CRÍTICA DE CINE

'Pelé': el nacimiento de una leyenda': el genio y la vanidad

Tráiler de ’Pelé, el nacimiento de una leyenda’. (2016)

Se lee en minutos

Puede que lo que esta película cuenta sea fiel a la vida real de Edson Arantes de Nascimento -el niño dotado de habilidades sobrehumanas con el balón que triunfó sobre la adversidad para convertirse en una de las más grandes estrellas que el mundo del deporte ha conocido-, pero por su forma de hacerlo parece inspirarse exclusivamente en las convenciones del 'biopic'. Ahí están, entre otras, la dura infancia en las favelas, la trágica muerte de un ser cercano que resulta epifánica o la figura del mentor que ofrece consejos como “si quieres jugar profesionalmente no puedes sentir vergüenza de quién eres”.

Los directores Jeff y Michael Zimbalist hacen un buen trabajo explicando los pormenores del ginga, el exuberante estilo de juego basado en la capoeira que Pelé popularizó, y su relevancia para el fútbol moderno. Pero, a pesar de estar rodadas con indudable estilización, las escenas de entrenamiento y de juego resultan repetitivas y se ven lastradas por el excesivo tono azucarado o motivacional.

Noticias relacionadas

Más cuestionable aún resulta el -por otra parte previsible- afán hagiográfico. Los Zimbalist retratan el talento de su héroe como una forma de divinidad. Escena tras escena se nos recuerda que Pelé es un fenómeno y una fuerza de la naturaleza, capaz de embriagar de alegría y admiración a quien lo contempla. El recurso narrativo no solo resulta repetitivo sino, considerando que la película ha sido producida por el propio Pelé -el inevitable cameo resulta algo sonrojante-, también bastante impúdico. .

Pelé, el nacimiento de una leyenda ★★

Ver película en la cartelera