La jueza amenaza con procesar por desobediencia al MNAC y la Generalitat por los bienes de Sijena

Un nuevo auto pone como fecha tope el 25 de julio para trasladar al monasterio los obras pendientes de devolver

Tres caja sepulcrales del monasterio de Sijena custodiadas por el Museu de Lleida y reclamadas por Aragón.

Tres caja sepulcrales del monasterio de Sijena custodiadas por el Museu de Lleida y reclamadas por Aragón. / RAMON GABRIEL

2
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO / BARCELONA

El juzgado de Primera Instancia número 1 de Huesca, el que instruye el litigio por los bienes de Sijena (un pleito diferente al de las pinturas murales), ha dictado un auto en el que da como nueva fecha tope el martes 25 de julio para que las 44 piezas depositadas en el Museu de Lleida y pendientes de devolver al cenobio oscense sean entregadas al monasterio. De no hacerlo, la magistrada advierte de que "se deducirá testimonio por desobediencia para que procedan los tribunales de justicia conforme a derecho". Es decir, avisa de la posible apertura de una investigación contra los demandados, la Generalitat y el MNAC, por un delito de desobediencia.

Según explica el auto, la Generalitat debe comunicar al Gobierno de Aragón "con antelación suficiente, al menos como muy tarde el día 25 de julio del 2017, el modo en que han pensado proceder al traslado de los bienes sitos en el museo de Lérida, hora de llegada al lugar designado, para poder adoptar las medidas necesarias y para que pueda ser controlado por la técnico designada por el Gobierno de Aragón".

NULIDAD DE LA COMPRAVENTA

Esta es la tercera de las fechas dada para llevar a cabo la ejecución provisional de la sentencia, en primera instancia, que data del 8 de abril del 2015 y que declara nulas de pleno derecho las compraventas realizadas por en MNAC y la Generalitat a las monjas del cenobio entre 1983 y 1994; y resuelve la devolución de los 97 bienes adquiridos al monasterio. La primera, el 25 de septiembre del 2015, fue suspendida por un recurso. El año pasado, el 25 de julio, se cumplió el plazo de la segunda y las 53 obras depositadas en el Palau Nacional regresaron a Sijena. Quedaron pendientes las 44 que reclama ahora el juzgado. Se trata de las piezas depositadas en el Museu de Lleida y que, a diferencia de las del MNAC, están catalogas. 

SIN SENTENCIA FIRME 

Noticias relacionadas

El auto fija la posibilidad de impugnarlo mediante un recurso de reposición en el plazo de cinco días ante el mismo tribunal.  Actuación que la Generalitat, que ayer rehusó comentar la nueva actuación judicial, llevará a término  en el plazo estipulado por la magistrada.  La ejecución provisional de la sentencia significa que las obras en litigio deben ser devueltas al monasterio hasta que haya una sentencia firme (quedan los recursos ante la Audiencia Provincial y al Tribunal Supremo). Si esta finalmente es favorable a Catalunya, ya tomarán el camino de vuelta. Mientras, el Gobierno de Aragón debe velar por su conservación y buen estado.

El conflicto de las pinturas murales de la sala capitular también tiene una sentencia favorable a Aragón en primera instancia dictada en julio del 2016 y una ejecución provisional todavía en estudio.