Ir a contenido

¿Por qué no se estrena 'Callback'?

Tres meses después de triunfar en Málaga, 'Callback' sigue sin estrenarse. Su director, el barcelonés Carles Torras, nos lo explica

Olga Pereda

Conquistó la Biznaga de oro de Málaga. También el premio al mejor guion y al mejor actor protagonista. Salir por la puerta grande del festival de cine español (el pasado abril) le dio poder mediático: su nombre apareció en los telediarios y abrió la sección de cultura de los periódicos. El mundo del cine dio la enhorabuena a Carles Torras (Barcelona, 1974) por haber parido un 'thriller' atípico rodado en inglés que muestra la bajada a los infiernos de un psicópata que vive en las terribles, extremas, competitivas, clasistas, racistas y ruidosas calles de Nueva York. Han pasado tres meses y 'Callback' -película arriesgada, pero perfectamente asumible para el espectador- sigue sin estrenarse en cines. ¿Por qué?

1. LOS PASILLOS DEL FESTIVAL

Carles Torras es un viejo conocido del festival de Málaga ('Open 24', 'Trash'). En la última edición, volvió a presentar su nueva película -rodada en Nueva York con escasos 300.000 euros bajo el sello de su productora y con ayuda de TV3- sin tener cerrada la distribución. Aprovechó los pasillos del festival, precisamente, para buscarla. Pero no la encontró. Ni siquiera el día del palmarés. "La mayoría de películas van a Málaga con la distribución pactada. Los distribuidores ya habían apostado por algunos títulos y supongo que se llevaron una decepción al ver que el que ganaba era yo. Lo cierto es que 'Callback' no les interesaba. Quizá priman los criterios de comercialidad antes que los de calidad", comenta el realizador a este diario. Acostumbrado al cine de guerrilla, Torras no quiere dar imagen de director llorica. Lo que pretende es analizar cómo está el mercado y pedir un empujón al cine 'indie'. Hay mundo más allá de los filmes producidos y eternamente promocionados por las grandes factorías: Antena 3 y Tele 5.

2. OFERTAS CON TRAMPA

Con sus premios en la mano, Torras llamó a las puertas de los distribuidores. Muchos no se tomaron la molestia de contestar. Otros, los menos, sí lo hicieron. Aplaudieron la película, pero aseguraron que no podían absorber más títulos porque su agenda de estrenos estaba a tope. El cineasta barcelonés sí tuvo ofertas en firme. Pero había trampa. "Lo que me proponían es algo habitual en el cine 'indie' español. Y es que tú corras con los gastos de publicidad y copias. Es decir, tú asumes todo el riesgo. Y ellos, nada. Creo que si alguien está interesado en distribuir una película debería arriesgar también algo, ¿no?"

3. LLAMAR CINE A CINE

Llegados a este punto, Torras pensó en una solución in extremis. Convertirse en distribuidor. Es decir, coger la película y llamar directamente a los cines. Ciudad a ciudad. Sala a sala. Era una opción, sí. Pero titánica y frustrante. "No es el trabajo de un director, es un terreno desconocido y te ves sin fuerzas. La mayoría de los cines tienen compromisos con distribuidores y a ti no te hacen mucho caso", se lamenta.

4. LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

Torras, que como todo director hace cine para que el público lo vea, está en negociaciones ahora mismo con un distribuidor. Parece que hay luz al final del túnel. Eso sí, gracias a una ayuda de las instituciones catalanas. Al tratarse de una producción catalana, la administración autonómica aportaría el 50% del coste que suponen las copias y la publicidad. Si, finalmente (y ya es mucho decir), el acuerdo se fragua, 'Callback' estará en cines. Por fin.

5. LA LUCHA CONTINÚA

La lucha no terminará con ese esperado (e hipotético) estreno. Bregado en el combate gracias a sus dos anteriores películas, Torras sabe relativizar el hecho de no tener distribución. Primero, porque la está tratando de vender a TVE. Segundo porque la carrera internacional de 'Callback' va como un tiro. Acaba de ganar el premio del jurado del festival de Bruselas y está a punto de cerrar su presencia en certámenes "muy importantes". Y tercero porque está negociando con Netflix, plataforma a la que es más fácil tener acceso si la película, como es el caso, viene avalada por premios. Si Netflix compra, la escalofriante (y muy entretenida) historia del psicopata neoyorquino estaría en 137 países y llegaría a millones de espectadores.

0 Comentarios
cargando