Ir a contenido

REFERENTE DEL GÉNERO POLICIACO NÓRDICO

Jo Nesbo, el ilusionista

El autor noruego publica 'El murciélago', primer caso de su detective Harry Hole

ANNA ABELLA / BARCELONA

El embrión del «inteligente, tenaz, intuitivo» pero autodestructivo detective Harry Hole se gestó hace poco más de 18 años a bordo de un avión entre Oslo y Sídney. Tras 33 horas de viaje que «dieron bastante de sí»su 'padre', que iba de vacaciones a Australia, empezó a escribir nada más llegar de noche al hotel con 'jet lag' y tuvo un embarazo fugaz de cinco semanas. El bebé se llamó 'El murciélago' (Roja&Negra / Proa) y desde entonces ha tenido descendencia: nueve novelas de una serie negra que lleva vendidos 24 millones de ejemplares. Ese padre es Jo Nesbo (Oslo, 1959), referente del policiaco nórdico con títulos como 'El muñeco de nieve' y 'El petirrojo', que el miércoles estuvo escalando «las maravillosas montañas de Montserrat» y el jueves vivió «entusiasmado» su primer Sant Jordi.

'El murciélago', primera novela en la que aparece Harry Hole, y que le convirtió en novelista, llega ahora a España tras haberse publicado ya la mayoría de la serie. La segunda, 'Cucarachas', saldrá el junio, y la novena, 'Fantasma', en octubre. «No había planeado escribir ningún libro en ese viaje. Una chica de una editorial me había propuesto escribir algo sobre mi grupo de rock [Di Derre], ya que yo escribía las letras de las canciones, pero dije que no porque lo que le pasaba a la banda en la carreteras allí se quedaba. Y en el avión empecé a pensar en una novela negra -rememora-. Lo envié a la editorial creyendo que me dirían 'sigue intentándolo', pero me dijeron que querían publicarlo. Nunca creí que 33 horas me cambiarían tanto la vida».

 

Aborígenes australianos

 

En 'El murciélago' Harry llega a Australia y se hospeda en el mismo hotel y la misma habitación que Nesbo, solo que él ha ido a investigar el asesinato de una noruega que puede haber sido violada. «Le ponen trabas, se mueve en arenas movedizas y se enamora, aunque la historia se dirige hacia el desastre por sus debilidades y contradicciones». Cuenta que escribió sobre lo que fue viendo en Sídney, como «los mitos y leyendas aborígenes» y que descubrió en un museo. «Era distinto a todo lo que yo conocía. Para entenderlo: si en una clase hay 26 alumnos, los que acabarán en la cárcel, drogadictos o suicidádose serán aborígenes. Están en el escalafón más bajo de la sociedad. Tenían entre 600 y 2.000 lenguas tan distintas entre sí como el inglés y el chino y hoy solo quedan tres. Allí puedes llegar a entender a los blancos porque querían intentar crear una sociedad que fuera para todos, pero su historia es un ejempo de que el camino al infierno está lleno de buenas intenciones».

Confiesa Nesbo que de joven hacía campana para ir a hablar de libros y autores como Dostoievski con sus amigos. Mientras ellos soñaban en ser escritores -«aunque empezaron muchos libros que nunca acabaron»-, él pensaba en ser futbolista profesional en Londres. Ahora en cambio, sabe mucho del mal. «El mal que suele aparecer en la gran literatura es el que está pero no ves y refleja las limitaciones y miedos de los personajes. El que yo busco en mis libros es el de esa gente que dedica su vida a infligir dolor y mal a los demás, el sádico, la ballena blanca», como bien aplica en 'El leopardo'.  «Yo creo que hay buena literatura y mala literatura y que, como decía un autor noruego, solo vale escribir de dos cosas, el amor y la muerte», afirma este lector de Jim Thompson, que eligió escribir novela negra «porque funciona con unas convenciones que el lector reconoce» y pensó «que sería más sencillo». «La novela negra es especial, permite una comunicación íntima con el lector. Supone que el autor lo manipula, me gustaba eso, ser un mago, un ilusionista, y sacar algo de la chistera con la mano izquierda mientras el lector te mira la derecha. A los lectores quiero decepcionarlos, alterarlos y darles lo que no sabían que querían». 

Nesbo trabaja ahora en una adaptación de 'Macbeth' a la novela y en una aventura metaliteraria sobre un escritor ficticio. ¿Habrá Harry Hole para rato? «No sé, bueno, lo sé pero no voy a decirlo. Sé que no vivirá eternamente y que cuando deje de existir no resucitará». 

Temas: Jo Nesbo Libros

0 Comentarios
cargando