Ir a contenido

CONFLICTO LABORAL

El Sónar, ante el silencio de las instituciones: "Hemos estado muy solos"

Los directores del Sónar celebran la resolución del juez que permite su celebración, pero deploran la falta de apoyo institucional y exigen garantias de que esta situación no se repita

Julián García

Trabajos de montaje de los escenarios del Sónar en Barcelona. / ALEJANDRO GARCÍA (EFE / VÍDEO: EFE)

«¿Quiénes eran y dónde estaban los que podían haber solucionado esta crisis, la más grave que ha vivido el festival en sus 25 años de historia? Hemos estado muy solos en todo esto", aseguró ayer Ricard Robles, codirector del Sónar, tras estos largos días de zozobra en los que el festival ha corrido el riesgo de ser suspendido por el conflicto laboral entre los montadores de las estructuras aéreas de los escenarios (los conocidos como 'riggers') y la Fira de Barcelona. No quiso señalar a nadie con el dedo, pero costaba poco darse cuenta de que Robles, acompañado por los otros dos directores, Enric Palau y Sergi Caballero, y el director ejecutivo de Advanced Music, Ventura Barba, lanzaba el dardo a quien correspondiera de las instituciones, en concreto al Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat, que durante estos días han preferido guardar silencio, ponerse de perfil.

«En otras crisis laborales vinculadas la Fira de Barcelona [en alusión al Mobile World Congress], ha aparecido quien tenía que aparecer con un posicionamiento. ¿Aquí se les ha visto?  No. Han estado ajenos al botón que podría haber desactivado la crisis», sentenció Robles con cierta circunspección. El enojo, seguro, iba por dentro.

"En otras crisis laborales vinculadas la Fira, ha aparecido quien tenía que aparecer con un posicionamiento. ¿Aquí se les ha visto?"

Ricard Robles

Codirector del Sónar

El Sónar quiso dar su opinión sobre el tema después de que Santi Vidal, titular del Juzgado Social 27 de Barcelona desestimara este martes por la mañana prohibir la contratación de empresas externas para montar los escenarios del Sónar, tal como solicitaban el colectivo de trabajadores en huelga, al considerar que  generaría «perjuicios irreparables». De ese modo, quedaba confirmado que la atribulada 26ª edición del festival podría, finalmente, llevarse a cabo en las instalaciones de la Fira de Montjuïc y Gran Via, hecho que celebraron sus máximos responsables.

"A veces te planteas si los que manejan la ciudad se dan cuenta de lo que el Sónar hace por ella"

Sergi Caballero

Codirector del Sónar

«Estamos vivos después de un mes extremadamente complicado», dijo Robles, quien consideró «legítima» la reivindicación de los 'riggers', «a los que seguimos respaldando». El director quiso destacar que el Sónar, en este conflicto, no era «parte interesada, ni podía decidir nada, ni sentarse  en las mesas de negociación». «Hemos sido solo parte afectada. No sabemos por qué se nos ha usado de esta manera. ¿Todo esto era necesario?», se preguntó Robles, que deploró que la crisis la haya tenido que resolver un juez «in extremis». «Los regidores del espacio y las instituciones deberían garantizar el funcionamiento del Sónar», le secundó Enric Palau.  

Continuidad en Barcelona

«Ha sido un marrón muy grande. Estos días hemos sufrido mucho. Ahora toca vender muchos tiquets y divertirnos», apuntó Sergi Caballero.  Preguntado sobre si esta crisis podría llevar al Sónar a plantearse un cambio de sede, el director creativo del festival expresó toda la molestia que llevaba dentro: «Nosotros somos de Barcelona y no tenemos ganas de dar a otro la capitalidad que el Sónar da la ciudad. Pero a veces te planteas si los que manejan la ciudad se dan cuenta de lo que el Sónar hace por la ciudad». Con aire de broma, posiblemente para distender el ambiente, Caballero dijo estar mirando «Reus» como sede alternativa. Carcajadas necesarias.

La lucha de los 'riggers' continúa

Mientras tanto, el colectivo de 'riggers' no levanta las protestas. Tras conocer la decisión del juez, su portavoz, Isaac Flix. afirmó respetar la resolución, pese a no compartirla, y recordó que "el juicio real "para determinar si se ha vulnerado su derecho a huelga o no será en septiembre. El colectivo que representa, dijo, seguirá movilizándose hasta que se garanticen "derechos mínimos". En declaraciones a la ACN, Flix lamentó la falta de apoyo del Ayuntamiento y el Govern en este conflicto y ha alertado de que la empresa pública tendrá dificultades para montar grandes eventos sin ellos.