'DISPAROS EN LA NOCHE'

La cuna de Sam Spade

Primera edición de los cuentos completos de Hammett

Dashiell Hammett.

Dashiell Hammett.

Se lee en minutos

ERNEST ALÓS
BARCELONA

Sesenta y cinco cuentos que permiten ver cómo nació y se desarrolló el oficio del maestro de la novela negra Dashiell Hammett, el detective de la Pinkerton al que la tuberculosis encerró en casa y que tuvo que ganarse la vida escribiendo cuentos para Black Mask. Que muestra cómo a partir de 1922 se plantaron las semillas de las que nacerían sus novelas y personajes como Sam Spade o el agente de la Continental.  Y con ellas, toda una concepción de la narrativa criminal, el hard boiled, la novela de detective duro, calles sucias, crimen violento y mujer fatal.  Son unas sagradas escrituras del género negro de 1.148 páginas que solo se han editado como tales en francés y, ahora en castellano. Disparos en la noche. Cuentos completos (RBA) recoge toda la narrativa corta de Hammett en un solo volumen, en una nueva traducción íntegra a cargo de Enrique de Hériz y con el regalo de ocho relatos inéditos hasta ahora en castellano.

El origen de la edición española es el volumen  Coups de feu dans la nuit, publicado en Francia en el año 2011. Pero con una particularidad. Mientras que los editores franceses recuperaron las traducciones publicadas en su país, añadiendo el trabajo de Lili Sztajn y Jean-Luc Fromental para los textos allí inéditos, en la versión española se han rastreado los originales publicados en EEUU, algunos de ellos solo en revistas, para traducirlos de nuevo, liberándolos de los estragos que sufrieron en tiempos de mucho menos respeto por la dignidad literaria del género negro.

Te puede interesar

«Un trabajo arqueológico brutal», explica De Hériz. Al que es posible que, de toda la producción hammettiana, solo le falte So I shot him, localizado junto con otras 13 historias aún inéditas en inglés y publicado en la revista The Strand en el 2011.

EMBRIONES DE NOVELAS / Según el traductor, volver a las fuentes de la obra de Hammett permite «intuir, acaso por primera vez, el verdadero alcance de la influencia que el autor ha tenido en la literatura posterior», y no solo «en el género específicamente noir». Más allá del disfrute del lector relato a relato, de violencia creciente por las exigencias de las revistas donde publicaba, resulta apasionante rastrear los orígenes de cada una de sus cinco novelas en los relatos que, apunta en su prólogo Richard Layman, fueron no solo literatura de subsistencia la «materia prima» de sus obras de mayores dimensiones: Ciudad de pesadilla y Corkscrew para Cosecha rojaLa cara chamuscada para La maldición de los DainEl precio del delito y ¿Quién mató a Bob Teal? para El halcón maltésMujeres, política y asesinato para La llave de cristal e Incendio provocado para El hombre delgado. Como dice Layton, «una mina de oro».