Ir a contenido

Kevin Spacey: "'House of cards' atrae porque es un retrato de la vida y sus complejidades"

Entrevista con el actor, que vuelve como Frank Underwood en la cuarta temporada de 'House of cards' que emite Movistar+ este sábado de un tirón

Juan Manuel Freire

Kevin Spacey, en una imagen promocional de ’House of cards’.

Kevin Spacey, en una imagen promocional de ’House of cards’.

¿La realidad supera a la ficción? Desde luego, en cuanto a comedia absurda, poco puede hacer ‘House of cards’ contra las elecciones actuales en Estados Unidos. Pero la serie de Netflix –cuya cuarta temporada acaba de estrenar Canal+ Series en España, solo un día después de su salida oficial– cuenta a su favor con personajes más carismáticos, astutos, e interesantes de seguir.      

Desde su aparición en el 2013, creaciones como el presidente sociópata Frank Underwood (Kevin Spacey), su macbethiana esposa Claire (Robin Wright), el maltrecho jefe de gabinete Doug Stamper (Michael Kelly) y otros que ya no están entre nosotros, pero cuyos nombres no mencionaremos, por no arruinar diversión a neófitos, han mantenido a espectadores de todo el mundo pegados a la pantalla. A menudo en maratones insalvables: la serie fue una pionera en el sistema de estreno de temporadas completas y casi inventó por sí sola el concepto “binge-watching”, o “atracón de visionados”.

Para muchos, este fin de semana estará dedicado a la enredadera de contienda, venganza, lucha verbal y quizá cuerpo a cuerpo, a veces en la cama, de esta intriga sin aparente fin. La serie original británica acababa con el protagonista, Francis Urquart, convertido en primer ministro, pero ‘House of cards’ no ha acabado con Underwood hecho presidente: la presidencia solo era el principio. Hablamos con Kevin Spacey, productor además de protagonista, sobre políticos, matrimonios, nuevos fichajes actorales de prestigio y el futuro de la serie.

Parece inevitable comparar ‘House of cards’ con lo que sucede en el mundo de la política real, sobre todo ahora, en tiempo de elecciones. Desde luego, me hacen un gran número de preguntas en las que la gente intenta emborronar las fronteras entre una serie de televisión ficcional y la vida real. Pero está el mundo real y luego está el mundo ficcional, y yo opero en el mundo ficcional de una serie de televisión.

Pero, ¿su trabajo en la serie le ha hecho ver de forma distinta el mundo de la política? Bueno, he estado involucrado en política toda mi vida. Creo en el servicio público. Tengo una actitud realmente esperanzada; soy optimista respecto a lo que podría hacerse en el mundo si la gente se uniera para tratar de conseguir algo que fuese valioso y positivo. Así que me concentro en eso.  

¿Opina que una serie como esta puede mejorar el interés de los estadounidenses y el público en general por los asuntos públicos y políticos? Bueno, ciertamente, ha sido interesante descubrir que la serie ha funcionado muy bien en todo el mundo. Es sorprendente cuál puede ser el poder y el alcance de la serie, a pesar de que se centre en las especificidades de la política de Estados Unidos. Pero también creo que, en gran medida, es una serie sobre relaciones y quizá en ese sentido no importa de dónde seas. No importa qué trabajo tengas, hay política en todas nuestras vidas.

Entonces, ¿diría que ‘House of cards’ es un retrato del poder? ¿O, ante todo, el retrato de un matrimonio? Supongo que, hasta cierto punto, la serie ha tenido éxito por tratarse de un retrato de la vida y sus complejidades. Si la gente puede sentir sus conflictos como cercanos, será porque así es como las cosas suceden en la vida real. Al menos así es como suceden en muchos negocios: hay complicidades, hay gente avanzando y gente, ya sabe, amargada por quedarse en segundo plano. El público reconoce lo que sucede en la serie.

He podido ver el primer capítulo de la cuarta temporada y el personaje de la madre de Claire, interpretado por la gran Ellen Burstyn, parece una fuerza de la naturaleza. Sin entrar en 'spoilers', ¿será una especie de némesis para Frank esta temporada? No puedo hablar de la importancia de la participación de ningún actor en la serie, pero puedo decirle que la señorita Burstyn es formidable. La adoro. Tuvimos la oportunidad de trabajar juntos unos años atrás, en otro proyecto televisivo [el telefilme ‘Cuando te acuerdes de mí’, de 1990], y es una mujer impresionante. Siento una gran admiración por ella e hizo un trabajo fantástico.

Kevin Spacey

ACTOR

"No importa qué trabajo tengas, hay política en todas nuestras vidas"

La quinta temporada será la próxima sin Beau Willimon, su creador y 'showrunner', al frente. ¿Echará de menos a Beau? Echaré un montón de menos a Beau. Puedo entender que esté cansado. Lleva mucho tiempo siendo el 'showrunner' y el guionista jefe y, además, involucrándose en muchos otros aspectos. Nuestro trabajo ahora es hacer todo lo posible para honrar la serie que creó.

Hace poco se reveló un retrato de Francis Underwood en la Galería Nacional de Retratos administrada por el Instituto Smithsoniano. ¿Cómo le hace sentir eso? ¿Un poco como una reliquia? No sé si reliquia sería la palabra, porque la galería es moderna y extraordinaria. Y tienen una larga tradición de retratos de actores metidos en sus papeles, que se extiende hasta el XIX; algunos de los mejores actores estadounidenses y británicos en algunos de sus grandes roles shakespearianos. Pero bueno, este retrato es tan solo una pequeña parte de su galería. Es un lugar de verdad increíble.