Entrevista

Luca Guadagnino: "Soy el director menos púdico del mundo"

La última película del director italiano, 'Call me by your name', llega a España tras revelarse como uno de los fenómenos cinematográficos del 2017

Luca Guadagnino, en Roma.

Luca Guadagnino, en Roma. / AP / ETTORE FERRARI

3
Se lee en minutos
Nando Salvà

Gracias a títulos como 'Yo soy el amor' (2009) y 'Cegados por el sol' (2015), el italiano Luca Guadagnino se ha confirmado como uno de los directores más expertos a la hora tanto de retratar el deseo carnal como de convertir ese sentimiento en algo casi palpable. Es algo que vuelve a quedar en evidencia en su quinta película, 'Call me by your name', historia de un breve romance entre un adolescente y un veinteañero que llega –tarde— a nuestras pantallas tras revelarse como uno de los fenómenos cinematográficos del 2017, y que aspira a cuatro premios Oscar.

La novela de André Aciman en la que se basa la película es para él una historia muy personal. ¿Cómo afectó eso su adaptación a la pantalla? El libro se vehicula a través de una narración en primera persona muy proustiana, llena de nostalgia. Pero a mí la nostalgia no me interesaba, por eso evité la voz en 'off'. Lo que yo quise retratar es el deseo, inmediato y ardiente. No es lo único que descarté del texto original; también una subtrama protagonizada por una chica enferma de cáncer, y esa escena en la que los dos amantes defecan el uno frente al otro. No me vi capaz de rodarla sin que resultara grotesca.

Sin embargo, sí rodó esa otra en la que Elio se masturba con un melocotón. ¿Le planteó alguna dificultad específica? Sí. Pensé que era físicamente imposible, así que un día yo mismo intenté masturbarme con un melocotón, para demostrarme que no podía hacerse. Pero después de deshuesarlo y encajarlo a mi cuerpo, funcionaba perfectamente.

Su película es la historia de un amor homosexual protagonizada por actores heterosexuales, y eso es algo por lo que ha sido criticada. ¿Lo vino venir? Yo soy un hombre gay. Siempre lo he sido. Y siento gran admiración por el modo en que muchos artistas homosexuales usan su obra para expresarse. Pero me niego a definir a las personas basándome en su identidad sexual. Pensar que para dar vida a un personaje gay es necesario un actor gay me parece provinciano y reaccionario. No sé si mis actores se han acostado alguna vez con un hombre, no se lo he preguntado; me habría sentido muy idiota haciéndolo. Rock Hudson era gay y encarnó a montones de personajes heterosexuales. ¿Qué tiene eso de malo?

"No quiero ser visto como un esclavo del hedonismo. Prometo mantener mi cámara lejos de las piscinas durante un tiempo"

¿En algún momento se planteó hacer la película más sexualmente explícita? Soy el director menos púdico del mundo, y a lo largo de mi carrera he sido muy preciso a la hora de usar cuerpos masculinos y femeninos para transmitir emociones. Dicho esto, siempre pensé que las escenas de sexo eran algo que esta película no necesitaba. No creo que nadie la vea y piense: "Está bien, pero le faltan penes". Lo que yo quise retratar es esa cosa invisible llamada intimidad, ese momento en el que alguien se acerca a ti para olerte y para rozarte. Cuando deseas a otra persona, lo más importante es ese tiempo previo al sexo que está lleno de miradas y gestos y tanteos. Cuando te saltas ese paso y consumas el deseo de inmediato es como si te sacudieras de encima lo que sientes.

Noticias relacionadas

Señor Guadagnino, ¿por qué tantas de sus películas incluyen piscinas? Lo triste es que yo no sé nadar. En serio, si no hago pie me ahogo. Hace unos años intenté aprender, pero el instructor no tardó en perder la paciencia conmigo y me dio por imposible. Supongo que es mi subconsciente lo que me empuja a imaginar escenas que transcurren alrededor de la piscina. Pero confieso que estuve a punto de no hacer 'Call me by your name' a causa de este asunto.

¿Lo dice en serio? Sí, siento que ya he rodado demasiadas películas sobre gente rica en escenarios magníficos durante el verano. Yo estoy seguro de que podría vivir hasta en la calle, pero mis palabras no les resultarán creíbles a todos los que me consideran un pijo que solo está interesado en el lujo y la belleza. Las críticas no me atormentan, pero no quiero ser visto como un esclavo del hedonismo. Prometo mantener mi cámara lejos de las piscinas durante un tiempo.