Ir a contenido

ESTRENOS

Superhéroes contra superhéroes

La reciente abundancia de historias en las que los supuestos buenos luchan entre ellos parece reflejar un clima de escepticismo

Juan Manuel Freire

Superhéroes contra superhéroes

En un margen de unas pocas semanas, habrán pasado por nuestras pantallas -las de cine y televisión o donde sea que ahora consume cada uno sus imágenes- como mínimo tres historias con superhéroes dando tundas no a supervillanos, sino a supuestos colegas de vocación. ¿Qué está pasando? Parece difícil creer en estos personajes cuando se dedican a dirimir sus diferencias brutalmente en lugar de preocuparse por nosotros.

La coincidencia de ‘Batman v Superman: El amanecer de la justicia’ (estreno este miércoles), ‘Capitán América: Civil war’ (estreno, 29 de abril) y la segunda temporada de ‘Daredevil’ (desde el viernes en Netflix) podría reflejar cierto clima de escepticismo. Ya nos cuesta encontrar a los héroes íntegros; solo queda disfrutar viendo cómo se aniquilan unos a otros en mitad del apocalipsis.

El pique de los primeros no debería sorprender en exceso, porque ya viene de lejos y ha tenido escenificaciones tan míticas como la de la miniserie de 1986 'El regreso del caballero oscuro', una de las grandes referencias del director Zack Snyder, quien adaptó a Frank Miller en ‘300’. En otras ocasiones, las palizas mutuas entre ambos iconos se han contado con cierto humor, pero seguro que en el filme de Snyder se imponen las caras de palo y el halo trágico. Lejos, muy lejos, quedan aquellos maravillosos 60 en los que Batman era -en la televisión- una parodia del heroísmo.

BUENOS CONTRA BUENOS

Las recientes películas Marvel proponían cierta ligereza frente a la voluntad tenebrista de DC, pero ‘Capitán América: Civil war’ parece un paso hacia el lado oscuro donde opera la marca competidora. 

En esta nueva entrega de la saga de Steve Rogers, que también puede verse como una cuarta de Tony Stark / Iron Man, el Capitán América envía a su pandilla (que incluye a la Viuda NegraAnt-Man y el Soldado de Invierno) a batallar contra la de Iron Man (que incluye a Máquina de Guerra y Visión), todo por culpa de las diferentes opiniones de ambos héroes sobre un pacto gubernamental que supervisaría los actos superheroicos. 

Daredevil y El Castigador comparten la visión del Capitán América: no creen en la justicia oficial y prefieren actuar por su cuenta, aunque el primero con métodos algo más morales que el segundo. El primero, católico-irlandés de aires intelectuales, se ve las caras con el segundo, exmilitar amigo de las armas y enemigo del moralismo, en la segunda temporada de ‘Daredevil’, recién llegada a la plataforma Netflix. 

Jon Bernthal (antiguo Shane de ‘The walking dead’) da vida al que ya es para muchos el mejor Castigador, por delante de Dolph Lundgren, Thomas Jane y Ray Stevenson. La lucha entre justicieros resulta en este caso más dialéctica que física: gana quien convenza al otro sobre su visión de lo que significan el bien y el mal y cuál es el mejor modo de hacer lo primero.