Ir a contenido

NO SE LO PIERDA

Simenon, otomanos y pasatiempos hipsters

Tres libros muy recomendables

'PEDIGRÍ'
Retrato del escritor adolescente

¿Es esta una de las mejores novelas de George Simenon? Quizá no, pero sí de las más raras y un testimonio único para entrar en su escurridiza psicología. El libro, más extenso que cualquiera de sus novelas duras o de Maigret, nació de la necesidad de volcar al papel sus memorias infantiles y de adolescencia ante lo que él creía una muerte inminente al diagnosticársele una cardiopatía. No fue así. André Gide recomendó a Simenon que reescribiera el texto en tercera persona y lo tratase como una de sus novelas. Así lo hizo con su habitual prosa acerada y se ganó no pocos juicios de difamación por familiares que se sintieron reflejados. Tendrían que pasar muchos años para que Simenon mostrara el desamor de su madre en Carta a mi madre, pero Pedigrí da algunas claves para comprenderlo.

'LA CAÍDA DE LOS OTOMANOS'
Réquiem por un imperio

La caída de los otomanos (Crítica), del catedrático de Oxford Eugene Rogan, podría haber sido algo parecido a lo que hizo François Fejtö en su Réquiem por un imperio difunto por los Habsburgo. Algo de ello hay en su esfuerzo por rescatar un ámbito de convivencia de entre culturas y religiones que fracasó por culpa de unos y otros, con las potencias como principales culpables. Pero en lugar de ese alto tono elegíaco del franco-húngaro encontramos un juego de espejos con el presente (tiempos en que era Occidente quien veía la yihad como arma de guerra, el trazado de fronteras ahora entran en crisis, la denuncia del genocidio armenio) y un intento de ponerse, en el lugar de quienes vivieron esos tiempos, con los súbditos y dirigentes otomanos en primer lugar. ERNEST ALÓS

'CUADERNO DE VERANO PARA ADULTOS'
Los pasatiempos pueden ser hipsters

Que levante la mano quien sienta algún atisbo de nostalgia por los cuadernos de vacaciones de la infancia. Ni siquiera los consumidores más acríticos de la parafernalia EGB. Así pues, diseñar una versión de ese producto para adultos parecía una idea de bombero de los de Blackie Books. Y sin embargo, ha funcionado, y el Cuaderno de vacaciones para adultos de Daniel López Valle y Cristóbal Fortúnez llega ya a su cuarta edición con 50.000 ejemplares vendidos.

Para hacerse una idea: un laberinto casposo para piojos por la melena de Michel Houellebeqc, minibiografías ejemplares de personajes como Florence Foster Jenkins, la peor cantante del mundo, tests de memoria y de agudeza visual con maquillajes de Kiss o caras de Bill Murray, una sopa de letras con las casas de Juego de tronos... E. A.

0 Comentarios
cargando