Ir a contenido

CITA CON LA HISTORIETA

El Salón del Cómic corona a Gaudí y a Josep Maria Blanco

El Torres y Jesús Alonso ganan el Premio a Mejor Obra en los galardones del certamen, que reconoce además con el Gran Premio al histórico dibujante del 'TBO'

Anna Abella

Viñetas de El fantasma de Gaudí, de El Torres y Jesús Alonso Iglesias, Premio a Mejor obra de autor español en el Salón del Cómic de Barcelona.

Viñetas de El fantasma de Gaudí, de El Torres y Jesús Alonso Iglesias, Premio a Mejor obra de autor español en el Salón del Cómic de Barcelona.
Josep Maria Blanco, histórico dibujante del TBO, Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona.

/

La historia de “un asesino que odia y ama a Gaudí al mismo tiempo”, que ante la huella del arquitecto modernista se siente tan confundido y abrumado como su guionista, El Torres, se ha alzado, con dibujos de Jesús Alonso Iglesias, con el Premio a Mejor obra del Salón del Cómic de Barcelona. Su título: ‘El fantasma de Gaudí’ (Dibbuks), que bien pudo ser, como revelaban los autores en el álbum, ‘Trencadís’, “estupendo para un asesino obsesionado con el artista que hace cachitos a sus víctimas”. El certamen ha coronado además, con el Gran Premio a la trayectoria, dotado con 10.000 euros, a un histórico del ‘TBO’, Josep Maria Blanco Ibarz (Barcelona, 1926), dibujante, entre otras, de más de 500 historietas de ‘La familia Ulises’, mítica serie que continuó a partir de 1969, cuando Benejam ya no pudo hacerlo, pero que en un gesto que le define, nunca firmó por respeto a su maestro. 

Según El Torres, en ‘El fantasma de Gaudí’, un ‘thriller’ policiaco con intriga, terror, pasión y locura, está “la necesidad de comprender y la capacidad de fascinarse, y la rabia por no poder comprenderlo todo”, como las teorías mágico-simbólicas y la “impresionante forma y presencia que el arquitecto más universal le da a Barcelona”. En la historia, un asesino va dejando un rastro sangriento de cadáveres mutilados y torturados que van apareciendo en emblemáticos edificios de Gaudí, el primero, en el interior de la Casa Vicens, en Gràcia. En escenarios perfectamente reconocibles de la capital catalana, una cajera de supermercado, Antònia, salva a un anciano de ser atropellado y asegura que ha visto el fantasma de Gaudí.

Con el premio a Mejor obra, dotado con 10.000 euros, ‘El fantasma de Gaudí’, que también se publica en catalán, se ha impuesto en una reñida edición en la que entre los finalistas figuraban obras de los premios nacionales Paco Roca, Alfonso Zapico, Santiago García y Luis Bustos y Juan Díaz Canales y de autores como Daniel Torres, Álvaro Ortiz, Nadar, Jorge Carrión, Sagar y Rubén Pellejero.

HOMENAJE A BLANCO

El Gran Premio significa todo un homenaje para Josep Maria Blanco, un dibujante y guionista autodidacta que desde sus inicios en los años 50, hasta su jubilación, compaginó su trabajo de contable en un banco con el de historietista. Tras pasar por Bruguera y Toray llegó al ‘TBO’, donde su figura se convirtió en emblemática en series como ‘Los Kakikus’ y ‘La familia Ulises’, de la que tomó el relevo a Benejam, conservando su estilo y espíritu. Allí estuvo hasta 1983, cuando cerró la cuarta etapa de la revista.

Como él mismo siempre ha explicado, Blanco solía frecuentar el café El Oro del Rhin, al que solían ir artistas, y allí, pero también en cualquier terraza de las Ramblas o sentado en la plaza Catalunya, se inspiraba para sus dibujos en los paseantes y en cualquier situación cotidiana que le llamara la atención. Muchos años después usaría aquellas jornadas de observación para el libro de estampas ‘Barcelona de Blanco’. Amaníaco recuperó hace un par de años en libro historietas inéditas de ‘Otto, el cañón’, creadas en 1966 pero que no llegaron a publicarse en el ‘TBO’.

SPIROU, MEJOR OBRA EXTRANJERA

El Premio a Mejor obra extranjera se lo ha llevado ‘Una aventura de Spirou. El botones de verde caqui’, de los franceses Olivier Schwartz y Yann, publicada también por Dibbuks, que con este álbum ha empezado a editar en España la serie del célebre personaje, siempre acompañado de Fantasio. La historia ganadora está ambientada en 1942, en la Francia ocupada, donde Spirou, además de botones del Hotel Moustic, que ha sido requisado por los nazis, es miembro de la resistencia belga. Por su parte, Fantasio trabaja para el diario ‘Le Soir’.

JAVI DE CASTRO, AUTOR REVELACIÓN

El Autor revelación, premio apadrinado por la Fundación Divina Pastora y dotado con 3.000 euros, ha recaído en el prometedor Javi de Castro (León, 1990), que acaba de publicar ‘Que no, que no me muero’ (Modernito Books), con guion de María Hernández Martí. Tras colaborar en fancines y autoeditarse uno propio, ‘Oiga mire’, es autor de ‘Sandía para cenar’ (Thermozero) y ‘La última aventura’ (Dibbuks), junto al guionista Josep Busquet.

FANCÍN Y PREMIO DEL PÚBLICO 

Nimio’, realizado por Anabel Colazo, Ferro, Luís Yang, María Ponce y Núria Tamarit, ha ganado el galardón al Mejor fancín y la votación popular premió ‘Ekhö. Mundo espejo 3’ (Norma Editorial), de Alessandro Barbucci y Christophe Arleston, que, con humor y aventuras, homenajea el cine clásico de Hollywood.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.