

El catalán, el castellano y el inglés, que tendrá subtítulación, se mezclan en escena con naturalidad. Con la misma naturalidad escogieron un tema de Keith Carradine como título del espectáculo y leitmotiv. La canción que interpretó en el filme 'Nashville' de Robert Altman les gustó porque "habla de la distancia que uno puede tomar ocurra lo que ocurra a tu alrededor", indica Bertrand Lesca.    

Uno de los aspectos en el que inciden es el social pues, como ellos mismos han podido comprobar durante el proceso de creación, lo políticamente correcto varía según los países. Cada cultura tiene sus particularidades en ese aspecto. Los intérpretes se conocieron durante el Fringe del Festival de Edimburgo y han preparado la obra entre Inglaterra y España. Prometen sorprender.