Ir a contenido

FESTIVAL CIUTAT FLAMENCO

Arcángel: "No quiero atender a las corrientes musicales ni a las modas"

El cantaor onubense presenta su disco 'Al este del cante' con las Nuevas Voces Búlgaras en la sala Barts de Barcelona

Marta Cervera

El cantaor Arcángel en El Periódico.

El cantaor Arcángel en El Periódico. / FERRAN SENDRA

Desde que decidió dedicarse al flamenco Arcángel (Huelva, 1977) no ha dejado de evolucionar, de crecer. Fiel a sí mismo y sin ganas de traicionarse, ha ido forjando una carrera sin prisa pero sin pausa. Este miércoles presenta en la Sala Barts su último disco, 'Al este del cante' (Universal), un trabajo grabado en directo con las Nuevas Voces Búlgaras que mira hacia tres de sus referentes: Camarón, Morente y Lorca. También incluye un guiño a Lole y Manuel.

"Tardé unos siete meses en elaborar este disco que se grabó en directo a partir de un espectáculo que venía haciendo desde tres años antes. Parte del repertorio ya existía pero incorporé nuevos temas", recuerda. Grabar en directo fue agradable. "En un concierto lo que hay es lo que hay. Aquello empieza y es una máquina que nadie puede parar". Aprecia esa frescura y manera de comunicar directa y sincera. 

"Mentes como la de Morente, con esa libertad y valentía, hacen falta en el mundo"

La última vez que estuvo en la sala Barts fue con motivo de un homenaje en recuerdo de Enrique Morente organizado por el Taller de Músics. Fue en el séptimo aniversario de la muerte del iconoclasta cantaor granadino que versionó 'La aurora en Nueva York' en 'Omega', revolucionario álbum grabado con el grupo de rock Lagartija Nick.

Arcángel también ha elaborado su propia versión sobre este poema de Lorca. Y otra de 'La leyenda del tiempo' que en su día grabó otro mito, Camarón. Todos ellos son referentes indiscutibles para Arcángel. "Enrique significa muchísimo en mi vida. No tengo una perspectiva neutral sobre él porque le admiro y quiero profundamente". A menudo piensa en él. "Cada día le echo más en falta. Mentes como la suya, con esa libertad y valentía, hacen falta en el mundo".

Gracias a Morente, quien ya había grabado con las Voces Búlgaras, quiso acercar su flamenco al sonido de esa mágica polifonía coral. "Yo descubrí las Voces Búlgaras por él. De alguna manera este disco es casi más suyo que mío porque el espíritu de Morente está ahí", confiesa. Pero Arcángel intenta ir más allá y darle un tratamiento diferente. "Basta que Enrique hubiera hecho una incursión en ese mundo, aunque fuera pequeña, para separarme más aún de lo que él hizo".

No vale la pena compararles. Cada uno tiene su personalidad, su propia voz entre tradición y modernidad. "He trabajado desde el respeto más absoluto. Ha llegado un punto donde quiero divertirme con lo que hago y no tener que estar siempre pendiente de a ver qué cara pone el de enfrente. Nunca he entendido el arte como una competición".

"El riesgo siempre existe pero el límite me lo voy a marcar yo, no lo que piensen los demás"

¿La crítica le importa poco? "Me importa y ocupa su lugar, pero no va a condicionar lo que yo quiero cantar. En este momento de mi vida, el principio que me mueve a hacer las cosas es disfrutar".

Pero el arte nunca es cómodo, uno debe experimentar, arriesgar, ir al límite. En este sentido Arcángel quiere seguir evolucionando. "El riesgo siempre existe pero el límite me lo voy a marcar yo, no lo que piensen los demás, tanto en lo artístico como en el negocio". Y aclara que lo suyo no es soberbia ni tampoco libertad mal entendida. Simplemente, es fruto de su experiencia. "No quiero atender a las corrientes musicales ni a las modas. Elijo los proyectos desde la independencia de lo que a mí me gusta".

0 Comentarios
cargando