02 dic 2020

Ir a contenido

HOMENAJE AL BEATO MALLORQUÍN

Un viaje musical al universo de Ramon Llull

Salvador Brotons dirige el estreno en el Palau de la Música de su ambiciosa 'Cantata de Randa'

El Orfeó Català, la Simfònica de les Illes Balears, la soprano Marta Mathéu, el barítono Josep-Ramon Olivé y la actriz Silvia Bel interpretarán la pieza

Marta Cervera

El director y compositor Salvador Brotons con los efectivos que estrenaron ’Cantata de Randa’ en Manacor (Mallorca) el pasado 21 de enero.

El director y compositor Salvador Brotons con los efectivos que estrenaron ’Cantata de Randa’ en Manacor (Mallorca) el pasado 21 de enero.

Salvador Brotons (Barcelona, 1959), compositor invitado esta temporada en el Palau de la Música Catalana, ofrece este fin de semana su obra más ambiciosa, 'Cantata de Randa', una pieza sinfónico-coral realizada en homenaje de Ramon Llull (1232-1316), coincidiendo con el 700 aniversario de su muerte. La obra cuenta con libreto de Neus Dalmau y se sumerge en la apasionante vida del autor del 'Llibre de les Bèsties'.

La obra condensa en menos de una hora (dura 42 minutos aproximadamente), los pasajes más importantes de la existencia de Llull, desde su leyenda de libertino a su trasnformación y conversión a la fe de Cristo. Narra también su visión de las religiones cristiana, musulmana y judía, su retiro en la montaña de Randa para meditar y escribir y sus problemas con la Inquisición. La cantata se divide en nueve partes que siguen cronológicamente la vida y la obra del beato mallorquín.

El propio Brotons dirigirá la obra, interpretada por la Orquestra Simfònica de les Illes Balears, de la que fue titular, el Orfeó Català y los solistas Marta Mathéu (soprano) y Josep-Ramon Olivé (barítono). Él es quien encarna a Llull y se alterna como narrador con  la actriz Sílvia Bel. El libreto incluye pasajes de textos de Llull en catalán antiguo así como de otros poetas anónimos influenciados por Llull y de Joan Alcover.

UN RETO INMENSO

La obra, con una cierta gestualidad para dotar de mayor fuerza la obra en los momentos culminantes, ha supuesto un reto inmenso para Brotons. "Ha sido un trabajo muy difícil. Tuve que realizar una gran tarea de investigación para incluir sonidos de la época, desde el canto gregoriano hasta músicas sefarditas, sarracenas y cristianas, sin tener que recurrir a instrumentos demasiado especiales para no encarecen la producción", destacado el compositor y director, titular de la Banda de Barcelona y de la Sinfónica de Vancouver. La pieza se estrenó el pasado 21 de enero en Manacor (Mallorca) y este sábado, justo una semana después, se presenta en el Palau de la Música (20.30 horas). El concierto se abrirá con 'Reflecting Hamlet', una obra de David León que se escuchará por primera vez en el Palau, y 'La tempestad' y la obertura de 'Romeo y Julieta', ambas de Chaicovski.

"Mi intención era que sonara medieval, que fuera una cantata diferente a lo que había hecho anteriormente", insiste el compositor. "Quería que al escucharla la gente viajara a la época de Llull y pudiera seguir su periplo por el Mediterráneo y por Europa". Neus Dalmau, la libretista, destaca el modo en que ha "fluido" su colaboración con Brotons. "Ha sido un proceso largo pero muy orgánico y dinámico", asegura. La 'Cantata de Randa' arránca con un pasaje que sitúa el contexto histórico en el que nació Llull, tras las convulsiones de la primera cruzada contra los cátaros, y concluye con un gran canto de amor basado en el 'Cant de Ramon' y en fragmentos del 'Llibre d'Amic e Amat'.