Ir a contenido

Cambios en el institut de cultura de barcelona

Sureda: «Queremos hablar de culturas, no de cultura en mayúsculas»

La comisionada del Ayuntamiento quiere potenciar la vertiente más social y participativa de la cultura

MARTA CERVERA / BARCELONA

Acabar con la endogamia en la cultura y potenciar su vertiente más social y participativa figuran entre las prioridades de Berta Sureda como comisionada de Cultura del ayuntamiento de Barcelona. «Dejaremos de hablar de cultura con mayúsculas para hablar de culturas», declaró.

Su objetivo es rediseñar el Institut de Cultura de Barcelona (ICUB) para convertirlo en un «instrumento facilitador en el desarrollo de las culturas de la ciudad» más que como productor de proyectos. Entre sus prioridades están integrar a quienes «trabajan en la cultura desde la base» en los órganos consultivos y ejecutivos de los espacios culturales. «Ahora tenemos un tejido creativo riquísimo. Hay que ayudar a su desarrollo y crecimiento», indicó.

Construir nuevos equipamientos no es prioritario y deja aparcado el proyecto de la explanada de los museos en Montjuïc. El objetivo es reforzar lo ya existente y evitar duplicidades. En este sentido, indicó que se replantearán «de arriba abajo» el Museu de les Cultures del Món y el Etnològic de Barcelona, que pasarán a ser «un único ente con dos sedes distintas». También se reformulará Fabra i Coats. La idea es que la fábrica de creación ceda más espacio a la producción frente a la exposición. «Las fábricas de creación han quedado debilitadas por falta de políticas fuertes», lamentó. Su intención es conectarlas más entre sí y potenciarlas para evitar la fuga de artistas.

Sureda desea contar con equipamientos fuertes, autónomas e independientes. «No nos interesa el número de personas que van a un museo sino qué experiencia sacan de ello». Pero es consciente de que para reforzar los equipamientos y combatir la precariedad laboral en ellos, «demasiado instalada en el sector», serán necesarios más recursos económicos. Por ello solicitará «una dotación extraordinaria a los presupuestos» del Ayuntamiento.

DE 13 A CUATRO COMISIONES / El Consell de Cultura cambiará de sistema de trabajo ser más transversal y participativo. Para ello se eliminarán las 13 comisiones sectoriales (cine, teatro, artes visuales...) y se pasarán a cuatro: cultura de proximidad, recursos y sostenibilidad, nueva institucionalidad, y cultura abierta y laboratorios de la ciudadanía. El nuevo plan estratégico a 10 años, Pla de Cultures 2016-2026, marcará el despliegue de las nuevas directrices a medio y largo plazo.

Las subvenciones se agilizarán y simplificarán. En lugar de una única convocatoria anual habrá dos y se impulsarán convenios plurianuales para quienes reciben apoyo desde hace más de tres años. Su concesión dependerá de comisiones externas vinculadas al Consell de Cultura.

Desde el ICUB se quiere apoyar tanto a salas pequeñas de música en vivo y espacios de gestión ciudadana como a los grandes equipamientos publicos. Sureda desea que la gente «no solo se acerque a los equipamientos sino que los invada». Para ella el modelo de equipamiento público a seguir es el del Mercat de les Flors y el Auditori. Ambos han potenciado desde hace años la participación y coordinación con diversos colectivos, así como su vertiente educativa y social.

0 Comentarios
cargando