Ir a contenido

LANZAMIENTO DEL AUTOR DE 'PARAULES D'AMOR'

Serrat reúne todos sus discos en catalán en una antología

El cantautor lanza 'Discografia', una caja de 13 de compactos que incluye toda su obra en esa lengua, incluido un volumen con sus primeras grabaciones en 'single' y epé

Jordi Bianciotto

Joan Manuel Serrat

Joan Manuel Serrat / FERRAN SENDRA

Antes de emprender la gira ‘Mediterráneo da capo’, revisión del popular álbum de 1971, Serrat entrega una novedad discográfica que reafirma su estatus de tótem de la canción: una antología con toda su obra en catalán que sale a la venta este viernes. El ‘box set’, titulado genéricamente ‘Discografia’, ofrece los once álbumes grabados en esa lengua a lo largo de toda su carrera (uno de ellos, ‘Banda sonora d’un temps, d’un país’, es doble) más un CD con sus primeras grabaciones en ‘single’ y epé.

Trece compactos, pues, que ofrecen las versiones originales de todo su cancionero en catalán, la lengua que le transmitió su padre. A través de ellos podemos recorrer su evolución como autor e intérprete desde los registros orquestales o desnudos de sus inicios, con colaboradores como Antoni Ros-Marbà, Lleó Borrell y Salvador Gratacòs, hasta la destilación artística de su hasta hora última obra en la lengua de Salvat-Papasseit, ‘Mô’ (2006).

‘Discografia’ es un cofre en el que los álbumes, en versión ‘digipack’, con portadas y contraportadas originales, y carpeta doble, vienen acompañados de un libro de 226 páginas con las letras de todas las canciones, fotografías, textos explicativos y fichas informativas. Repasamos cado uno de estos doce álbumes.

‘Primeres cançons’ (1965-68)

Compendio de sus tres epés iniciales, con versiones distintas de canciones más tarde recuperadas en los álbumes y cinco piezas no retomadas en ningún disco largo, así como la curiosa adaptación de ‘En San Juan’ (‘Per Sant Joan’), de Juan y Junior, lanzada en ‘single’. El Serrat que planta cara a la vida con un embrionario ‘Ara que tinc vint anys’ y que se debate entre la costumbrista ‘Cançó de matinada’ y la melancolía de ‘Paraules d’amor’ o ‘Ella em deixa’. Frondosos arreglos orquestales de un tal Marc Blond, pseudónimo de Antoni Ros-Marbà.


‘Joan Manuel Serrat’ (1967)

Primer álbum del cantautor, que abre ‘Ara que tinc vint anys’ en su poderosa versión más reconocible, y en el que lanza miradas a los actores secundarios de la vida (la ‘tieta’, el trovador, el ‘drapaire’), homenajea a su madre y a la memoria de la posguerra y la inmigración (‘Cançó de bressol’) y advierte de su determinación existencial (‘Me’n vaig a peu’). Influencia de la ‘chanson’, Brel sobre todo, que no enturbia un esbelto, emotivo, trazo poético y melódico.


‘Cançons tradicionals’ (1968)

La preocupación por el conocimiento de los catalanes de aquel tiempo acerca del cancionero tradicional está detrás de este álbum en el que Serrat recupera clásicos como ‘El testament d’Amèlia’, ‘Cançó del lladre’ o ‘El rossinyol’. Piezas en absoluto aburridas o extemporáneas, de narrativa a veces turbia, con traiciones y envidias, matrimonios forzosos y penas de muerte. El trovador las lleva a los oídos del presente entre amplios efectivos de cuerda y de metal, incluida una tenora en la pieza más vital, ‘El ball de la civada’.


‘Joan Manuel Serrat’ (1969)

El imaginario lírico avanza entre la evocación emocional y el retrato realista, del lento desamor que envuelve ‘De mica en mica’ a la irrupción de nuevos personajes de cuneta, como la prostituta que camina con su perro por el Paral·lel en ‘La Carmeta’, tratada con una mezcla de crudeza y ternura. Este disco marca la entrada en escena de Ricard Miralles, a quien el cantautor conoció a través de Tete Montoliu, y que en piezas como ‘Cançó de matinada’ construye la distintiva impronta instrumental del ‘sonido Serrat’.


‘Serrat / 4’ (1970)

Cuarto volumen, o sexto disco si contamos los dos que en esos años han abierto su producción en castellano. Nuevos personajes menestrales, como en ‘Els veremadors’ y ‘Mare Lola’, el vivaz retrato de barrio de ‘El meu carrer’ y un amor que hoy quizá sería políticamente incorrecto, con la adolescente de ‘Quasi una dona’. Abriendo el espectro estético, la broma mundana de ‘Conillet de vellut’, y en un plano más trascendente, la ‘Cançó per a en Salvat-Papasseit’, declaración de principios rindiendo honores a la “divina acracia”.


‘Per al meu amic’ (1973)

Una foto de Colita muestra a un Serrat contemplativo en la portada, imagen de reflexión en un momento en que discos como ‘Mediterráneo’ le han convertido en estrella pop. Vuelta a Ros-Marbà, con nuevos nombres de mujer como ‘Helena’, la emotividad de ‘Menuda’ y loas a la naturaleza en ‘Caminant per l’herba’ y ‘Pare’. El amigo al que hace referencia la canción que cierra el disco es el cantautor valenciano, ya fallecido, Marià Albero.


‘Res no és mesquí’ (1977)

Después de dedicar álbumes a Machado y Miguel Hernández, Serrat consagra todo un disco a un poeta catalán, y no precisamente liviano, Salvat-Papasseit. Lo encabeza la canción del mismo título, que defiende la idea de que la vida es un círculo de belleza y esplendor en el que la muerte es solo un paso necesario para volver a nacer. Es su primer álbum grabado tras el fin del franquismo, justo después de su exilio de diez meses en México, y representa el estreno en su obra de Josep M. Bardagí, que aporta trazos refrescantes asentados en la guitarra.


‘Tal com raja’ (1980)

El recitado de símbolos de la era franquista en ‘Temps era temps’ incide en un clásico de su obra, la mirada hacia atrás, mientras que ‘Cançó de l’amor petit’ o ‘Fins que cal dir-se adéu’ ahondan con inspiración en el sentimiento amoroso. Un Serrat que ya muestra síntomas de madurez, que luce su paternidad en ‘Jocs i joguines’ y que traza una interesante reflexión entre su yo público y el más íntimo en ‘Si no us sap greu’. Sustanciosos acercamientos a Carner y Palau i Fabre, y una producción, con Miralles y Bardagí, en la que se abren paso los teclados electrónicos.


‘Fa 20 anys que tinc 20 anys’ (1984)

Estrenando la cuarentena, Serrat rehace su clásico ‘Ara que tinc vint anys’ de la mano de Miralles en un álbum en el que la temática amorosa (‘Això que en diuen estar enamorat’) y la alusión a la naturaleza (‘Plany al mar’) se cruza con reflexiones de carácter ético, como en ‘La consciència’, donde se pregunta por la raíz del sentimiento de culpa, y en las pinceladas sociales desengañadas de ‘El món està ben girat’ y ‘Seria fantàstic’. Miralles toma las riendas y prima las cuerdas reales sobre los sintetizadores.


‘Material sensible’ (1989)

El horizonte olímpico abre el álbum con la declaración de amor de ‘Barcelona i jo’, con vibrantes arreglos de Bardagí y destellos de la tenora de Jaume Vilà. Un disco de sonoridad luminosa, casi pop en momentos como el inquieto ‘Malson per entregues’ compartido con Ana Belén y con sentimientos hondos en ‘La rosa de l’adéu’. Es el disco de ‘Salam Rashid’, avanzado canto a la inmigración con coautoría de Joan Barril y la guitarra flamenca de Paco de Lucía.


‘Banda sonora d’un temps, d’un país’ (1996)

Tres décadas después de sus primeras grabaciones, Serrat expresa su agradecimiento a sus compañeros de camino en la ‘nova cançó’ y un poco más allá. Doble disco con adaptaciones de sus contemporáneos en homenaje a un trabajo, el de cantautor, que considera una labor colectiva. Por el atril desfilan clásicos de Raimon y Pi de la Serra, de Maria del Mar Bonet y Ovidi Montllor, de Sisa y Pau Riba, de Uc y Al Tall… Dirección musical de Josep Mas ‘Kitflus’ para una obra de alto valor simbólico.


‘Mô’ (2006)

Disco de recogimiento, posterior al cáncer que se interpuso en su camino, y que toma su inspiración en la isla de Menorca, aunque también en el paisaje del Priorat, que envuelve una de sus canciones más destacadas, ‘Cremant núvols’. Serrat dedica ‘El teu àngel de la guarda’ a su hija Candela y ‘Capgròs’ al malogrado ‘mestre’ Bardagí, al tiempo que plasma un momento de emotividad vulnerable en ‘Plou al cor’. Obra de refinamiento lírico y de atmósfera vaporosa, cierra el ciclo de cuatro décadas plasmado en esta caja integral.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.