Ir a contenido

ESTRENOS DE CINE DE LA SEMANA

Marine Francen: "Algunas mujeres utilizan la lucha feminista para adquirir notoriedad mediática"

La directora francesa reivindica la sororidad femenina como único medio de supervivencia en su ópera prima, 'La mujer que sabía leer'

Beatriz Martínez

La directora francesa Marine Francen

La directora francesa Marine Francen / PAUL GRANDSARD

Un pueblo perdido en las montañas alpinas habitado únicamente por mujeres que esperan a que sus maridos sean liberados tras rebelarse contra el golpe de Estado de Napoleón III. Un pacto entre ellas: si por casualidad apareciera un hombre, lo compartirían entre todas para satisfacer sus necesidades sexuales. Este es el punto de partida de 'La mujer que sabía leer', ópera prima de Marine Francen tras ejercer durante años como asistente de directores como Michael Haneke u Olivier Assayas. A través de un fuerte sustrato alegórico, este refinado filme reivindica la sororidad femenina como único medio de supervivencia.

La película parte del libro 'El hombre semen' (1919), en el que su autora, Violette Ailhaud plasmó sus propias vivencias, ¿qué fue lo que más le interesó de él?
Me conmovió la manera en la que abordaba el deseo femenino, muy simple y directa, cruda, pero para nada vulgar. También me impactó la enorme fuerza poética que inundaba el texto, algo que intenté plasmar a través de las imágenes.

La película se sitúa en un contexto histórico muy concreto, pero ¿podríamos trasladarlo a la actualidad?
Esa era mi intención, abordar ciertas cuestiones en torno a la feminidad desde un punto de vista muy contemporáneo. Yo quería plasmar la resistencia de un grupo de mujeres, su manera de protegerse y sobre todo reivindicar su libertad por encima de cualquier tipo de represión social.

Supongo que ya le habrá dicho que su película tiene puntos en común con 'El seductor' de Don Siegel y 'La seducción' de Sofia Coppola.
El punto de vista en torno al deseo femenino que esboza Siegel es totalmente opuesto al que yo tengo. Él se apoya en arquetipos caricaturescos que me parecen reprobables. En cuanto a Coppola me decepcionó encontrar su discurso tan cercano al de Siegel.  

Hábleme de la constante pulsión que hay en la película entre realismo y poesía visual.
Intenté acercarme a las acciones de los personajes de una forma muy cercana, pero no quería que se convirtiera en una crónica campesina del siglo XIX. Prefería invitar al espectador a que experimentara con las sensaciones. No quería introducir mucha palabrería ni que la película fuera cargante, sino más lírica y sensorial. Es casi un relato mitológico sobre el renacimiento de la mujer. Han atravesado un apocalipsis y ahora toca volver a nacer.

Tráiler de La mujer que sabía leer (2017)

El concepto de sororidad es el que articula buena parte de la cinta.
Sí, intenté reunir a un grupo de mujeres que abarcaran todas las edades para a través de la puesta en escena conseguir que ese conjunto se moviera en el plano de manera orgánica.  Y casi única. Pero al mismo tiempo también quería reflexionar en torno a la necesidad de mantener la individualidad sin que ello obstaculice la fraternidad.

¿Cree que es posible de alcanzar ese estado que propone?
Pienso que para salvar al grupo y salvarse a una misma, las mujeres tenemos que mantenernos unidas para sobrevivir. Creo que tiene más ventajas que inconvenientes.

Sin embargo, en los últimos tiempos hemos visto posturas enfrentadas entre las propias mujeres sobre temas tan graves como el acoso. ¿Qué piensa del manifiesto que encabezó Catherine Millet en contra del #MeToo?
Creo que cada país ha vivido la historia de las relaciones entre hombres y mujeres de una manera. No me sorprende que las mujeres en EE UU se hayan levantado a pelear por sus derechos, más todavía estando Trump en el poder. Pero en Francia, aunque todavía queda mucho por hacer, no existen tantas desigualdades. Mi sensación es que algunas mujeres utilizan la lucha feminista para adquirir notoriedad mediática. Por otro lado, no habría que mezclar la defensa de la libertad de la mujer con estar en contra de los hombres. Hay mujeres que tienen posturas muy odiosas al respecto. Los hombres se están dando cuenta de que tienen que replantearse muchas cosas sobre las relaciones sociales que están estableciendo. Y es me parece fundamental para convivir en armonía.

Temas: Cine

0 Comentarios
cargando