Ir a contenido

ENTREVISTA

Cala Vento: "En este país, los músicos somos unos bichos raros"

El dúo ampurdanés celebra su buen momento en Apolo con el imaginativo cruce de pop y punk de 'Balanceo', su tercer disco

Jordi Bianciotto

Cala Vento.

Cala Vento.

Aleix Turón (guitarra, bajo, voz) es de Figueres, y Joan Delgado (batería, voz), de Torroella de Montgrí, y ambos se convierten en Cala Vento cuando ensayan en la localidad neutral de Flaçà. En cinco años se han hecho una plaza con sus "canciones pop con energía", portadoras de ira punk e inquietud sónica. Este viernes presentan su tercer disco, ‘Balanceo’, en Apolo, tras pasar por festivales como Cruïlla BCN o Vida.

Un disco de canciones con estructuras distintas, letras más abiertas y la presencia novedosa del bajo.

Aleix Turón: No nos gusta repetirnos. Las canciones salieron como siempre, a guitarra y batería, pero al grabarlas quisimos un cambio: bajo en todas, y vientos si hacía falta, sin pensar en cómo lo haremos en directo. Sacándonos el corsé de que somos dos músicos.

Joan Delgado: Buscábamos un sonido más grueso y amplio.

¿Trabajan mucho para que parezca que lo que hacen no está pensado?

A. T.: Sí, pensamos que la esencia de Cala Vento es la frescura y no queremos perderla. Este disco está más pensado; incluso el orden de las canciones. Buscábamos más una superproducción americana.

Las letras ahora van más allá de la tormenta emocional privada.

A. T.: El disco habla de nuestra relación con la música y con la vida que llevamos. Tenemos una responsabilidad, un altavoz, y por el momento que vivimos nos hemos decidido a utilizarlo de una manera natural.

‘La comunidad’, ¿una crítica a la dictadura de la mayoría?

A. T.: Es un intento de agrupar a quienes no se sienten representados por las mayorías. Si mantienes intactas tus convicciones, tira hacia delante.

¿Su caso?

A. T.: Sí, porque los músicos somos una minoría y en este país no estamos muy valorados; aquí somos unos bichos raros. Gente que pierde el tiempo y el dinero.

‘Solo ante el peligro’, ¿de dónde sale?

A. T.: De las imágenes de los presos cuando se despedían de sus familias yendo a declarar. Me chocó constatar que se quedaban solos. También tiene que ver con la libertad de expresión. ¡Ahora quieren que declare Manel!

En la intimista ‘La importancia del baloncesto’ parecen pensar en voz alta.

J. D.: Parte de no valorar las cosas que haces con la gente hasta que las pierdes. De que la gente debería valorar más las cosas buenas y no quejarse tanto.

En ‘Liquidación total’, tema oculto (disponible solo en la versión física), canta Lluís Gavaldà. Nadie lo diría, pero Cala Vento son fans de Els Pets.

J. D.: ¡La primera canción que aprendí con la batería fue ‘Bon dia’!

A. T.: Y yo, con la guitarra, ‘Vine a la festa’.

J. D.: Nos fichó para tocar en su festival, Minipop, de Tarragona, y cuando actuamos le vimos en las primeras filas cantando nuestras canciones con su mujer. Nos dijo que le gustaría hacer un solo de guitarra el disco, y nosotros le propusimos cantar. Dijo que sí, pero que su parte tenía que ser en catalán.

¿Cala Vento no va de revolucionar el mundo sino de cuidar los vínculos cercanos?

A. T.: Sí, creo mucho en el cambio a escala del día a día, de tu círculo, de la persona a la que vas a comprar el pan... Es la única manera de que algún día se pueda llegar a conseguir algo.