Ir a contenido

ESTRENOS DE LA SEMANA

Alita: la ciberheroïna 'millennial'

Christoph Waltz se zambulle en un mundo virtual en 'Alita: Ángel de combate', aventura inciática juvenil de Robert Rodríguez que combina personajes reales y creador por ordenador

Beatriz Martínez

Christoph Waltz y Alita, creada por ordenador a partir de los movimientos de Rosa Salazar

Christoph Waltz y Alita, creada por ordenador a partir de los movimientos de Rosa Salazar

No estamos acostumbrados a ver a Christoph Waltz en una superproducción en la que los efectos especiales son uno de los ingredientes fundamentales de la función. Lo suyo es el cine de autor y los directores de prestigio y en ese sentido su nómina es amplia y variada: Michel Gondry, Roman Polanski, Tim Burton, Terry Gilliam y por supuesto Quentin Tarantino, con el que ha trabajado en dos ocasiones, en 'Malditos bastardos' y 'Django desencadenado', y ha ganado dos Oscar al mejor actor de reparto.

Sin embargo, para él sumergirse en un proyecto como la recién estrenada 'Alita: Ángel de combate' constituía un enorme reto: conseguir que su meticulosidad interpretativa no se perdiera en medio de la creación de un universo digital totalmente nuevo. Las emociones humanas frente al espacio virtual surgido de las entrañas de una máquina. Al fin y al cabo, esa es una de las bases de la teoría cyberpunk sobre la que se sustenta el manga original creado por Yukito Kishiro: la relación entre hombre y robot, algo que, por otra parte, siempre ha interesado a James Cameron, productor de la película y verdadero impulsor antes de dejarla en manos de Robert Rodríguez.

«Alita no trata sobre el futuro, es una historia sobre nuestro mundo, sobre el aquí y el ahora», nos cuenta el actor durante su visita a Madrid para presentar la película. «Es una distopía con dos sustratos, el de los poderosos que miran desde arriba y el del resto de los habitantes que se encuentran abajo hacinados. Pero esto no es nada nuevo. Es algo que existe desde siempre y seguirá existiendo porque los que tienen el poder político y económico harán todo lo posible para mantener esa separación y que sea imposible salvar esa brecha». 

Para el actor, la ciencia ficción es un género que sirve para hablar de los problemas del presente a partir de un supuesto futuro. «Las premoniciones dan miedo porque están fuera de nuestro alcance, pero vivimos en un mundo que está sometido a constantes amenazas». 

Un fotograma de 'Alita: Ángel de combate', de Robert Rodríguez.

'Alita' se ubica en ese contexto catastrofista, pero también es una entretenida aventura iniciática juvenil que contiene un positivo mensaje de empoderamiento femenino. La protagonista irá poco a poco tomando conciencia de su ser hasta explotar al máximo sus capacidades y su fuerza y convertirse en una auténtica ciberheroína millennial y postapocalíptica. Waltz interpreta al doctor Dyson Ido, que será el encargado de reparar a Alita estableciéndose entre ambos una bonita relación paterno filial.

El actor reconoce que aceptó su papel con muchas reticencias. No sabía cómo iba a encajar en una película tan aparatosa a nivel visual, pero se equivocó por completo. Estuvo durante varias semanas ensayando con Robert Rodríguez y la actriz cuyos movimientos dan vida a Alita, Rosa Salazar. «Me sorprendió que el director se tomara tan en serio a los actores, que se concentrara en la dramaturgia pura y dura. En realidad, presta más atención a los personajes que a la acción». 

Perspectiva inmersiva

Sin embargo, aunque los actores tengan mucho peso, no se puede negar que la película del tándem Rodriguez / Cameron es un auténtico espectáculo a nivel visual. Para crear el personaje de Alita, con esos grandes ojos, se recurrió la compañía de efectos digitales Weta, fundada por Peter Jackson y responsable también de Avatar. Otra de las decisiones fundamentales, fue recurrir al 3D para que el espectador pudiera introducirse de lleno en la acción desde una perspectiva inmersiva, como si fuera uno de los personajes que pululan por esa Ciudad de Hierro multicultural, donde conviven los humanos y los ciborgs. Como dice Chistoph Waltz, si los espectadores se quedaron sorprendidos con 'Sin City', con 'Alita: Ángel de combate', el impacto será mayor, ya que todavía va más allá a la hora de trasladar con precisión un cómic a la gran pantalla.