Ir a contenido

MINA DE ARGUMENTOS

Stephen King, el rey de las adaptaciones vuelve a la pantalla

Una selección de las 10 mejores películas basadas en la obra del escritor para celebrar el estreno de 'La Torre Oscura'

Juan Manuel Freire

Stephen King, el rey de las adaptaciones vuelve a la pantalla

AP / FRANCOIS MORI

William Shakespeare todavía le lleva ventaja, y acaso Charles Dickens también,, pero Stephen King empieza a acercarse peligrosamente a los dos gigantes de las letras inglesas en cuanto al número de adaptaciones de sus obras al cine y la televisión. Y, desde luego, el autor de Maine puede vanagloriarse de ser el autor vivo que ha visto más veces cómo sus creaciones eran llevadas a la pantalla (ha ocurrido en unas 70 ocasiones, entre películas, telefilmes y series, con fortuna desigual). Cuando acabe el 2017, habrán llegado al mundo dos nuevos largometrajes, otro par de series y un puñado de cortos salidos del universo King. Esto no se para, solo se acelera.

Este fin de semana se ha estrenado en España la discutida (por no decir apaleada) adaptación al cine de su querida saga distópica con aires wéstern 'La torre oscura', mientras que el 8 de septiembre llegará a nuestras salas una nueva adaptación de 'It (Eso)' tras la miniserie que en 1990 protagonizó Tim Curry. Este resurgir de la 'kingmanía' parece una buena excusa para recordar las diez mejores versiones cinematográficas del legado de este genio del terror moderno (una decena entre muchas, seleccionadas con criterio necesariamente subjetivo).

1. ‘Carrie’ (Brian De Palma, 1976)

El primer 'best seller' de King, sobre una joven apocada que responde al 'bullying' con un despliegue de poderes telequinéticos, se convirtió también en el primer verdadero éxito de taquilla del director Brian De Palma. Fue asimismo plataforma para Sissy Spacek, terrorífica y emotiva como la heroína, y un John Travolta que todavía estaba por contraer la fiebre disco. De Palma sublimó un arsenal variado de movimientos de cámara y técnicas, siempre al servicio de la emoción. Ni secuela ni 'remakes' hacían falta.


2. ‘El resplandor’ (Stanley Kubrick, 1980)

Al autor de la novela no le convence, quizá por desviarse a menudo del camino trazado por su texto, pero para el resto de la humanidad es sinónimo de escalofríos. Al menos hoy por hoy, claro. Cuando se estrenó, King no fue el único 'hater': público y crítica fruncieron el ceño. "Cuanto más loco se vuelve Jack Nicholson, más idiota parece", aseguró 'Variety'. Pasados los años, el Jack Torrance de Nicholson se ha convertido en arquetipo de la locura y la posesión, y el filme en general en objeto de infinitas teorías y tesis. 


3. ‘Cuenta conmigo’ (Rob Reiner, 1986)

A principios de los 80, King quiso demostrar que no solo sabía escribir terror publicando una colección de cuatro novelas cortas basadas en las estaciones. Salvo una de ellas, todas se han llevado al cine. Y con buena fortuna. 'El cuerpo' (título, no por casualidad, del cuarto capítulo de 'Stranger things') dio pie a un clásico como 'Cuenta conmigo', historia contada con maestría de cuatro chavales en busca de un cadáver. Sin comida, pero con peine, por si acaso salen por la tele gracias al hallazgo.


4. ‘La zona muerta’ (David Cronenberg, 1983)

En uno de sus escasos pero inolvidables papeles protagonistas, Christopher Walken encarna a un profesor de colegio que despierta de un coma inducido de cinco años con poderes extrasensoriales: puede visualizar posibles desastres. Convertido en herramienta de la policía, se verá arrastrado a un peligro de escala global. Pese a ser la primera película de David Cronenberg sin guion propio, aparecen señas de identidad del autor, como alguna dosis de terror corporal y una historia de amor torturado.


5. ‘Misery’ (Rob Reiner, 1990)

Cuatro años después de 'Cuenta conmigo', Reiner volvía a enseñarnos cómo se adapta a King, esta vez al King canónico, el del terror y la autorreflexión literaria. Kathy Bates, que cinco años después regresaría a los terrenos del autor con 'Eclipse total', era la 'fan número uno' del novelista encarnado por James Caan, al que secuestra y exige el retorno a la vida del personaje que nunca debió enterrar. Escrita por William Goldman, es una cumbre imposiblemente tensa del subgénero terrorífico de la abducción.


6. ‘Christine’ (John Carpenter, 1983)

Por algún extraño motivo, 'Christine' se considera un título menor en la carrera de Carpenter. Un nuevo visionado revela a un director en la cima de su juego: elegante, preciso, avanzando las composiciones en Scope ahora imitadas por tantos jóvenes cachorros… Urge revalidar esta historia de amor obsesivo entre un joven inadaptado (Keith Gordon, futuro gran director de series) y el coche Plymouth Fury de 1958 al que rescata del olvido en un patio desolado. Simplemente alucinante.


7. ‘Cadena perpetua’ (Frank Darabont, 1994)

Morgan Freeman nos hacía creer en la bondad inherente del ser humano en esta especie de 'remake' cristiano (y menos sucinto) de 'Fuga de Alcatraz'. Aunque apreciada por la crítica y nominada a siete Oscar, en su momento no fue un gran éxito de taquilla: su clasicismo perdió frente a la frescura posmoderna de Tarantino y 'Pulp fiction'. Frank Darabont, futuro creador de la serie 'The walking dead', siguió adaptando a King con resultados buenos ('La niebla') y no tan buenos ('La milla verde').


8. ‘La niebla’ (Frank Darabont, 2007)

Ni siquiera unos efectos digitales mejorables consiguen deslucir este tercer cruce de Darabont y King, terror apocalíptico con final inolvidable. Se recomienda acercarse a ella en la versión en blanco y negro localizable en el Blu-ray americano (región libre) del 2008: es la que refleja la visión original del director, marcada por las producciones de William Castle y 'La noche de los muertos vivientes' de Romero. Este año se ha estrenado una adaptación de la 'novella' en forma de serie que ha convencido a más bien pocos.


9. ‘Cujo’ (Lewis Teague, 1983)

Donde la madre preocupada por excelencia del cine de los 80, la excelente Dee Wallace, se parapeta en un coche con su hijo frente a los ataques de un San Bernardo rabioso. Dejando a un lado los innecesarios elementos de crisis conyugal, 'Cujo' es una lección de construcción de la tensión, un crescendo de angustia en el que Lewis Teague usa el fuera de campo de la forma más deliciosamente perversa. El mismo director se encargó dos años después de 'Los ojos del gato', antología de historias marca King. 


10. ‘1408’ (Mikael Håfström, 2007)

La adaptación del repertorio de King más ambiciosa (y conseguida) rodada durante este siglo, con permiso de 'La niebla' de Darabont. John Cusack, cuando todavía no decía sí a todo, era Mike Enslin, escritor de libros sobre fenómenos paranormales que acaba atrapado en la misteriosa habitación 1408 de un hotel de Nueva York. Con guion escrito en parte por los grandes Scott Alexander y Larry Karaszewski y sólida dirección de Mikael Håfström, consigue inquietar, sorprender e incluso (ese final) helar la sangre.