RECLAMACIÓN

Una jueza ordena la exhumación del cadáver de Dalí para una prueba de paternidad

Una tiradora de cartas de tarot que ya se querelló contra Javier Cercas por considerar que aparecía en 'Soldados de Salamina' presentó una demanda para ser reconocida como hija del pintor

La juez ordena exhumar el cadáver de Salvador Dalí, en una demanda de paternidad. / SERGIO LAINZ-EFE / ATLAS VÍDEO

Se lee en minutos

Una juez de Madrid ha ordenado la exhumación del cadáver del pintor Salvador Dalí y la obtención de muestras de su cuerpo para la práctica de la prueba biológica de determinación de la paternidad de Pilar Abel, una gerundense que presentó una demanda para ser reconocida como hija del artista. Según la demandante, el artista tuvo relaciones sexuales con su madre en 1956, mientras esta trabajaba como empleada doméstica de una familia que veraneaba en Cadaqués. Un tipo de aproximación que no cuadra con el gusto por el onanismo y el 'voyeurismo' que caracterizaban al parecer la vida sexual del pintor.

La Fundació Dalí ha declinado hacer cualquier declaración pero ha avanzado, en un comunicado, que su servicio jurídico interno, junto con el despacho Roca Junyent y en coordinación con la abogacía del Estado, está preparando un recurso "para oponerse a la práctica de esta exhumación". Exhumación que tendría lugar en el Museo-teatro de Figueres, ya que el genio fue enterrado bajo su cúpula.

EFE / ROBIN TOWNSEND

Pilar Abel, la demandante, en Figueres.

Según indica en un auto la juez encargada del caso, "es necesaria la prueba biológica de investigación de la paternidad de Maria Pilar Abel Martínez respecto de D. Salvador Dalí Domenech", al "no existir restos biológicos ni objetos personales sobre los cuales practicar la prueba por el Instituto Nacional de Toxicología". La magistrada ordena, en este sentido, que se libre un exhorto al Juzgado de Figueres (Alt Empordà) para que se proceda a la extracción de muestras del cadáver del pintor y sean remitidas al Instituto de Toxicología.

Inicialmente, en el proceso iniciado el pasado mes de noviembre en el juzgado de primera instancia número 11 de Madrid, se había planteado la posibilidad de extraer una posible muestra de una máscara mortuoria, contemplando la exhumación del cadáver como segunda posibilidad para obtener material genético comparable con el de la demandante.

"EL ADN DIRÁ LA VERDAD"

Pilar Abel ha subrayado tras conocer que la jueza que instruye el caso ha ordenado la exhumación del cadáver del pintor que "el ADN dirá la verdad". En una entrevista con la agencia Efe, Abel ha manifestado su satisfacción por lo que entiende que es un reconocimiento a su "lucha" después de una década de demandas. "Quiero saber quién soy", ha manifestado la que asegura ser hija de Salvador Dalí, según le explicó su madre.

El actual proceso se remonta a abril de 2015 cuando se admitió a trámite la demanda de paternidad que presentó Pilar Abel contra el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y contra la Fundación Gala Dalí, en condición de herederos legales del pintor. En la demanda se incluye un acta notarial de una cuidadora de la madre reconociendo también que le había relatado esa misma historia.

Las partes demandadas en el proceso son los titulares y gestores del legado de Dalí: el Ministerio de Hacienda y la Fundació Gala-Dalí. Pilar Abel reclama, en caso de que se confirme la paternidad, parte de la herencia que el pintor legó al Estado español, incluyendo los derechos de autor. 

Te puede interesar

QUERELLAS ANTERIORES

Pilar Abel presentó hace años otra querella contra el escritor Javier Cercas, pidiendo una indemnización de 700.000 euros por considerar que Conchi, uno de los personajes de 'Soldados de Salamina', una tiradora de cartas de la televisión local de Girona, estaba inspirado en ella misma, ya que compartían ocupación, nombre artístico (Jasmine) y características físicas (tacones y rubio oxigenado). La demanda fue desestimada por el juez, que consideró que, al margen de que el escritor no la conociera, Abel no se podía sentir ofendida porque el personaje de la novela es una "mujer entrañable y a la que se coge cariño".