Ir a contenido

Pleno de 'Moonlight' en los Independent Spirit ¿Le arruinará la noche de los Oscar a 'La La Land'?

Casey Affleck, premiado por 'Manchester frente al mar', denuncia las políticas abominables de Trump

Maren Ade, galardonada por 'Toni Erdmann', lamenta que las mujeres directoras sean anomalía aún

IDOYA NOAIN / NUEVA YORK

Alex R. Hibbert y Mahershala Ali, en una imagen de Moonlight.

Alex R. Hibbert y Mahershala Ali, en una imagen de Moonlight.

Ser independiente en cine va mucho más allá de presupuestos pero cuando una película se hace con millón y medio de dólares y se rueda en 25 días con una sola cámara tiene más boletos para entrar en la clasificación. Esos son algunos de los números de Moonlight, el magno trípico sobre la identidad sexual ambientado en un barrio negro y marginal de Miami que ha rodado Barry Jenkins y que este sábado, en la víspera de unos Oscar adonde llega con ocho nominaciones, ha hecho pleno, seis de seis, en los Independent Spirit, unos premios que ponen como requisito que los trabajos candidatos no superen los 20 millones de presupuesto.

Como recordaba Tarell Alvin McCraney, el coguionista cuya obra de teatro autobiógrafica inspiró el proyecto, “mucha gente rechazó el guion” por miedo al efecto que podría tener en sus carreras vincularse a un proyecto donde la homosexualidad es prominente. Esos miedosos posiblemente hoy estén arrepentidos. Moonlight ha salido de la carpa de la playa de Santa Mónica donde se celebran los Spirit coronada como mejor película y con premios a directorguiónfotografía y montaje. El realizador, el elenco y la directora de casting se llevaron también el premio que se entrega en honor a Robert Altman y si no hubiera sido porque ese galardón descalifica para nominaciones a actores individuales, el barrido podría haber sido aún mayor.

Un año más los Spirit han vuelto a coincidir en muchas nominaciones con los Oscar, y quién sabe si en los premios. El de mejor actriz ha sido para Isabelle Huppert, la protagonista de Elle, que ha asegurado que “el buen cine siempre es independiente”. Y el de mejor actor se lo ha llevado Casey Affleck, también nominado por la Academia de Hollywood por su trabajo en Manchester frente al mar, que ha hecho uno de los discursos más políticos de la fiesta en la playa. “Las políticas de esta Administración son abominables y no durarán”, ha dicho.

También el documental favorito en los Oscar, O.J. Made in America, ha sido el elegido de los Independent, y Toni Erdmann ha ganado en categoría de mejor película internacional (una que pronto tendrá un remake con Jack Nicholson y Kristen Wiig). Y su directora, Maren Ade, se ha mostrado feliz de repesentar a las mujeres directoras, aunque lamentando que esa combinación “aún no es lo suficientemente normal”.

Los otros ganadores han sido Ben Foster y Molly Shannon por sus trabajos de reparto en Comanchería Other people, respectivamente, y Robert Eggers, que con la cinta de terror The Witch se ha llevado los premios a opera prima y mejor primer guión. Y el premio John Cassavetes, que reconoce proyectos realizados con menos de medio millón de dólares, ha ido a Spa night. Ha sido Andrew Ahn, el director de esta producción financiada en Kickstarter y que aborda la historia de un joven queer hijo de coreanos, quien ha dejado uno de los discursos más relevantes políticamente. “Ahora más que nunca es importante apoyar historias que cuentan y tratan de comunidades marginalizadas”, ha dicho. “Contamos historias de inmigrantes, de mujeres, de gente de color, trans y queer. El cine es una herramienta poderosa y humaniza a estas comunidades para que no puedan ser rechazadas, etiquetadas como ‘el otro’. Somos parte de este país y somos innegables”.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.