Javier Olivares avanza por dónde irán los primeros episodios de 'El Ministerio del Tiempo 2'

La serie de TVE encarará su segunda temporada recuperando el espíritu irónico y aventurero de los primeros capítulos

Sergio Peris-Mencheta, en la segunda temporada de ’El Ministerio del Tiempo’, en el papel del Cid.

Sergio Peris-Mencheta, en la segunda temporada de ’El Ministerio del Tiempo’, en el papel del Cid.

2
Se lee en minutos
ERNEST ALÓS / BARCELONA

La segunda temporada de ‘El Ministerio del Tiempo’, este “milagro” en la TV española actual, dice su productor y guionista, ya calienta motores. Javier Olivares ya ha visto acabados de montar los cinco primeros capítulos. “Estoy muy contento de cómo ha quedado la serie. Hemos ido a una línea, la de los primeros episodios de la primera temporada, de vida, de aventuras, de homenajes a géneros y a series como ‘Lost’, con dramas personales fuertes pero mucha ironía y sentido del humor”, avanza.

La primera temporada estuvo marcada por un golpe durísimo: la muerte del cocreador de la serie y hermano de Javier Olivares, Pablo. “A partir del quinto episodio se convirtió en una maravillosa serie pero que estaba muy marcada por el dolor que sentía por la muerte de mi hermano. Los últimos capítulos son de mucha profundidad sentimental, como el del ‘Guernica’ o el de Lorca. Pero no puedes estar de duelo siempre. Yo intenté ver el capítulo de Lorca y no pude. Era la despedida de Julián de Lorca, y la mía de mi hermano. Ese nivel de drama personal no se puede mantener”.

Olivares nos avanza pistas de los primeros capítulos. “Es una temporada que empezamos con el Cid (Sergio Peris-Mencheta), con la débil línea que separa leyenda e historia. Un capítulo que habla también de lo mal que puede tratar a los héroes España”. El segundo “es un ‘thriller’ puro y duro ambientado en una casa en Madrid en la que hubo asesinatos durante un periodo de 40 años”. En el tercero aparece Cervantes, interpretado por Pere Ponce. “En su ambición de ser un autor teatral de éxito por encima de Lope está a punto de no entregar el ‘Quijote’ a la imprenta y ha de intervenir el ministerio”, explica el guionista.

Noticias relacionadas

El cuarto, prosigue, “es una historia muy bonita de la noche de Navidad que pasó Napoleón en Tordesillas en 1808, en la cual mandó ejecutar a tres soldados españoles, pero, cenando con la abadesa, pasó una noche tan entretenida (hablando, solo, que era una mujer mayor) que los perdonó”. Este episodio, añade, “es un homenaje íntegro a una serie maravillosa como ‘‘Alló, ‘Alló!’; el primer capítulo de comedia-comedia del ‘ministerio’”.

Y de allí pasamos a Nueva York con el escapista Houdini en 1924, cuando invitó a un español que sostenía que tenía rayos X en la mirada para desenmascararlo. “También hablaremos de la gripe española, de los últimos de Filipinas…”, prosigue. Cientos de miles de ‘ministéricos’ deberán esperar aún algún mes para ver estos episodios. Pero ya falta poco.