Ir a contenido

24 consejos de Màrius Serra para exprimir el tiempo

El escritor presenta su último libro pasando el día, trabajando, en el escaparate de Bolíbar

ERNEST ALÓS / BARCELONA

Màrius Serra estará todo el día trabajando en el escaparate de la Ferreteria Bolibar. / FERRAN SENDRA

¿De dónde saca el tiempo Màrius Serra para hacer todo lo que hace (libros, crucigramas, columnas, apariciones en TV y radio...? El secreto lo explica en su último libro, 'D'on trec el temps' (Empúries). Y la presentación, para aprovechar el tiempo, se ha celebrado en el escaparate de la metalístería Bolibar de la Rambla Catalunya, donde ha realizado en público sus actividades diarias (las profesionales, no las de carácter más íntimo?

El libro de Màrius Serra tiene tres niveles de lectura (en función de cómo quiera administrar el tiempo el lector). Dividido en 24 capítulos, cada uno de ellos empieza con una idea expresada sucintamente. "Los lectores de esta autodenominada literatura de autoayuda quizá puedan pensar que va para ellos", ha apuntado Serra. Leerlos supone invertir 24 minutos. Quien quiera más, puede pasar a las siguientes fases, con una ampliación de esta idea o, en un tercer nivel, un cuento o juego creativo interactivo "con voluntad de interpelar al lector".

¿Las 24 formas de aprovechar el tiempo? Calcular el tiempo que supone la lectura de cada libro; hacer diversas actividades simultáneamente (que sean compatibles; ver un partido del Barça y elaborar las parrillas de un crucigrama, sí; ver el partido y crear las definiciones, no); ser absolutamente intolerante con la impuntualidad; procrastinar (de hacer pasar por delante la devoción a la obligación nacen buenas ideas)...

De esta última "receta", dice Màrius Serra, se desprende que no se trata de estrategias ejecutivas para aprovechar al máximo el tiempo, sino también de reflexiones sobre el uso del tiempo (hay un tiempo objetivo y una "sensación del tiempo", igual que hay una sensación términa) en las que se deja margen a la improvisación y a romper las normas. Siempre que quede claro (lo dice Serra como miembro del IEC) que vulnerar las reglas, empezando por las gramaticales, "se puede hacer a partir de su conocimiento y su práctica, no como los farsantes que utilizan la transgresión como cortina de humo para ocultar sus carencias".  

En cuanto al lugar elegido para la presentación... no se trata de exhibirse directamente en la calle; Bolibar tiene un discreto y elegante vestíbulo semiextyerior. "Está bien que la literatura catalana se ponga en el escaparate y al alcance del comercio de proximidad", ha comentado Serra. A un mes de Sant Jordi, puede servir como precalentamiento...