Ir a contenido

CONCIERTO

Pastora Soler disfruta de su resurgir artístico

La cantante actúa en el festival de Pedralbes este domingo con 'La calma', su primer disco tras superar episodios de pánico escénico

Beatriz Martínez

Pastora Soler, en una actuación.

Pastora Soler, en una actuación.

Han pasado más de tres años desde que la cantante Pastora Soler decidiera hacer un parón en su carrera profesional después de atravesar una serie de episodios de pánico escénico. Superado ese bache regresó el año pasado a la actualidad musical con el disco 'La calma'. Con él ha vuelto a recuperar la seguridad en sí misma.

Ahora se encuentra embarcada en su gira de verano que pasa por el Festival Jardins de Pedralbes este domingo para reencontrarse con el público catalán tras actuar el pasado enero por el Gran Teatre del Liceu. "El show ha cambiado poco con respecto a la gira que emprendimos por teatros, pero sí que es verdad que en esta ocasión está enfocado a espacios al aire libre. Estoy muy contenta porque vamos a poder tocar en sitios tan especiales como Pedralbes o el Teatro Romano de Mérida", indica Soler. En cuanto al repertorio, habrá canciones de 'La calma', pero también otras más conocidas. "He intentado trasmitir quién soy a través del espectáculo, por eso no puede faltar la copla o pinceladas de flamenco".

"Cada día me siento más fuerte y con más confianza. El público me ha demostrado su cariño "

A vivido el regreso a los directos de forma muy especial. Al principio, tenía ciertas dudas. "Cuando hice el primer concierto no sabía cómo me iba a encontrar de nuevo en un escenario. Había estado tres años de parón y fue un momento importante de reencuentro conmigo misma como artista, y también con el público. Y pasé la prueba", confiesa agradecida. "Cada día me siento más fuerte y con más confianza. He vuelto a disfrutar muchísimo de la gente, de los sitios que visito. El público además me ha demostrado mucho cariño, ha sido maravilloso recibir su calor desde el primer minuto hasta el final". Soler ha aprendido a base de experiencia. "Yo le tengo mucho respeto a mi público. No me interesa que tengan de mí una imagen idealizada. La vida de los artistas tiene una parte muy bonita, pero también otra muy dura y sacrificada que te puede llegar a consumir. Al final la verdad fue mi mejor aliado.

Para ella lo más bonito de 'La calma' es haber podido "volver a quererme como artista". Y añade: "A veces somos nosotros los que nos exigimos más que nadie. Y yo quería reencontrarme con la tranquilidad, con la seguridad y el equilibrio como persona y artista". No puede evitar emocionarse cuando canta 'Estrella', canción dedicada a su hija. "La maternidad te cambia la vida. Es un tópico, pero es la vedad. Te hace priorizar, relativizar y dejar de ser solo tú el centro del universo. Son muchas cosas las que se alteran en tu escala de valores. Y todas para bien".

Apoyo a Amaia y Alfred 

Respecto a Eurovisión, concurso en el que participó en el 2012 con 'Quédate conmigo', lamenta que hubiera tanta polémica. "No creo que sea algo que nos beneficie de cara a nuestra participación. Como sigamos así, nadie va a querer presentarse. Hay mucha presión, yo lo sentí en mi año, cualquier cosa era analizada y criticada. Pero como eurofan que soy yo creo que fue una digna representación. La canción era muy bonita y Amaia y Alfred lo hicieron muy bien, deberíamos estar orgullosos".

En su momento dijo que 'Quédate conmigo' no es que fuera una canción feminista pero sí que representaba la fuerza de la mujer. "Yo llevo muy años en esto. Creo que a las mujeres nos cuesta el doble y en el mundo de la música existe una gran desigualdad. Así que toda unión será importante. Por eso quizás me gusta contar con ompositoras como Vega o Vanesa Martín, porque me siento más cercana a su sensibilidad y a su manera de contar las cosas".