FESTIVAL DE VERANO DE BARCELONA

'Aüc', del micromachismo a la violación

Les Impuxibles estrenan una obra multidisciplinar en torno al abuso sexual en La Seca-Espai Brossa

Las intérpretes, en una escena de ’Aüc’.

Las intérpretes, en una escena de ’Aüc’. / ALFRED MAUVE

3
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

La Seca-Espai Brossa estrena 'Aüc' una nueva obra de creación de Les Impuxibles cuya intención es abrir un debate entorno a la violencia sexual en nuestra sociedad. Se trata de un ambicioso montaje que abarca desde casos de micromachismo, como los que recogían unas chicas con sus smartphones publicado en El Periódico de Catalunya, hasta las violaciones que dejan profundas secuelas. 

Les Impuxibles se han caracterizado por llevar a escena temáticas poco habituales. Su aclamado 'Limbo', por ejemplo, dieron voz a la problemática de quienes no se identifican con su sexo biológico. Y ahora vuelven a enfrentarse a un tema duro en esta producción acabada de elaborar en la fábrica de creación Fabra i Coats, con el apoyo del festival Grec.

"No todos los hombres son unos violadores pero saben que viven en una cultura es permite que ellos lo hagan", denuncia Carla Rovira, autora de la dramaturgia de 'Aüc'. Ha elaborado su trabajo a partir de los testimonios de muchas mujeres, entre ellas una psicóloga superviviente de la violencia sexual y una socióloga.

Con sus aportaciones Rovira ha realizado un montaje donde se mezcla la música, la poesía, la danza y el teatro. Maria Salarich, Júlia Barceló, Olga Lladó y las hermanas Peya, Ariadna, la bailarina y Clara, polifacética compositora y pianista, han hilvanado 'Aüc' intentado hallar el equilibrio justo mostrar hasta qué punto nos este tema afecta a toda la comunidad, se sienta o no víctima. "No es agradable hablar de ello pero consideramos que es necesario", afirman. "Es un tema muy delicado que nadie quiere tocar, que se suele esconder. Nosotras lo queremos iluminar", admite Clara Peya.

ARTE TRASNFORMADOR

Si el teatro, como el arte es un elemento transformador de la sociedad  hay que ser valiente y no temer a la polémica o posible rechazo hacia un sujeto del que se prefiere hablar en 'petit comité' que debatir en público. "Todo el mundo está dispuesto a salir a la calle para defender a los refugiados pero no hacemos lo mismo con quien sufre abusos sexuales", apunta Rovira, autora de 'Most of all, you've got to hide it from the chicks', pieza co-producida por FiraTàrrega y el Antic Teatre y premiada con el FAD Sebastià Gasch a la creación emergente.

Les Impuxibles han intentado llevar a escena el abuso sexual con la mayor delicadeza posible a través de 17 cuadros o situaciones distintas. "La ficción permite mirar el tema de otra manera. La danza y la música nos ayudan a mostrar situaciones duras de forma más abstracta y poética. Con las palabras es distinto, no puedes hacer los mismo". Los ensayos con público les han servido para calibrar el tono del espectáculo. Al principio muchos salían impactados. "Depende de cómo seas y de tus vivencias, el espectáculo te afectará de una u otra manera". Y añade: "Hay momentos de todo, de angustia, de poesía, de calma pero también de humor. El montaje apela al corazón, a la emoción. Uno ha de venir dispuesto a dejarse llevar".

Noticias relacionadas

DEBATE ASEGURADO

El debate post-función está asegurado. De momento, ya lo ha creado en el seno del seno del propio equipo, entre la visión de la aplastante mayoría femenina y la minoría masculina, compuesta por el responsable de iluminación y el de sonido. "Nos acusan de tomar la parte por el todo", confiesa.  "No pretendemos que todo el mundo piense como nosotras pero sí abrir los ojos a lo que pasa a nuestro alrededor, a lo acostumbrados que estamos a permitir que todo siga igual". Y precisa:  "la tendencia a hablar de mal sexo cuando una se ha sentido forzada, agredida o violada es una muestra de dónde estamos".