26 nov 2020

Ir a contenido

Cinco claves musicales de la ópera de Verdi

El maestro Riccardo Frizza destaca los aspectos más interesantes de la partiura de 'Rigoletto'

Marta Cervera

Riccardo Frizza, uno de los directores más brillantes de su generación, es un gran conocedor de las óperas de Verdi.  Siente especial predilección por 'Rigoletto', pues con ella debutó con éxito en el festival de Parma del 2001 y en el Metropolitan de Nueva York. El maestro destaca los principales elementos a tener en cuenta en esta famosa partitura. 


1. Una historia "a velocidad increíble"
Más allá de la célebre aria 'La donna e móbile' que el Duque de Mantua canta en el tercer acto, Frizza destaca otros importantes pasajes a los que prestar atención. "En la obra no sobra ni falta ni una palabra". En una carta que Verdi escribió al libretista le pidió que concentrara al máximo las ideas de 'El rey se divierte', de Victor Hugo. "Eso hace que la historia se desarrolle a una velocidad increíble, a diferencia de sus obras anteriores . Y óperas como 'Lucia di Lammermoor' , de Donizetti, que son casi de la misma época no tienen nada que ver".


2. La acción determina el tiempo
"Esta ópera de Verdi resulta muy moderna", señala Riccardo Frizza. El director musical subraya que basta con fijarse sobre todo en el último acto. "Todo se desarrolla a una velocidad casi real. No hay apenas 'tempos' musicales. Es la acción la que determina el tiempo de la música". Y añade: "Es algo increíble y muy innovador, porque hasta entonces siempre había sido al revés: era la música la que determinaba el tiempo de la acción. Lo que hace Verdi en 'Rigoletto' es algo muy complicado".


3. El cuarteto 'Bella figlia dell'amore'
El director musical aconseja fijarse en el cuarteto del tercer acto, 'Bella figlia dell'amore'. "Es una de las páginas más elaboradas de todas las óperas verdianas", señala Frizza. Al oído del espectador puede parecer una composición sencilla, pero son cuatro líneas vocales cada una de las cuales expresa un concepto, un aspecto psicológico totalmente diferente. "Por un lado se acoplan las voces de Gilda y su padre y, por otro, las de Magdalena y el Duque de Mantua. Y el resultado es espectacular".


4. Un retrato de la realidad de su época
De la llamada 'trilogía popular' de Verdi -la que componen 'Rigoletto', 'Il trovatore' y 'La traviata'-, este es, a juicio de Frizza, el título más interesante desde el punto de vista argumental. "En esta obra, Verdi logra trasladar a escena la realidad de su época, algo muy valiente". El maestro subraya que en esta ópera el compositor "va más allá de mostrar la problemática de la sociedad y siempre destaca el trato que en ella recibían las mujeres". No hay que olvidar, añade, que en 'La traviata' la protagonista es una prostituta.


5. Una versión fiel y con menos agudos
Para Frizza, la versión que sonará en el Liceu es la más fiel que ha interpretado de 'Rigoletto'. "Normalmente se lee el libreto de forma muy superficial. Nunca se intenta analizar lo que hay debajo del texto, que siempre es más interesante. El italiano tiene muchos matices y la música de Verdi te indica siempre cuál es el tono". Por eso, "y de acuerdo con Carlos Álvarez", ha decidido suprimir algunos agudos. "Hay cosas que se vienen haciendo por tradición pero que Verdi no escribió. Me fio más de él que de las grabaciones de los años 50".