Ir a contenido

EN LA BARTS

Un 'Réquiem' en memoria de Enrique Morente

El estreno de un 'Réquiem' aflamencado creado por Joan Díaz e interpretado por una cincuentena de músicos recuerda al añorado y genial artista

Marta Cervera

Joan Albert Amargós dirige en un ensayo del Réquiem en la Barts. 

Joan Albert Amargós dirige en un ensayo del Réquiem en la Barts.  / XAVI TORRENT

Hace siete años el flamenco enlutó con el fallecimiento del cantaor Enrique Morente. El genial artista revolucionó la música con su espíritu abierto, vanguardista y aventurero. Morente marcó una época y también ha dejado profunda huella en todos aquellos que le conocieron. Uno de ellos, Lluís Cabrera, fundador y motor del Taller de Músics, ha querido recordarle con algo especial, un 'Réquiem' aflamencado creado por Joan Díaz que se estrena este miércoles en la Barts, dentro del 49º Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona.

Cabrera está convencido que aún falta mucho por descubrir de Morente. "No se le ha acabado de entender en su totalidad. Su legado es muy denso. No sé si en el propio mundo artístico y en el del flamenco se es consciente de todo lo que hizo. Morente creó música para cine, para danza y para el teatro. Le interesaban muchas cosas, también los místicos españoles", ha recordado Cabrera. Para él, solo José Enrique Morente 'Kiki', hijo pequeño del añorado artista, y Arcángel son los únicos cantaores que siguen un poco su estela. Ambos participarán en este homenaje al maestro. Abrirán la primera parte del concierto junto al prolífico tocaor Juan Gómez 'Chicuelo' interpretando algunos de los palos que menos se estilan. Después habrá un descanso y se preparará el escenario para acoger a los 50 intérpretes del 'Réquiem', donde también colaboran Kiki y Arcángel como voces solistas junto a Pere Martínez y Paula Domínguez. 

Amargós & 'All-Stars' 

El experimentado Joan Albert Amargós estrenará este curioso 'Réquiem' al frente de una 'big band' ampliada con cuarteto de maderas, vibráfono, guitarra flamenca y percusión, además de una treintena de voces del coro ARSinNOVA. La pieza mantiene una estructura clásica de ocho partes, pero solo utiliza el texto litúrgico en latín del 'Kyrie eleison'. El resto es una selección de poemas realizada por Manel Forcano que incluye versos de Federico García Lorca, Antonio Machado, Miguel Hernández, Jorge Guillén, Rafael Alberti, Mario Benedetti y hasta de Lluís Cabrera, extraídos de las 'Coplas de la amistad' que dedicó al cantaor.

"He hecho como Morente, me he inspirado en la tradición clásica de una misa de difuntos para ir más allá", ha confesado Díaz, el compositor. Se identifica totalmente con el "espíritu ecléctico" del cantaor granadino. Lleva cuatro intensos meses dedicados a esta obra, una pieza en la que ha implicado una veintena de instrumentistas de Catalunya, Andalucía, Madrid y Valencia con los que suele colaborar. "Es un auténtico 'all-stars'", presume el músico, que estará al piano junto a intérpretes como Marc Miralta (batería), Andrea Motis (trompeta) y Joel Bardolet (violín). A Díaz le van los retos. Antes de implicarse en este ambicioso proyecto estrenó otro curioso experimento en el Auditori que unió a Niño Josele y la Cobla Sant Jordi.

Cabrera conoció a Morente en 1970 cuando fundó la peña flamenca de Verdún, en Nou Barris. "Yo entonces tenía 16 años y él 28". El cantaor le siguió apoyando cuando lanzó el Taller de Músics, una escuela de música donde se enseñaría flamenco y jazz situada en un pequeño local en el Raval, no lejos del Mercat de Sant Antoni. "Morente fue el puntal del Taller, un refente indiscutible". Con él hicieron varias producciones. Cabrera recuerda, entre otras, esa aclamada fusión con las Voces Búlgaras y el estreno de 'Omega' en el Mercat de Música Viva de Vic, un disco histórico que unió el flamenco y el rock alternativo de Lagartija Nick. 

0 Comentarios
cargando