31 oct 2020

Ir a contenido

TRAGICOMEDIA ESPERPÉNTICA

La confesión de Pujol sube a escena en el TNC

Marc Rosich recrea en 'A tots els que heu vingut' el cataclismo vivido en una parte de la sociedad catalana a raíz de la noticia

Marta Cervera

Mercè Arànega, en una escena de ’A tots els que heu vingut’, de Marc Rosich.

Mercè Arànega, en una escena de ’A tots els que heu vingut’, de Marc Rosich. / DAVID RUANO

El 25 de julio del 2014, Jordi Pujol sorprendió a la opinión pública al confesar que durante 34 años había tenido dinero no declarado en Andorra. El Teatre Nacional de Catalunya revive ahora aquel momento con 'A tots els que heu vingut', una tragicomedia con toques esperpénticos de Marc Rosich (Barcelona, 1973). La acción empieza el día en que saltó la noticia y recrea la conmoción que provocó aquella confesión en muchas familias catalanas.

Rosich, autor y director de la obra, utiliza el 'caso Pujol' para hablar de la sociedad catalana con ironía y humor. "No es una obra de ficción política ni de teatro documental. Es más bien un retrato familiar donde podemos vernos reflejados", explica el autor. "Habla de las alegrías, ilusiones y miserias de un país".

UNA CONVERGENTE DECEPCIONADA 

Rosich habla del impacto que la declaración de Pujol causó en las personas que toda la vida habían votado a Convergència y lo utiliza como espita para hacer aflorar los fantasmas de una familia barcelonesa del Eixample cuya cabeza visible es Magda Casals de Clarà (Mercè Arànega), una abuela septuagenaria fan de Núria Feliu. Para ella, que hace poco ha perdido a su marido, vendedor de la 'Enciclopèdia Catalana', la confesión supondrá un auténtico cataclismo.

Desbordada por los acontecimientos, la mujer decide pasar a la acción de una forma un tanto peculiar: invitando a un sin techo (Carles Gilabert) a instalarse en su casa. Quiere aprender a decir improperios como él, a hablar claro de una vez y a no callarse nada. "Digamos que mi personaje entra en una locura progresiva. Se irá volviendo más  gamberra y pasota", afirma Arànega. "Al final se le ha ido tanto la olla que solo tiene ganas de hacer y decir aquello que nunca hizo en los últimos 40 años", cuenta la actriz, cuyo personaje intentará establecer una relación epistolar con Pujol para poder entender lo sucedido.

GUIÑO ALMODOVARIANO

Las reacciones de la hermana de Magda (Lurdes Barba), de sus dos hijas (Montse Esteve y Àurea Màrquez) y de la nieta que convive con la protagonista (Mireia Pàmies) no se harán esperar. La irrupción en ese universo femenino de un hombre tan distinto a ellas las obligará a tomar posición. "A veces pienso que me ha salido una comedia con un punto pop. También tiene algo de 'Mujeres al borde de un ataque de nervios' a la catalana", afirma el autor. Rosich utiliza extractos de 10 canciones de Núria Feliu como contrapunto. "Su música es como un bálsamo para la protagonista", explica. De hecho, el título de la obra está extraído de la canción 'Ja us he reconegut', de la artista de Sants.

'A tots els que heu vingut' no es el único texto teatral surgido a raíz del 'caso Pujol'. Jordi Casanovas prepara 'Pujol', sobre el ascenso y la caída del líder convergente, cuyo estreno, previsto para el próximo 23 de abril, se ha retrasado.