Ir a contenido

D'A FILM FEST

'Nadie nos mira', buscarse la vida en Nueva York

La nueva película de Julia Solomonoff es un retrato de expatriado en lucha con sus demonios y con quienes simplifican lo latino

Juan Manuel Freire

Julia Solomonoff, directora del filme Nadie nos mira, en Barcelona.

Julia Solomonoff, directora del filme Nadie nos mira, en Barcelona. / FERRAN NADEU

En su tercera película, 'Nadie nos mira', Julia Solomonoff hace el retrato matizado de un actor argentino, Nico (Guillermo Pfening), autoexiliado en Nueva York a la fuga de algo, al que cuesta dar con una carrera americana por la dura competencia pero también los prejuicios en torno a lo latino. Cuando por fin (pequeño 'spoiler') consigue hacerse con la atención de una agente bastante poderosa, ésta le recomienda que cambie de color de pelo: un latino parece no poder ser rubio.

Para modelar el personaje de Nico y las situaciones a las que se enfrenta en este viaje de crecimiento, Solomonoff tiró de su experiencia y la de gente cercana. "Hace veinte años me fui de Argentina a Nueva York para estudiar", explica la directora. "Viví una vida parecida a la de Nico, quizás menos precaria, aunque trabajaba en negro. Como Nico, fui niñera, fui camarera… Fui un montón de cosas. Y tuve esa misma sensación de tensión con la cultura americana; con la idea de qué es latino y qué no; con la idea del inmigrante".

Los actores también lloran

La experiencia de Nico es muy común, pero el cine americano (o, más particularmente, el cine situado en Nueva York) suele dejarla bastante de lado. "Lo que suele verse es una versión idealizada: un camarero vive en un loft de siete mil dólares al mes cuando gana solo mil quinientos. O, en el otro extremo, se nos cuenta un relato amargo, basado en la miseria, en el que se reduce la experiencia del inmigrante a una situación súper urgente que se resuelve con una Green Card [el permiso de residencia en Estados Unidos]".

'Nadie nos mira' habla sobre la dificultad de sobrevivir lejos de tu lengua y tu comunidad, incomprendido por una sociedad a la que resulta más fácil tipificar que aceptar la diversidad de una cultura. "La recepción en Nueva York", dice Solomonoff, "ha sido muy buena entre los inmigrantes, como también entre los actores, porque no se cuenta, por fin, la típica historia de éxito". El título hace referencia a cierto momento clave del filme, pero también, podría ser, a la falta de público que aqueja a Nico. Nadie le mira. "Nico es un gran actor que en este momento no tiene público, no tiene director, ni tiene 'troupe'. Y todo eso para un actor es muy grave".

El personaje de Nico es gay, pero no se ha marchado de Argentina por este motivo, como algunos estadounidenses podrían pensar. Otro tópico: lo latino como retrógrado. "En Estados Unidos hay una visión genérica de Latinoamérica, como si fuera la sociedad más machista, más retrógrada. Pero Latinoamérica es ahora mismo menos retrógrada que Estados Unidos. Es un lugar de mucho más movimiento, tensión, cambio y discusión".

Madrina Coixet

Después de su primera experiencia americana, Solomonoff (ahora profesora de cine en la Universidad de Columbia), volvió a Argentina, donde trabajó en la televisión pública y dirigió dos películas, 'Hermanas' y 'El último verano de la Boyita', esta última coproducida por El Deseo, la compañía de Almodóvar, gracias a la intervención de Isabel Coixet. "Fue ella quien me presentó a El Deseo. Debo mucho a Isabel… Para mí es como una mentora. Hace ya casi veinticinco años, cuando trabajaba de asistente de dirección en Argentina, me ayudó a pagar el subtitulado de mi segundo corto". Y ahora aparece como coproductora de 'Nadie nos mira', lo que seguramente ha facilitado que el filme se vaya a estrenar en España: el 8 de junio.  

Mañana martes, día 1, el D'A acoge su 'première' catalana, en el Aribau Club 1 a las 18.00 h., con la presencia de Solomonoff y Coixet.

Otra recomendación para hoy

El martes, día 1, se puede ver en pantalla grande, por primera vez en España, 'Good Time', el thriller alucinado y sardónico de los hermanos Safdie con Robert Pattinson como un ladrón de poca monta que trata de sacar a su hermano de chirona. La película está disponible en cierta plataforma, pero conviene acercarse al Aribau Club 1 a las 20.00 h. y experimentar realmente el 'trip' que proponen los Safdie, en el que el sonido (el sonido más envolvente, rotundo posible) tiene un papel importante. 

Temas: Festival D'A

0 Comentarios
cargando