Ir a contenido

LA INESPERADA MUERTE DE UN GENIO

Prince, adiós a una fantasía

El músico de Minneápolis, fallecido a los 57 años, concebía el pop como una mezcla de música, arte, moda y otras disciplinas

Vídeoclip de Cream.

Vídeoclip de Cream.
Vídeo de Prince, el príncipe del pop, interpretando Purple Rain (Live-2007).
Prince interpreta Purple Rain,  una canción del género power ballad, que conjuga los estilos rock, pop y gospel.

/

Primero David Bowie, ahora Prince: 2016 será recordado, entre otras cosas, como el año en que perdimos a dos personalidades definitivas de la música popular. Si Bowie dominó los 70 con un continuo de obras maestras, Prince hizo lo mismo en los 80. Ambos experimentaron sin dejar de ser emotivos, solo para serlo todavía en mayor grado. Exploraron la sexualidad desde ángulos en los que el género adquiría fronteras difusas. Vivieron como quisieron y supieron mantener el misterio incluso en una época como la nuestra, en la que todo parece haberlo perdido un poco en aras de una calculada transparencia.

Algunos no querían creerlo. Y que el primer flash informativo viniera de la no siempre fiable web TMZ –por otro lado, la primera en anunciar la muerte de Michael Jackson– ayudaba a mantener un poco la calma. Pero su publicista, Yvette Noel-Schure, no tardó en confirmarlo: "Es con profunda tristeza que confirmo que el legendario, icónico músico Prince Rogers Nelson ha muerto en su residencia de Paisley Park esta mañana, a los 57 años".

Compuso su primera canción a los 7 años y fichó por Warner siendo un adolescente

Prince heredó el nombre y el gen artístico de su padre, un músico de jazz que usaba Prince Rogers como alias para los escenarios. Compuso su primera canción a los 7, y fichó por Warner siendo un adolescente. La discográfica creyó encontrar a la Next Big Thing (y creyó bien) en este joven de voz dúctil (del falsete al barítono sin mover una pestaña) y habilidades instrumentales que redefinían el concepto hombre orquesta. Pero el éxito se le resistió en su debut largo: 'For you' solo llegó al 163 en las listas estadounidenses.

Todo fue progresivamente mejor con los siguientes, pero el estrellato no llegó hasta 1982 y '1999', con el que llegó al top ten de su país por primera vez. El álbum era una obra maestra de funk sintético cuya inspiración melódica y pericia técnica dejaron huella visible no solo en el pop, sino también gran parte de la música electrónica por venir. Todavía hoy se sienten sus efectos, o si no escuchen a los artistas (Blood Orange, How To Dress Well) del llamado R&B alternativo de los últimos años.

El estrellato le llegó en 1982 con '1999', una obra maestra del funk sintético 

En esa época Prince vio el potencial de la recién estrenada MTV y usó el vídeo musical tanto para promocionarse como para extender su mitología: él sabía que, en su estado más fascinante, el pop no es solo canciones, sino un paquete completo en el que también aportan el elemento visual, la moda y, claro, los videoclips.

Uno de sus vídeos clásicos es 'When doves cry', en el que nuestro héroe se daba un baño humeante sin quitarse la bufanda. Imagen de impacto para una canción que llegó al número uno sin necesidad de una línea de bajo. Questlove, líder del grupo de hip hop The Roots, definió una vez este single como "la canción más radical de los primeros cinco años de los ochenta, porque no hay bajo. Escuché una vez la versión con bajo; no me habría pillado. Sin bajo tenía un tacto desesperado, frío. Te hacía concentrar en su voz".

'Purple rain' fue su tema más popular y supuso su exitoso debut como actor 

La canción era uno de los exitosos extractos de la banda sonora de 'Purple rain',musical de 1984 en clave autobiográfica que supuso su exitoso debut como actor. Dos años después era director, no solo actor, de 'Under the cherry moon', película peor recibida cuya banda sonora –el disco 'Parade', tercero con su banda The Revolution– es por otro lado un clásico más en la infinita ristra de ellos grabada por Prince en los 80. El pináculo: 'Sign o’ the times' (1987), una obra maestra en la que confluían con imaginación funk, R&B, rock, psicodelia y algo de blues.

LA BANDA SONORA DE 'BATMAN'

Prince lanzó otros tres discos a solas, incluyendo la banda sonora del 'Batman' de Tim Burton, antes de presentar a su nuevo grupo: The New Power Generation, con el que grabó discos no del todo bien ponderados. Los 90 fueron en general años más caóticos para Prince que los 80, marcados por su enfrentamiento con Warner: en 1993, cuando discutía con el sello por su contrato discográfico, apareció a menudo con la palabra "esclavo" garabateada en la cara. Cambió su nombre por un símbolo, pero ni así logró escapar de su contrato tan pronto como pretendía.

VETO A INTERNET

En su última época, Prince tuvo una relación de amor y odio con Internet y las posibilidades de distribución que ofrecía. Fue de los primeros artistas en vender música exclusiva online, pero en el 2007 tomó acciones para eliminar de la red todos los vídeos e imágenes que tuvieran que ver con él.

Había una pequeña esperanza de entender al genio en toda su complejidad: una anunciada autobiografía que había empezado a escribir hace un mes. Pero, en realidad, el misterio supera a la realidad y a la muerte.

Temas: Prince Música