Ir a contenido

EL ANFITEATRO

El festival de Bayreuth y la afición respiran aliviados

El tenor polaco Piotr Beczala será Lohengrin en el festival wagneriano tras la retirada de Roberto Alagna

Rosa Massagué

El tenor polaco Piotr Beczala, en una imagen promocional.

El tenor polaco Piotr Beczala, en una imagen promocional. / JB MILLOT

La incógnita ha durado poco. Afortunadamente. El festival de Bayreuth ha anunciado que el tenor polaco Piotr Beczala interpretará el papel protagonista de la ópera ‘Lohengrin’, de Richard Wagner, en sustitución del francés Roberto Alagna que abandonó el proyecto cuando faltaban menos de cuatro semanas para la inauguración del festival precisamente con esta obra el próximo día 25. El teatro respira tranquilo y los aficionados, también.

Beczala será el primer cantante polaco en interpretar un papel protagonista en el festival que fundó Wagner en la pequeña ciudad bávara de Bayreuth para el que construyó su propio teatro que se inauguró en 1876.

Tras el abandono de Alagna que renunció por haber aprendido solo la mitad de un papel que nunca ha cantado ni en versión de concierto, el nombre de Beczala era uno de los que sonaban como posibles sustitutos. El papel no solo lo tiene aprendido. Lo debutó en el 2016 en Dresde con gran éxito. Era su primer rol wagneriano y la crítica destacó la elegancia de su canto y la belleza de su voz. Hubo quien detectó cierta falta de expresividad que se atribuyó precisamente a ser la primera vez que entraba en el difícil mundo wagneriano, algo que el tiempo corregiría.

La  noticia de la sustitución corrió como la pólvora entre los medios operísticos cuando a media mañana el propio tenor colgó en Instagram la foto de la indicación de un desvío para coger la autopista alemana A9 que lleva de Múnich a Berlín y pasa por Bayreuth. Horas después el festival daba la bienvenida a Beczala en Twiter.


El tenor encontrará la misma batuta que le dirigió en Dresde, la de Christian Thielemann, director musical de aquel teatro sajón y también del festival de Bayreuth. Compartirá reparto con Anja Harteros (Elsa), la soprano alemana con una técnica y una formación más próxima a la de Beczala que no a la de Alagna. Son dos aspectos que facilitarán la preparación en un tiempo ajustado y la posterior interpretación. Asimismo, el tenor no habrá perdido prácticamente ningún ensayo.

La presencia de Beczala en la nueva producción de ‘Lohengrin’ en el festival de Bayreuth ha permitido lanzar un suspiro de alivio a los aficionados y fieles al teatro wagneriano. La elección de Alagna para el papel del caballero medieval había sido considerada como un grave error de la directora Katharina Wagner (biznieta del compositor), y del propio Thielemann, más atentos a las repercusiones mediáticas que a la esencia de la que el compositor quiso imbuir su festival.

También erró Alagna al aceptarlo. Su repertorio queda lejos de Wagner lo que no hay que interpretar como un demérito. El francés ha desarrollado una larga y acreditada carrera. En el Liceu ha tenido varios éxitos con su Radamés (‘Aida’), Don José (‘Carmen’), Maurizio (‘Adriana Lecouvruer’) o Pinkerton (‘Madama Butterfly’).

Hace unos años, cuando desde la ‘verde colina’ donde está el teatro se anunció una nueva producción de ‘Lohengrin’ para este 2018, se lanzó la idea de que los intérpretes serían Alagna y Ana Netrebko asegurando así un éxito al menos publicitario. Lo de Alagna ha resultado un fiasco como se ha visto y la rusa ya renunció en aquel momento.

Netrebko debutó el papel de la protagonista femenina de esta ópera en Dresde junto a Beczala y al parecer, ambos tienen un contrato con el festival de Bayreuth para interpretar tres representaciones de esta ópera en el 2020.  Sin embargo, Netrebko ha manifestado en varias ocasiones sus dificultades con el idioma. “Mi cerebro se niega a memorizar el alemán”, había declarado al diario ‘Frankfurter Allgemaine Zeitung’ después de interpretar el papel de Elsa en Dresde. Y en una rueda de prensa en Salzburgo aseguró riendo que solo lo volvería a cantar si le ponían un ‘teleprompter’ y admitó que ya se había servido de dicho artilugio en la ciudad sajona.

Beczala, presente en las últimas temporadas en el Liceu con ‘Werther’ (2016-17) y con ‘Un ballo in maschera’ (2017-18), ha dejado muy buen recuerdo, lo mismo que con sus recitales en el Palau de la Música y en el Festival Castell de Peralada. El tenor polaco volverá al teatro de La Rambla en el 2018 con ‘Luisa Miller’.

La aceptación de Beczala ha obligado a mover varias fichas en otros teatros y festivales. Como en el de Granada, donde debía cantar este viernes y será sustituido por el pianista suizo Francesco Piemontesi. También debía ofrecer un recital el domingo en la Ópera de París y, dadas las circunstancias, ha habido quien proponía con mucha sorna que fuera Alagna quien cantara en su lugar. Asimismo el tenor polaco ha cancelado su participación en el festival estadounidense de Tanglewood.

Temas: Ópera

0 Comentarios
cargando