Ir a contenido

EL 'BLOCKBUSTER' DEFINITIVO

El Universo Cinematográfico de Marvel: un prodigio de serialidad

En el ciclo de películas que culmina con 'Vengadores: Endgame' todo casa a la perfección y cada rodaje está calculado en función de los otros para que no haya fisuras argumentales o estilísticas

Quim Casas

La Viuda Negra y Ojo de Halcón, en una imagen de Vengadors: Endgame.

La Viuda Negra y Ojo de Halcón, en una imagen de Vengadors: Endgame.

Todo empezó en el 2008 con 'Iron Man', filme en el que Robert Downey Jr. encarnó por primera vez a Tony Stark, empresario a tiempo parcial, Hombre de Hierro a tiempo total. De hecho, empezó mucho antes, en los años 70 y 80, cuando a Stan Lee le dio por cruzar los universos de los personajes emblemáticos de Marvel Comics. La división cinematográfica ya infundía respeto con los filmes de Sam Raimi sobre Spider-man y los de Bryan Singer en torno a los X-Men. Los mutantes del profesor Xavier y el otro grupo estelar de la casa, Los 4 Fantásticos, siempre han funcionado como colectivo. Salvo en el caso de Lobezno, el grupo está por encima de las individualidades.

Todo lo contrario que Los Vengadores, que nacieron como la suma de protagonistas de otras colecciones. Cuando se preparó el macrouniverso cinematográfico, el productor Kevin Feige y el director Joss Whedon tuvieron muy en cuenta que cada película tenía vida por sí misma pero era la parte de un todo. No pueden entenderse 'Los Vengadores', 'Vengadores: la era de Ultrón', 'Vengadores: Infinity War' y 'Vengadores: Endgame' sin las cintas protagonizadas por los miembros del grupo entre el 2008 y la actualidad: 'Iron Man', 'El Increíble Hulk', 'Iron Man 2', 'Capitán América: el primer vengador', 'Thor', 'Iron Man 3', 'Thor: el mundo oscuro', 'Capitán América: el soldado de invierno', 'Guardianes de la galaxia', 'Ant-man', 'Dr. Strange', 'Capitán América: Civil War', 'Spider-man: homecoming', 'Guardianes de la galaxia Vol. 2', 'Thor: Ragnarok', 'Black Panther', 'Ant-man y la avispa', 'Capitana Marvel' y, posiblemente, 'Spider-man: far from coming', que se estrena este verano. Sin olvidar la televisión ('Hombres de S.H.I.E.L.D.' y 'Agente Carter') ni la preparación de un filme sobre la Viuda Negra que abrirá, sin duda, un nuevo ciclo.

Esto es el Marvel Cinematic Universe. Y se ha diseñado igual que la serialidad televisiva. No hay un 'show runner' estricto. Sin embargo, todo casa a la perfección. Cada rodaje está calculado en función de los otros para que no haya fisuras argumentales o estilísticas pese a que Whedon, Kenneth Branagh, los Russo, Jon Favreau y James Gunn, por citar algunos directores de la franquicia, no se parecen nada entre ellos. Brie Larson rodó antes de 'Capitana Marvel' sus escenas en 'Vengadores: Endgame'. No puede entenderse la evolución de Iron Man o Capitán América en los filmes de Los Vengadores sin los arcos temáticos y situaciones concretas de las películas centradas en ellos. La escena poscréditos de un filme de Ant-man está relacionada con uno de Los Vengadores. De hecho, una de las claves de 'Vengadores: Endgame' reside en la relación del Hombre Hormiga con el espacio cuántico en su propia película.

Para que funcione este gran fresco que sigue los mecanismos de las teleseries con diversas tramas y personajes, son necesarios unos actores y actrices dispuestos a embutirse sus trajes de una película a otra. Esta concepción serializada sería imposible sin Downey Jr. (Iron Man), Paul Ruud (Ant-man), Chris Evans (Capitán América), Chris Hemsworth (Thor), Scarlett Johansson (Viuda Negra), Jeremy Renner (Ojo de Halcón), Elizabeth Olsen (Bruja Escarlata), Benedict Cumberbatch (Strange), Chadwick Bosseman (Black Panther), Chris Pratt (Quill), Zoe Saldana (Gamora), Evangeline Lilly (Avispa), Samuel L. Jackson (Nick Furia) o Brie Larson (Capitana Marvel). Solo Hulk empezó el itinerario con las facciones de Edward Norton -tras un coloso verde digital en la versión de Ang Lee del 2003- para ser representado después por Mark Ruffalo.