Ir a contenido

REAPARICIÓN DE UNA BANDA PIONERA DEL ROCK'N'ROLL ESPAÑOL

Los Sírex, la fiesta continúa con 'Que nos quiten lo bailao'

El grupo presenta en Barts un doble disco, 'Que nos quiten lo bailao', producido por Pep Sala y en el que cuentan con invitados como Serrat, Miguel Ríos y David Carabén, de Mishima

Jordi Bianciotto

De izquierda a derecha, Leslie, Serrat y Pep Sala

De izquierda a derecha, Leslie, Serrat y Pep Sala

Esta vez no les ha hecho falta un aniversario con cifra redonda para ponerse manos a la obra: el nuevo disco de Los Sírex, ‘Que nos quiten lo bailao’, celebra algo tan sencillo como que “el grupo vive en un momento de gran simpatía” y que un fan incorporado, Pep Sala, “ha sabido vestir” su sonido histórico, de guitarras eléctricas rampantes y filo rocanrolero. Obra que atestigua su inacabable vitalidad, el grupo barcelonés la presenta este domingo en la sala Barts (19.00 horas).

Hablamos de un disco doble con la mitad de su contenido en directo, grabado en año pasado en Luz de Gas, y la otra en estudio, material con abundancia de duetos. El cantante de la formación, Antoni Miquel, Leslie, se acoge a aquella idea de que “la gente, cuanto más importante es, más sencilla, noble y afable resulta”, y pone como ejemplos la amable disposición de colaboradores como Miguel Ríos (‘San Carlos Club’) o Serrat, que se suma a la pieza que en 1964 protagonizó su primer ‘single’, ‘Muchacha bonita’. “Nos dijo que esa canción, un blues muy fresco, que nos salió tratando de tocar ‘Be bop a lula’, le recordaba los primeros tiempos, cuando tenía ganas de hacer tantas cosas en el mundo de la música”, explica Leslie.

The Shadows en el espejo

La pieza que da título al disco es una de los dos estrenos con firma de Pep Sala, quien a juicio de Leslie ha capturado el sonido genuino de la banda, con raíces en pioneros de la era del rock’n’roll como The Shadows. “Eran nuestro espejo, los grandes revolucionarios de la guitarra eléctrica. Cuando sacaron ‘Apache’, todos los chicos querían comprarse una guitarra eléctrica para tocar como Hank Marvin”, explica. De eso hace mucho, ¿no? “¡Antes de los Beatles y los Stones! Estoy hablando de 1960”.

Las dos canciones de Sala, así como una tercera, la versión de ‘Tren de mitjanit’, de Sau, representan el estreno de Los Sírex en la lengua catalana. “Cuando hubo el ‘boom’ de los rock catalán, en los 90, nos lo propusieron, pero me pareció que nos dirían que nos subíamos al carro de la moda”, revela Leslie. No es la única innovación en el ‘universo Sírex’: atención a esa versión de ‘La escoba’ con guitarra en ventilador  y palmas de Sicus Carbonell y Sabor de Gràcia. “Es como si la canción hubiera vuelto a casa”, destaca Leslie, recordando que “inicialmente era una pieza flamenca de un señor valenciano llamado Laredo”.

El Elvis catalán

El Dúo Dinámico se suma a la versión de ‘Resistiré’, mientras que ‘El tren de la costa’ cuenta con la réplica de una voz de otra generación, la de David Carabén, cantante de Mishima. “De toda la escena de conjuntos que hay ahora, el último Elvis Presley es David”, estima Leslie, que destaca “su voz personal e inconfundible”.

Y a todo esto, el enunciado del 50º aniversario de Los Sírex comienza a quedar lejos: el año que viene hará 60 años que el grupo, en 1959, dio sus primeros pasos cuando sus miembros eran aún adolescentes. De su etapa clásica, en los 60, siguen ahí, además de Leslie, el bajista Guillermo Rodríguez y el guitarrista Pepe Fontseré, a los que en 1978 se sumó la guitarra de Juanjo Calvo y, recientemente, el batería Xavi Fusté y el saxofonista y flautista Quim Bernat. ¿Las claves de la longevidad? “Nos hace felices tocar las canciones que a la gente les gusta, con las que por ejemplo se enamoraron. Siempre hemos tocado para divertirnos, y así sigue siendo”, razona el siempre entusiasta Leslie, que a sus 73 años se dispone a emprender una nueva etapa en el plano más personal, ya que contraerá nupcias el próximo 14 de junio.

0 Comentarios
cargando