Ir a contenido

ANIVERSARIO DE LA ASOCIACIÓN

Los editores en catalán, 40 años y a la búsqueda de nuevos lectores

La AELLC celebra cuatro décadas con un manifiesto, nuevo logo y el nombre de Editors.cat

Anna Abella

Expositores en la Setmana del Llibre en Català del pasado septiembre.

Expositores en la Setmana del Llibre en Català del pasado septiembre. / ACN / GUILLEM ROSET

Editors.cat es la nueva marca con la que desde ahora pasará a denominarse la Associació d’Editors en Llengua Catalana (AELLC), que este 2018 celebra 40 años de su creación, desde su constitución, el 2 de junio del 1978. Mirando ahora al presente y al futuro, las casi 100 editoriales que forman parte de ella se han marcado varios objetivos, que según ha explicado su presidenta, Montse Ayats, consisten en el fomento de la lectura para crear nuevos lectores, en lograr más visibilidad y presencia de los libros en catalán en librerías y en los medios de comunicación, en la internacionalización de la literatura y los autores y el incremento de las inversiones públicas.

Ayats y los vicepresidentes de Editors.cat Joan Sala, Ilya Pérdigo y Iolanda Batallé no han olvidado destacar la importancia de seguir organizando la Setmana del Llibre en Català, “como máximo exponente y mejor ejemplo de lo que significa la asociación” pues en ella (que este año se celebrará del 7 al 16 de septiembre) participan todos los sectores del sector (libreros, autores, distribuidores, editores...) y permite “dar visibilidad durante 10 días al libro en catalán” y ayudar a la internacionalización con la presencia de editores extranjeros con los que establecer contactos y cerrar la venta de derechos. Esto último, algo que también se está potenciando con la presencia de las editoriales en catalán en ferias del libro como las de Bolonia, Londres o Fráncfort.

Coincidiendo con el aniversario, y en una fiesta en el Arts Santa Mònica con representantes de la Generalitat, el Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona, la asociación presentará el nuevo logo de Editors.cat (cuya letra i está formada por cuatro barras que simbolizan las de la bandera catalana, el lomo de un libro y las cuatro décadas transcurridas) y un manifiesto que, además de incluir los objetivos antes citados, “pone énfasis no tanto en la cantidad de títulos editados como en su calidad” e insta a “tener la astucia necesaria para convertir el ámbito digital en un aliado”.  

Rescatar antiguos lectores 

De los 97 socios, siete editoriales se crearon antes de la guerra civil, 50 entre 1972 y el 2000, y 40 desde el 2000 hasta hoy. Esto, según Ayats, “refleja la diversidad del mundo de la edición en catalán”, que ahora tiene “la oportunidad” de captar a una generación, la de quienes hace 35 años recibieron escolarización en catalán pero abandonaron la lectura y que, según las estadísticas, acaban de llegar a la edad en que vuelven a leer.

Sala, quien ha recalcado la necesidad de invertir en el fomento de la lectura,  ha recordado la “bajísima” inversión en cultura de las administraciones públicas deseando que el Govern cumpla el aprobado Plan de Lectura 2020 pero que se amplíe la cifra de dedicar 65 euros del presupuesto por habitante y año a la cultura que este mismo martes anunciaba como deseable la ‘consellera’ Laura Borràs, con quien Editors.cat se reunirá el 24 de julio.  

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.