Ir a contenido

D'A FILM FESTIVAL

'Ojos negros': estreno de fin de carrera

La película de Marta Lallana e Ivet Castelo llega este jueves al D'A Film Festival tras haber sido su proyecto de fin de grado de la UPF

El filme, como antes 'Les amigues de l'Àgata' o 'Júlia ist', demuestra la pujanza del cine surgido de las universidades

Quim Casas

Marta Lallana e Ivet Castelo, fotografiadas este miércoles en el Teatre del CCCB

Marta Lallana e Ivet Castelo, fotografiadas este miércoles en el Teatre del CCCB / DANNY CAMINAL

'Ojos negros', primer filme de Marta Lallana e Ivet Castelo, realizado en colaboración con Sandra García e Iván Alarcón, demuestra la actual pujanza del cine surgido de los estudios universitarios de cine. El filme es el proyecto de final de grado de Comunicación Audiovisual de la Universitat Pompeu Fabra, como lo fueron antes 'Sobre la marxa', 'Les amigues de l’Àgata' i 'Júlia ist'.

Este semillero de nuevos creadores esta vehiculado a un cine que parte de la experiencia personal y se nutre tanto de la ficción como de la realidad. Ojos negros, que se presenta este jueves en el D’A Film Festival, es una particular 'coming of age'. Narra la estancia estival de una adolescente en la casa de su tía y su abuela, en la pequeña localidad aragonesa que da título a la película. La protagonista, Paula, está interpretada por Julia Lallana, hermana menor de Marta. El proyecto pudo llegar a buen puerto cuando entró en la producción la compañía Nanouk y Filmin asumió la distribución.

"Teníamos los dos referentes cercanos de gente de nuestra edad que había conseguido que su filme se viera en un ámbito profesional", comenta Marta Lallana en referencia a 'Júlia ist' y 'Les amigues de l’Àgata'. "Enfocamos el proyecto a partir del momento en que lo teníamos todo muy atado", prosigue. Cuando terminaron la carrera, el guion, tutorizado por Jonás Trueba, Mar Coll, Clara Roquet y Elías Siminiani, ya estaba escrito. "Pensábamos que teníamos que entregar un guion terminado en septiembre", apunta Castelo, "pero nos equivocamos, solo debíamos presentar una escaleta. Este error nos dio más tiempo para centrarnos en la preparación".

La cinta ya tiene un largo recorrido: ganó la Biznaga de Plata a la mejor película en la sección ZonaZine de Málaga, ha competido en el Bafici de Buenos Aires y ahora en el D’A barcelonés. Según Castelo, "acabas de salir de la universidad, no has tenido muchas oportunidades de rodar durante la carrera y te tiras a la piscina. Es una mezcla de inocencia y de gran pasión"

Felices casualidades

El fin de una inocencia distinta, la de la infancia, está presente en 'Ojos negros'. "Ya lo habíamos contado en varios cortos que no han visto la luz", explica Lallana. "Ahora era mi hermana Julia quien estaba en ese proceso. Yo me instalé en Barcelona y tenía la sensación de estarme perdiendo lo que ella estaba viviendo. Desde el principio tenía claro que ella sería la protagonista". Julia Lallana, de 14 años y sin ninguna experiencia en cine, dijo al principio que no. Su hermana consiguió que al menos se lo pensara. "Al final hizo la prueba y coincidió con la otra protagonista, Alba Alcaine, y de inmediato hubo mucha complicidad entre ellas". Alcaine encarna a Alicia, quien se convierte en la mejor amiga de Paula durante las vacaciones estivales.

Hubo un cúmulo de felices casualidades. Alba Alcaine había pasado los veranos en 'Ojos negros', un pueblo con menos de 400 habitantes censados. "La línea entre ficción y realidad acabó siendo muy fina", nos dice Lallana. Las directoras intentaron en todo momento que las actrices estuvieran cómodas y pasar muchas horas con ellas.

Hay algo luminoso, verdadero, en dos secuencias compartidas por ambas, la de la conversación nocturna sobre lo que pasará después del verano y la de la despedida, y en la que abre el filme, un primer plano sostenido de Julia mientras de fondo se escucha la discusión de sus padres. La película se rodó durante cuatro semanas del verano del 2017, con los cuatro directores que empezaron el proyecto, "pero dos de las escenas que apuntas, la del inicio y la conversación nocturna, se filmaron un año después. En la primera, solo tuvimos que explicarle a Julia la situación, lo rodamos en una o dos tomas", recuerda Castelo. "Nunca había tenido conversaciones tan profundas con mi hermana como durante la construcción del personaje. Descubrí que tenía una inteligencia emocional alucinante", añade Lallana.

Música de Refree

Paula y Alba se hicieron amigas durante la filmación, como se hacen amigas Julia y Alicia en el relato. Las directoras han incorporado muy bien esa experiencia a la película. Castelo sintetiza el método de trabajo: «Teníamos claro que no podíamos dirigir al resto como si fueran profesionales. Llegábamos con una escena escrita, hablábamos, la olvidábamos y partíamos de una anécdota o una frase». La única actriz profesional del filme es Anna Sabaté, que interpreta a la tía.

Lallana escuchaba durante el rodaje un disco de Raül Fernàndez, Refree, 'Jai Alai'. Le escribió un mail muy largo y Refree, para su sorpresa, le contestó al día siguiente, tras ver 10 minutos del filme, diciéndole que haría la música. Como en otros aspectos del filme, lo aparentemente más difícil resultó lo más fácil. Este jueves, antes de la proyección de 'Ojos negros', Lallana y Refree presentan una pieza audiovisual que han realizado sobre la despoblación en varias partes de España.