Ir a contenido

HASTA EL 15 DE DICIEMBRE

Con Papageno llegó el escándalo

El Palau de Les Arts de Valencia estrena este sábado la polémica 'Flauta mágica' de Graham Vick

Pablo Meléndez-Haddad

La Flauta Mágica, en una innovadora puesta en escena del británico Graham Vick.

La Flauta Mágica, en una innovadora puesta en escena del británico Graham Vick. / MIGUEL LORENZO

Este verano el Festival italiano de Macerara entró en ebullición no solo por el calor reinante en la espectacular sede del evento, el Sferisterio de esa idílica localidad italiana, sino por el golpe en el estómago que proponía la nueva producción de la popular 'Flauta mágica' mozartiana del director de escena Graham Vick, montaje que inauguró la edición 2018 y que a partir del sábado podrá verse en el Palau de Les Arts de Valencia por primera vez en España. La propuesta representa una bofetada a la sociedad actual difuminada en una obra maestra del repertorio que, rabiosamente actualizada, lleva al escenario problemas candentes como son la emigración, la droga, las fronteras, la inseguridad y las políticas de vergüenza que los países ricos aplican a los países pobres.

Vick sumerge la ópera de Mozart en un campamento de inmigrantes que lucha por entrar en la sociedad del bienestar, convirtiéndose en coprotagonistas junto a Papageno, Papagena, la Reina de la Noche, Sarastro, Pamina y Tamino. El regista inglés levantó la polémica cuando reclutó para su montaje a un centenar de vecinos de Macerata, entre los cuales se contó con varias decenas de inmigrantes. La idea, afirmó el director al presentar su montaje, era la de crear "una comunidad teatral para hacer juntos una investigación sobre esta obra maravillosa que habla profundamente sobre quiénes somos y de cómo podremos ir tirando en el futuro. Quiero investigar en todo esto no solo gracias a cantantes profesionales, sino también de miembros de la comunidad juntando el arte y la vida, intentando dar al público la experiencia más rica y profunda posible".

La gran crítica social que plantea la puesta en escena también levantó ampollas cuando comenzó a ensayarse en Valencia, ya que se reclutó a unos 60 figurantes voluntarios –se presentó un centenar de candidatos y los seleccionados han ensayado desde el 2 de noviembre–, algo que en su momento molestó a las asociaciones de actores y bailarines profesionales al tratarse de un trabajo sin honorarios, una situación similar a la que sucedía en el Teatro Real de Madrid que necesita un centenar de voluntarios para otro Mozart, 'Idomeneo, re di Creta', que firma elregista Robert Carsen.

"Tensión creativa"

Vick argumenta esta fórmula poniendo como ejemplo películas en las que han participado voluntarios, refiriéndose a "una acción social para establecer una vía de conexión entre el Palau de Les Arts y la ciudad de Valencia, una invitación dirigida a cualquier persona gracias a un acto de puertas abiertas (sin audición, sin necesidad de poseer una formación, sin evaluación), que brinda la oportunidad de conocer los entresijos creativos de una ópera, a la vez que se aportan las propias historias y se escuchan las de otros. Esta oferta de total inclusión conlleva una mayor flexibilidad de nuestras normas. Así pues, para los profesionales de este sector, trabajar con los ciudadanos es un reto que merece la pena asumir. Hay dos películas destacadas en la historia del cine que poseen una tensión creativa similar:  'La batalla de Argel, de Gillo Pontecorvo, y 'El árbol de los zuecos', de Ermanno Olmi. En ambas producciones, casi todo el elenco está compuesto por ciudadanos locales, actores no profesionales. Esta fusión de la materia prima con la sofisticación artística es el eje de este viaje. Estoy deseando desarrollar un trabajo que nos implique con las experiencias de los ciudadanos de Valencia y también estoy impaciente por ver a dónde nos llevan sus historias. Es el momento de abrir nuestras puertas, nuestras mentes y nuestros corazones".

Ensayo de 'La flauta mágica' en el Palau de les Arts de Valencia / EFE / BIEL  ALINO 

Con Lothar Koenigs en la dirección musical, la ópera de Mozart estará en cartelera en Les Arts hasta el 15 de diciembre y promete una experiencia como mínimo particular. En los papeles protagonistas figuran, entre otros, el Tamino de Dmitry Korchak, el Papageno de Mark StoneTetiana Zhuravel como Reina de la Noche, el Sarastro de Wilhelm Schwinghammer, la Pamina de Mariangela Sicilia y la Papagena de la catalana Júlia Farrés-Llongueras.