Ir a contenido

OBITUARIO

Muere César López Rosell, un apasionado de la prensa y la cultura

El incansable periodista cultural de EL PERIÓDICO, fallecido el jueves, será despedido este sábado en el tanatorio de Collserola, a las 14.00 horas

Marta Cervera

César López Rosell.

César López Rosell. / MARINA VILANOVA

César López Rosell fue periodista toda su vida. Su pasión por la prensa le llevó a cubrir diferentes etapas y responsabilidades en dos secciones: Deportes y Cultura. Publicó su último artículo en EL PERIÓDICO el sábado 14 de julio, una crónica de ballet 'Giselle' a cargo del Ballet du Capitole de Toulouse ofrecido en el festival de Peralada. Seguro que le habría gustado estar este fin de semana junto a Plácido Domingo, tenor de su misma edad, 77 años, a quien entrevistó en diversas ocasiones.

Un día después de escribir esa crónica ingresó en el Hospital de Sant Pau para hacerse unas pruebas de salud. Nadie podía imaginar que el final estuviera tan cerca. El martes 24, sin ir más lejos, había escrito un correo electrónico a Julián García, jefe de sección de iCult, para advertirle de que no podría ir este fin de semana a Peralada por las pruebas médicas a las que estaba siendo sometido y recordarle la necesidad de hacer, pese a su ausencia, una gran cobertura de los grandes conciertos programados: Javier Camarena, Jonas Kaufmann, Plácido Domingo… "Tenemos semana grande", le escribía, al tiempo que le avisaba del inminente inicio del Festival de Torroella. Entusiasta hasta el final.

Un cáncer fulminante se ha llevado a un gran colega, uno de esos periodistas que llevaban la profesión en los genes.   

Su carácter afable y su característico sentido del humor hicieron de César una persona muy querida tanto entre sus compañeros como entre los artistas y profesionales del sector del espectáculo y la cultura. Pese a haber dejado la redacción de EL PERIÓDICO en el 2007, el periodista siguió al pie del cañón reconvertido en crítico musical y teatral en este diario.

Llevaba un cuarto de siglo trabajando en la redacción de EL PERIÓDICO, como jefe de sección en Deportes primero y de Espectáculos después. Tras muchos años coordinando la sección de Cultura desde la mesa, una vez liberado de ese trabajo siguió viviendo el periodismo de otra forma. Estuvo 11 años más colaborando activamente. En su última etapa era tan habitual del Liceu como de la sala Falyhard. No se perdía los conciertos en el Auditori ni en el Palau.  Se podía contar con él para cualquier cosa. Podía ser protagonista o 'cover'. Y su energía, ilusión y entrega contagiaban tanto a sus colegas como a su fiel compañera, Esperanza Navarrete, con quien mantuvo una relación de casi 40 años. Ella, periodista como él, le acompañaba a todas partes en su última etapa como crítico, incluso a Sydney (Australia), cuando acudió al estreno de una producción de ‘Madama Butterfly’ de La Fura dels Baus, o a la inauguración del nuevo Mariinski de San Petersburgo.

De Deportes a Cultura

Originario de Lleida, López Rosell trabajó en la prensa local antes de dar el salto a la prensa de Barcelona. Se forjó en el 'Diario de Lérida', donde trabajó como jefe de deportes con un equipo formado unos jóvenes llamados Tatxo Benet, Jaume Boix, Lluís Visa y el también fallecido Enric Bañeres. Como él, muchos de ellos desarrollaron su carrera en Barcelona.

Pasada la treintena César se estableció en Barcelona donde trabajó en 'Catalunya Express' y 'El Correo Catalán', también como jefe de Deportes. En 1981 le fichó EL PERIÓDICO DE CATALUNYA con miras al Mundial de fútbol organizado en España al año siguiente. En esta nueva aventura los primeros en acompañarle fueron colegas como Emilio Pérez de Rozas, Álex Martínez Roig y los finados Álex Botines y Quim Regàs.

Después capitaneó 'El Dominical' antes de aterrizar en Espectáculos donde trabajó junto a reconocidos profesionales como J.J. Sánchez Costa y Gonzalo Pérez de Olaguer, ambos desaparecidos, Teresa Rubio, Núria Martorell, Rafael Tapounet, Carlos Núñez o Chelo Solís, entre otros. Sus segundos de a bordo en aquella sección fueron varios: Jorge R. Gutiérrez, Jordi Saladrigas, ya fallecido, Nacho Para y Albert Guasch.   

César López Rosell será despedido este sábado en el tanatorio de Collserola, a las 14.00 horas. La capilla ardiente estará abierta a partir de las ocho de la mañana.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.