Ir a contenido

ENTREVISTA

Jeppe Gjervig: "Cuando los grandes bancos la cagan son los de abajo los que son castigados"

El guionista danés, autor de 'Borgen', presenta su nueva serie, 'Follow the money', en el Serielizados Fest de Barcelona

Carles Planas Bou

El guionista danés Jeppe Gjervig, ’showrunner’ de la serie ’Borgen’. 

El guionista danés Jeppe Gjervig, ’showrunner’ de la serie ’Borgen’. 

Algo está podrido en el Estado de Dinamarca. Mucho más allá del retrato de la amoralidad que William Shakespeare dejó plasmado en Hamlet, en el subsuelo de la Copenhague actual también se esconde un mundo turbio e inquietante. Un mundo que el guionista danés Jeppe Gjervig ha tejido en su nueva serie ‘Follow the money’, que ha presentado este fin de semana en el Serielizados Fest, el festival internacional de series de Barcelona.

Un detective traumatizado y con insomnio, un joven estudiante que trabaja para un misterioso narcotraficante conocido como Marco y una empleada de la banca frustrada con su vida que opta por lavar dinero negro. Ellos tres nos guían por una oscura historia sobre el crimen organizado que tiene pinceladas de ‘The Wire’, de la película noruega ‘Insomia’ (readaptada por Christopher Nolan) y de las novelas de Roberto Saviano.

Conocido especialmente por estar detrás del guion de ‘Borgen’, obra capital de la ficción política, Gjervig presenta ahora en España la tercera temporada de una serie con una nueva historia que ha arrasado en Dinamarca, siendo premiada como mejor serie nórdica del año.

-Cada vez más escritores se pasan a la televisión como antes hacían con el cine. ¿Cómo se ve esto desde el mundo del guionista?

Hay tantas buenas series e ideas que no importa de donde vengan. Si es un autor literario que ahora quiere pasarse a la tele eso me parece fabuloso, igual que si se trata de un policía que trabajaba en las calles. Si tienen buenas historias a explicar y saben como hacerlo yo quiero verlas.

 Con ‘Borgen’ hizo que la política danesa fuera sexy y ahora has hecho lo mismo con el crimen financiero en ‘Follow the money’. ¿Cómo se transcriben mundos tan complejos a la televisión para el gran público?

Creo que se debe a la gran cantidad de horas que dedicamos a investigar y entender el tema. Cuando haces drama de temas tan complejos es totalmente crucial tener el tiempo suficiente para entender ese mundo, porque sino explicarás malas historias. No es solo explicar la realidad o algo que se le parezca sino hacer algo entretenido. Las historias que enganchan requieren sumergirse en ese tema. Por suerte en DR (radiotelevisión pública danesa) dan tiempo para que los guionistas desarrollen sus historias.

 Saltó de ‘Borgen’ a ‘Follow the money’ porque, según dijo, el crimen financiero era entonces más importante. Teniendo en cuenta que el verdadero control de todo se ejerce desde los bancos y las grandes empresas, ¿no es realmente más política esta nueva serie?

Sí, podrías decir eso. ‘Follow the money’ es crítica con el cinismo que existe en las capas más altas de la sociedad. Respeto a mucha de la gente que tiene éxito en los negocios, pero con esta serie queríamos retratar ese cinismo, con pocos morales. La manera como funciona este capitalismo es que la moral no es la parte más importante, así que sí, podemos decir que esta serie es incluso más política.

-Es especialmente terrorífico ver como ese crimen financiero también perjudica a las clases más bajas…

La parte frustrante que hizo que me interesase por el crimen financiero es que cuando grandes instituciones como los bancos la cagan esas decisiones se escampan por toda la sociedad. Los responsables de esas crisis se escaquean de la justicia y son otros los que son castigados. Así lo vimos en la crisis de Wall Street. Es una locura. El rodaje de ‘Follow the money III’ coincidió con el mayor escándalo de lavado de dinero de la historia de Dinamarca que golpeó al banco más importante del país. Durante mucho tiempo han culpado a los subalternos, no a los jefes.

Quizás eso es lo que hace que, como en ‘Breaking Bad’, tengamos empatía con personajes que están moralmente corrompidos…

Totalmente. Si los de arriba no actúan con moralidad pues claro que los de abajo tampoco lo harán.

-La ficción le permite crear más esa sensación personal que un documental. Con su dilatada experiencia en estos temas, ¿cree que la televisión es tan clave como el cine haciendo política?

Es complejo. Ambas series fueron producidas por DR, una cadena pública que siempre es criticada por ser política. Yo no lo creo. Con ‘Borgen’ fue muy importante para nosotros no hacer una serie que mostrase a las izquierdas como buenas y a las derechas como malas. Queríamos hacer una seria para todos los daneses, no política, y que se hiciesen preguntas sobre el sistema. Con ‘Follow the money’ diría que es un ataque directo a las acomodadas altas esferas económicas. Fue mi reacción de frustración contra la crisis financiera y el hecho de que la gente avariciosa pudiese hacer tanto mal a los demás.

 ¿Y no sufrió presiones por la incomodidad que la serie podía generar en el sector económico?

Son tan poderosos que no les importa lo que una serie de televisión pueda decir de ellos. Criticamos a los bancos, pero ellos ya sabían que la habían cagado. Esta última temporada quizás ha cabreado a más personas porque supimos describir como los bancos blanquean dinero ilegal en Dinamarca mientras se destapaba el escándalo real. Quizás no les pareció muy gracioso.