Ir a contenido

ENTREVISTA

Sleaford Mods: "El culto a la figura del artista decadente resulta patético"

El celebrado dúo punk-hip hop visita el jueves Razzmatazz 2 para presentar 'English tapas', su disco post-Brexit

Juan Manuel Freire

Sleaford Mods: Jason Williamson (izquierda) y Andrew Fearn.

Sleaford Mods: Jason Williamson (izquierda) y Andrew Fearn. / SIMON PARFREMENT

Este dúo anarco-punk-hip hop de Nottingham ha amasado fans en los últimos años con sus ritmos contagiosos y diatribas contra la vida moderna, la británica en particular. El viernes presentan 'English tapas', su disco post-Brexit, en Razzmatazz 2 (21.30 h.). Hablamos con su vocalista y letrista, Jason Williamson.

¿De dónde viene un título como 'English tapas'? Curiosidad de 'spaniard'.
Andrew [Fearn; productor] vio esa sugerencia en la pizarra del menú de un pub. Tapas inglesas, ¿puedes creerlo? Y todas las opciones se reducían a medio 'scotch egg', un cuenco de 'chips' y cebollas en vinagre. Nos pareció divertido. Cada vez hay más restaurantes de tapas en Inglaterra. Lo que me parece curioso, estando en medio del Brexit.

Hay algunas referencias al Brexit en el disco, pero este parece su disco menos político y el más individual e interno.
Esto pasa porque empiezo a ver que el mundo no va a cambiar. En términos políticos, quiero decir. La gente siempre quiere que haga canciones políticas, pero esa clase de música ha acabado siendo parte del mismo teatro. Una parte más de algo que no va a mejorar. He empezado a lavarme las manos. He preferido escribir sobre mí o gente que conozco, aunque no sabía si alguien iba a estar interesado por mis historias.

En sus primeros discos escupían rabia de clase obrera. Ahora son más ricos, según han dicho. ¿Cambia eso la perspectiva del mundo, la forma de escribir canciones?
No estoy seguro. Yo creo que habría escrito sobre lo mismo de seguir arruinado. He cambiado en los últimos años, pero no por el dinero. Si algo me ha cambiado, ha sido viajar por el mundo. Tener experiencias, abrirme a otras culturas… En cierto modo, he madurado. Ya no me interesa cultivar las vendettas personales.

Lo que no cambia demasiado es el estilo musical. Siguen fieles a su minimalismo. Pero quizá cante usted más que de costumbre.
Definitivamente, sí. Canto mucho más. Siempre había querido cantar, pero hasta este disco no había encontrado la forma de hacer que encajara con las partes 'spoken word'. También ayudó la clase de bases que estaba enviando Andrew.

¿Suele ser primero la música y luego la letra?
La música va primero, la mayoría de las veces. Ahora mismo ya estamos preparando el siguiente disco. Andrew me envía la música y yo escribo a partir de lo que él me pasa. 

El frenesí rítmico de 'Army nights' parecía ideal para escribir sobre un gimnasio.
Me inspiró un tipo al que veía entrenar entre semana para después ligar el 'finde'. Es un retrato positivo y no estereotipado. Ese tío… Ese tío está haciendo algo positivo. No sé por qué hay gente que lo ve como patético. Para mí hay algo mucho más patético: el culto a la figura del artista decadente.

Usted va al gimnasio y está limpio y sobrio. Otras personas de su generación que fueron de las primeras en probar el éxtasis no pueden decir lo mismo. Escribe sobre ello en 'Drayton Manored': "Me pregunto qué pasará / Somos los conejillos de indias".
Esa canción trata sobre lo que significa destruirse a uno mismo. Muchos hombres y mujeres de Inglaterra siguen haciendo lo mismo que en los 90: salir de noche, meterse una droga potente, regarla con alcohol… Es una carnicería. Es el caos. Y sin embargo, es algo que parece aceptado.

En 'Feel so wrong' se decide a escribir sobre la época en que decidió dejar las drogas.
Quería escribir sobre lo que significa vivir en un entorno pernicioso, con gente alrededor en la que no puedes confiar. Empiezas a sentirte distanciado de ti mismo.

He leído que iba para actor. ¿Por qué cambió de camino?
Es una profesión difícil. Yo no era lo bastante disciplinado. Por otro lado, tampoco me podía permitir los gastos de matrícula. Después llegó la carrera en solitario de Paul Weller, The Stone Roses… Cosas musicales que me gustaban, que eran realmente interesantes.

"Muchos hombres y mujeres de Inglaterra siguen haciendo lo mismo que en los 90: salir de noche, meterse una droga potente, beber… Es una carnicería"

Pero fue el hip hop el que le llevó donde está. En una fábrica donde trabajó sonaba mucho Wu-Tang Clan. Después tuvo una epifanía con The Streets, porque hablaban su idioma. ¿A quién debe más su carrera?
A todo el hip hop en general, realmente. Todavía hoy, me inspira más que cualquier otra música. Fíjese en todo lo que ha salido en los últimos diez años. Es una fuente constante de inspiración.

Dígame raperos actuales que le gusten.
A$AP Rocky, Lil B, Drake… Cosas así.

¿Hacia dónde van Sleaford Mods, musicalmente hablando? ¿Les ha tentado alguna vez incorporar fuerzas orquestales y quizá un coro?
Intentamos que, dentro de nuestro estilo minimalista, cada canción tenga su propia personalidad. Para mí escribir algo como 'Feel so wrong' ha sido un cambio importante. En realidad, siempre cambia algo. De las últimas, también me parece curiosa 'Messy anywhere' [que suena al dub teñido de pospunk de ESG].

¿Qué podemos esperar del concierto del viernes en Razzmatazz 2?
¡Más de lo mismo!

0 Comentarios
cargando